martes, 28 de junio de 2022

ALMA DE ESCRITORA

Elvira se miró en el espejo como cada mañana, después de tomar su té rojo con cúrcuma, y comenzó su rutina de belleza y maquillaje. Dos horas más tarde sería entrevistada por Carlos Peña, el periodista de mayor éxito en la franja matutina de la radio española. Era una de sus primeras entrevistas en un medio nacional, la más importante hasta esa fecha, desde que su segunda novela, En cuerpo y alma, había triunfado de forma inesperada y se había convertido en el best seller más exitoso de la última feria de Sant Jordi.

Su condición de escritora amateur, y casi desconocida, había cambiado sin entender muy bien la razón, y su rostro y su vida comenzaba a ser motivo de tertulias y comentarios en todo tipo de programas, incluyendo aquellos en los que se trituraba y deglutía la vida de las personas sin importar lo más mínimo lo que sucediera con ellas.

Concentró su mirada. Se hundió en sus propias pupilas a través de la imagen que el espejo le devolvía y se reafirmó, como hacía cada día, desde que decidió llevar a cabo su tránsito.

Estaba segura de que el presentador iba a incidir en su condición y era algo en lo que ella no quería entrar. Su fama, su interés para el público, debía residir en sus novelas, en su literatura y en su forma de contar historias. Pero temía que, una actitud muy cortante o una negativa a responder ciertas preguntas sobre su transición genital, aumentasen el morbo del que ella quería huir a toda costa.

Respiró profundamente. Intuyó que se crearía un ambiente incómodo ante las mismas, porque la radio en la que militaba Carlos Peña no solía ser muy tolerante con ciertos avances sociales, pero ella ya había dado su ok a la entrevista y, por tanto, no podía echarse atrás.

Se centraría en la novela, en la historia que encerraba, en los pormenores que la empujaron a escribirla, en plena pandemia por la COVID-19, durante el estricto aislamiento al que estuvimos sometidos unos meses. Y haría gala de su buena mano para trastear las preguntas incómodas, con elegancia y normalidad.

Eligió el vestido rojo de lamé que le había regalado su novio cuando presentó la novela, los zapatos a los que se subió la primera vez que se puso un tacón, y que significaban mucho para ella como mujer, y se aplicó el mismo color de lápiz de labios. Cuando estuvo lista para salir hacia la radio echó un último vistazo a su aspecto y se sintió confiada y tranquila.

Carlos Peña resultó ser mucho menos retrógrado de lo que ella había imaginado por cuanto había escuchado en sus programas. Cuando se encontraron, tras darle dos besos, él le regaló una sonrisa brillante y cargada de simpatía. Quizá, pensó Elvira, había hecho una tormenta en una taza de té, y todo a priori, antes de conocer al que sería su entrevistador.

Se sentaron en la mesa de la radio y Carlos le indicó los tempos que tendría la entrevista. Le ofreció un café y le regaló un piropo. Elvira lucía radiante y, aunque segura de sí misma, estaba más nerviosa que él.

Faltaba un minuto para entrar en directo en antena. Revisaron si estaban bien microfonados, tomaron aire y…¡Sintonía!

«Hoy presentamos en La mañana de Carlos a una escritora que ha triunfado en la última feria de Sant Jordi. Una mujer espectacular que, con su segunda novela ha dejado obnubilados a los lectores que la han descubierto y que hoy viene a contarnos qué la llevó a escribir una historia tan impactante como la suya, titulada En cuerpo y alma, que tendría que ser lectura obligatoria desde ya en todos los institutos».

Elvira tuvo que obligarse a soltar el aire que había estado reteniendo mientras escuchaba la presentación. Observó cómo Carlos le cogía brevemente su mano y la invitó a que comenzase a hablar. Y entonces, sí, su relajación dio paso a su alma de escritora.

sábado, 25 de junio de 2022

Todos somos culpables - mi crónica de lectura

Comienza esta novela de Alberto Vázquez Figueroa con una sentencia completamente cierta. Todos, todos somos culpables en mayor o menor medida de las injusticias sociales, de la explotación de los más débiles, del auge de los poderosos y de la corrupción.

Quizá nuestra conciencia se tranquiliza con pequeños actos diarios, con una crítica clara hacia la corrupción política, casi siempre cuando ocurre en el partido al que no votamos, o con la clara y enorme distancia que nos separa de los lugares donde la explotación del ser humano débil, tiene lugar.

Pero eso no nos exime de la culpa, ese concepto tan cristiano que en esta novela de Alberto tantas veces aparece.

La doble trama que se solapa es muy interesante: por un lado el conflicto de un mega contrato en Tierra Santa, donde, se pise donde se pise, siempre se molesta a alguien. Siempre hay un interés contradictorio y antagónico que hace que se posicione a favor o en contra de uno mismo. Y en el caso del proyecto de construcción de una desaladora para llevar agua potabla a Jordania ocurre en mayor medida.

Esa subtrama se entremezcla con la del deseo de asesinato de un gran magnate. Un todo poderoso con una fortuna de la que ni es consciente, con influencia política, geográfica y social a todos los niveles de la estructura de la sociedad que, por contraposición, está casado con un alma blanca. Una mujer diez, atractiva, perfecta, pero que, a pesar de su naturaleza buena, acepta vivir con una persona como Romain Lacroix, cuyos negocios generan tanta maldad y explotación como desarrollo.

La tercera pata que une ambas tramas es Gaetano Derderian, un investigador atípico, con principios, quizá en algunos momentos desdibujado pero sin duda impulsor de todo lo que sucede y que trabaja de forma inteligente.

Una novela que se cierra de forma clara y satisfactoria para el lector-investigador. Ágil, entretenida, curiosa por los escenarios donde transcurre y desde luego con un transfondo social claro que nos lleva a la reflexión.

Una vez más, Alberto Vázquez-Figueroa me ha atrapado con su creación.

sábado, 18 de junio de 2022

La ciudad que no descansa - mi crónica de lectura

Como fan incondicional de las novelas del dúo Preston & Child, cada vez que comienzo la lectura de una nueva espero que me arrebate y me cree la imposibilidad de dejar de leer su trama. Y siempre, en las seis anteriores que he leído, sucede. La ciudad que no descansa, no ha sido una excepción.

Y es que Aloysius Pendergast es un tipo del que es fácil quedar prendado. Inteligente, cabal, comedido, con un punto claro de excentricidad, una fortuna desmesurada y ciertos lujos propios de un freak moderno, hace gala siempre de su capacidad de análisis y deducción que le conducen siempre a la resolución de los enigmas que se plantean en cada novela.

Su alter ego, el teniente d’Acosta es mucho más terrenal, más inmediato, impulsivo y, por ello mismo, el complemento perfecto para Pendergast. Como se dice en la contraportada de la novela, “Pendergast es un héroe peculiar, un Sherlock Holmes moderno”.

El ritmo narrativo es siempre intenso en las novelas de Preston & Child. Ambos son, como escritores, maestros en crear una estructura narrativa aparentemente inconexa y que, en torno a la página 270 de las 360 que tiene la novela parece que fuese a ser irresoluble o inconectable.

Sin embargo, el círculo se cierra, macabro, tremendo, inesperado y de forma que el lector, yo en este caso, que he intentado durante toda la lectura aventurar qué y quién están detrás de los asesinatos, consigue un cierto grado de satisfacción doble: La de no haber dado pie con bola en la imaginación del culpable y la de sí haber intuido la línea argumental o justificación de los mismos.

Es algo fundamental en una novela de misterio, que el lector no quede huérfano de éxito y que su intriga camine paralela a la satisfacción de las pequeñas resoluciones o adivinaciones de lo que va a suceder. Y Preston & Child son maestros en ello.

Un acierto, como siempre. Una lectura que recomiendo, fresca, intrigante, atrapadora e ideal para este verano.

sábado, 11 de junio de 2022

Presentación - DONDE LAS ÁGUILAS - El celler de la Ibola - Aín

El viernes presentamos en el Celler de la Ibola, en Aín, el nuevo poemario de Jorge Martínez Zarzoso, de la mano de la editorial Modernidad Líquida. Fue una tarde muy especial. 

PRESENTACIÓN - DONDE LAS ÁGUILAS - AÍN, 10-6-2022

Un escenario ideal, la bodega situada en el comienzo de la Sierra de Espadán, que nos sirvió unos vinos estupendos, la música de Javi, como siempre en las presentaciones de Jorge, la lectura de poemas de muchas participantes, el ambiente de amistad y buen rollo, el atardecer, el amor por la literatura y la pasión que Jorge siempre transmite.

Una vez más, una presentación diferente, muy interesante, en un escenario poco habitual, rodeados de buena gente. DONDE LAS ÁGUILAS. La propuesta de Jorge Martínez Zarzoso por su poesía, publicada con Modernidad Líquida ediciones.

No os perdáis el poemario. Vale mucho la pena.

¡Enhorabuena!

















miércoles, 8 de junio de 2022

Sombras viejas - mi crónica de lectura

Sombras viejas es la cuarta novela que leo de Francisco González Ledesma, después de Historia de Dios en una esquina, Una novela de barrio y Peores formas de morir, todas ellas de la serie del inspector Méndez que tanto éxito le ha otorgado.

Y creo que en esta ocasión he descubierto por qué me gusta tanto cómo escribe. Y es por su atemporalidad. Esta novela que ahora termino de leer fue su primer gran éxito, con ella ganó el Premio Internacional José Janés en 1948 y fue censurada en España durante décadas. Y a pesar de estar escrita en los años cuarenta y retratar el ambiente social de los años treinta en España, podría haber sido escrita el año pasado. De hecho, cuando comencé a leerla no fui consciente, hasta que aparecieron las primeras referencias históricas, de ello. Su lenguaje, su ritmo narrativo, su descripción de personajes, su tratamiento de las tramas es tan actual como las buenas novelas actuales y si comparo el uso del español con otras obras contemporáneas de otros autores, encuentro una diferencia descomunal.

González Ledesma es un escritor prolífico, con casi mil novelas del oeste publicadas bajo el pseudónimo de Silver Kane, que mi padre deglutía a porrillo. Todavía conservo algunas de ellas en la casa de Belchite y en el próximo viaje las voy a recuperar porque nunca me interesaron y ahora, creo que puede ser un buen momento para coger una de esas novelillas del oeste de bolsillo y leérmelas de una sentada, como hacía él antes de que su memoria se acortase al atisbo de la inmediatez.

La obra de González Ledesma es, seguramente inabarcable en una vida como lector, pero es un escritor tan moderno, en su conceptualidad, que siempre vuelvo a él. Hasta ahora, cada verano lo hacía, a partir de ahora, mucho más a menudo.

Siempre digo que las buenas novelas, los buenos libros, los de verdad, son esos en los que el simple placer de la lectura supera la expectativa de saber cuál es el desenlace. Y con González Ledesma siempre me pasa eso. El durante es tanto o más interesante que el qué o el para qué. El disfrute de su lectura, de su narrativa como decía al principio atemporal, su mirada moderna y vanguardista de la novela negra social y su acertada descripción de la sociedad en cada momento.

En Sombras viejas, el polígono formado con los vértices de Paulina, Nora, Enrique Moriel e Ismael Leonardo es como un lego: en ocasiones vira en torno al vértice de Paulina y de su ingenuidad. En otras, hacia el misterio de Nora y su doble vida. A veces hacia Enrique Moriel y su gallardía y en otras hacia el deseo de control de Ismael Leonardo. Una relación podríamos casi decir de poliamor, si estuviese fechada en 2022, aunque fue escrita ochenta años antes. Por ahí tenéis una pista de su vanguardismo cono narrador.

Como siempre, fascinante.

miércoles, 1 de junio de 2022

Descubrimiento musical de junio-2022: Parquesvr

Pocas veces me ocurre, últimamente, que escuche una canción, me dé un chute de adrenalina y me pregunte ¿pero esto qué es? Como dijo la Montiel…

Parquesvr en directo

Parquesvr me ha parecido una mezcla entre marcianada, frescura, desinhibición y conceptualidad. Y es que yo siempre digo que la música para mí es el 90 o el 95 % de las canciones, relegando a ese pequeño 5-10% a la letra. Y sin embargo, un grupo como Parquesvr, que combina la importancia del discurso, con la teatralidad, el absurdo y el rock basan su esencia, o sea, radican su ser mismo, en las letras, llenas de autocrítica, cinismo, ironía y desvergonzonería.

Tendría que decir que Parquesvr es casi inclasificable, porque igual tiran de punk ochentero con baterías y guitarras destroyer (a veces la forma de cantar me retrotrae a La Polla y grupos vascos de aquella época), como de cumbia hiperbailable (e imposible de quitar de tu cabeza una vez que la has escuchado), música pachanguera verbenera, electropop naif o ska.

La primera canción que he escuchado se titula Almodóvor – Amenábor. Toda una declaración de principios. Un pastiche electropop con carga generacional (para comprenderla bien hay que tener cierta edad…). Es pegadiza, bailonga, divertida y optimista.

Su escucha me ha llevado directo a investigar quién son esta gente, Parquesvr, un grupo formado en Leganés con músicos de otros grupos y componentes de Parla y otras ciudades de Madrid. Y, por supuesto, a escuchar su primer disco, publicado en 2019 titulado Talego Quini, compuesto por 8 canciones sin desperdicio:

Los nombres, ambientada en el comienzo del procés. Crítica, acidez pura y socarronería.

Tom Petty o la desaparición de los ídolos del siglo XX

1992, de nuevo la carga generacional. Si tienes menos de 40 no te enteras de qué va esta canción pero si los has superado, su mensaje es brutal.

Conchi, su versión en youtube en directo mola.

Manuel Gavancha es una canción más plana

Ven conmigo (¡que te pires!), pues eso.

Puretrap. Me identifico, me identifico. Me encantaría que me gustara el trap, pero que le vamos a hacer… tengo una edad.

Lance Armstrong – Brutal, mezcla de punk, improvisación, mensaje y teatralidad. Un trallazo que va directo al cerebro y te lo destruye. 

Lance Armstrong

Y para terminar otra canción cargada de crítica (yo creo que autocrítica): Pero… Con una letra brutal y música de cumbia que te mueve a bailar sin parar.

Pero...

La verdad es que este grupo ha sido todo un descubrimiento, un shock para la curiosidad musical que me ha transportado a otras épocas y escenarios, me ha hecho bailar, sonreír, me ha hecho identificarme, me ha descolocado la cabeza y me ha dejado alucinado.

Alucinante es decir poco.

viernes, 27 de mayo de 2022

Presentación IRRESISTIBLES

Este jueves presentamos en el salón de actos del edificio Escola de Doctorat el libro IRRESISTIBLES, publicado por Modernidad Líquida, en el acto de cierre del Curso de escritura creativa de la UJI impartido por Rosario Raro, con la participación de la Vicerrectora de Cultura y relaciones institucionales, Carmen Lázaro.

Fue un acto emotivo en el que tuve la oportunidad de intervenir para hablar brevemente sobre la editorial Modernidad Líquida, explicar cuáles son los ejes fundamentales de actuación de la misma, la sencillez, la claridad y ayuda a las personas que buscan llevar a cabo su primera publicación y también expliqué cómo había sido el proceso de edición del volumen, desde la elección del título, IRRESISTIBLES, continuando con la tónica de los títulos de este curso, terminados todos en IBLES, la elección de la obra gráfica de Paula Catao, que nos ofreció como siempre con su gran generosidad y el proceso de lectura, corrección y edición de los textos y greguerías, novedad de este año muy interesante.

Este es el segundo año que la editorial participa en la edición del volumen que se edita al final del Curso de escritura creativa que imparte Rosario Raro en la UJi (el volumen del año anterior fue IRREDUCTIBLES) y nos gusta mucho haber participado de este proceso.

En el acto participó también Joaquín Camps, impartiendo una master class en la que charló del proceso de creación literaria, su experiencia con las dos novelas de gran éxito que ha publicado con Planeta, y de cómo aparecen los “insights” de repente y en cualquier lugar y cómo hay que aferrarse a ellos para llevar a cabo el proceso creativo posterior.

Finalmente, se entregaron los PREMIOS IRREDUCTIBLES 2021, de poesía y relato galardonados con cheques canjeables por libros en las librerías que colaboran con el curso.

Gracias a la UJI (Autor foto UJI) por sus fotos, algunas de las cuales aparecen en este post y por grabar y publicar en Youtube el acto.

Presentación IRRESISTIBLES

Una tarde muy interesante. Es muy agradable ver la emoción de los autores que ven sus relatos publicados en papel, cómo miman el volumen y cómo se encuentran en él.

Muy agradecidos por darnos esta oportunidad de colaborar, y esperamos seguir haciéndolo en el futuro.

¡Felices lecturas y enhorabuena a los premiados! 







miércoles, 25 de mayo de 2022

SAKURA - mi crónica de lectura

Hacía algunos años que no leía una novela de Matilde Asensi. Sus novelas fueron mis lecturas habituales de adolescencia y juventud: El salón de ámbar, El último Catón, Todo bajo el cielo o El origen perdido, por ejemplo. Novelas que me apasionaron y me hicieron un lector habitual de Matilde. Por distintos motivos llegó ahora a mis manos Sakura, su novela más reciente y comencé a leerla con mucho interés. De inmediato, me transporté a mis veinte y a mis treinta años y comencé a disfrutar de la lectura como lo hice con sus anteriores novelas.

Una vez más, Matilde nos ofrece una novela, diría, que casi se puede calificar como formativa. En el sentido de que además de ser muy entretenida, intrigante, y maravillosamente narrada, se puede aprender sobre muchísimos temas.

En esta novela, la escritora nos sumerge en el mundo de Vincent Van Gogh, a través de su lienzo Retrato del doctor Gachet y su desaparición en Japón, para cuya búsqueda la familia del multimillonario propietario contrata un grupo de expertos, en distintas disciplinas, para que lleven a cabo la investigación o el juego a través de el Retrato de Père Tanguy. Una prueba que estará llena de obstáculos y peligros pero sobre todo de retos intelectuales, algo que siempre me ha fascinado como lector.

Es apasionante haber descubierto la relación intensísima de la pintura de Van Gogh con el arte japonés, la inspiración y fuente del impresionismo del arte milenario del país del sol naciente y Matilde nos da buena cuenta sobre ese mundo, desconocido para muchos en occidente, sobre lo rica y estructurada que es la cultura pictórica de Japón.

A lo largo de las pruebas que los protagonistas tendrán que llevar a cabo descubrimos muchísimas cosas sobre la cultura e historia japonesas, sobre sus costumbres, sobre la religión. Es muy interesante descubrir que menciona también a Tamasaburo Bando, el mejor Onagata, considerado la mujer más bella de Japón, aunque es un hombre, actor del teatro Kabuki, algo que ya descubrí de la mano de Nuria Espert, nada más y nada menos, con quien trabajó en el teatro hace unos cuantos años.

Todo en esta novela me ha resultado emocionante, motivador, intelectualmente interesante y culturalmente entretenido. Una lectura con ritmo, con intriga creciente, con cultura, con información fehaciente, de la mano de la pintura vanguardista del impresionismo, a caballo entre la cultura japonesa, el siglo XIX y XX, la Jakuza japonesa y las relaciones personales. Un cóctel explosivo y super interesante que me ha hecho pasar unas tardes fantásticas.

Una vez más, Matilde, gracias, me has vuelto a recuperar como lector.

lunes, 16 de mayo de 2022

LO ABSOLUTO NO EXISTE - PRIMER POST 13/5/2013

 

Lo absoluto no existe.

Esta puede parecer una frase muy pretenciosa que encierra sin embargo una gran verdad. Cada día me encuentro más cercano al pensamiento relativista en el que todo depende de todo. Nada es absoluto.

Hay muchos ejemplos:

En nuestro entorno más cercano nos puede parecer que vivir en pareja un hombre y una mujer sin estar casados es lo más natural, y eso mismo puede verse como un ultraje a las buenas costumbres en otro país y/o época. Llamar a gritos a un conocido a quien vemos por la calle puede parecer algo gracioso, normal o incluso inaceptable según las costumbres del país donde nos encontremos.

Tocar a una persona, el modo de saludarle, besarle o no, todo ello puede ir del 0 al 100 en una escala de valoración, dependiendo del modo de vida y los valores que cada cultura defienda.

Seguramente encontraremos habitual y lógico matar a una vaca para comernos su carne, cuando en la India se tomará como un sacrilegio. Lo mismo con cerdos, perros y cualesquiera otros animales.

El relativismo se torna extremo cuando se acerca al mundo de las religiones. Hablar de Dios abiertamente y criticarle puede tornarse en una condena a muerte en ciertos países cuando es materia de debate incluso en programas de televisión en el primer mundo.

Ciertamente, es muy difícil, casi imposible, encontrar un valor universal transversal que sea evaluado como un "activo fijo". Algo que se esté donde se esté, y en el momento en que se esté sea siempre considerado igual.

Ni siquiera el derecho a la vida. Sí, algo tan brutalmente obvio, puede pisotearse bajo el denigrante argumento de "salvar el honor de una familia", hecho acaecido este mismo mes en Iran. Ejemplos como ese, pueden entrar en el mismo barbarismo que los países donde existe la pena de muerte o épocas de nuestra civilización donde se ha matado por razón de raza, sexo, religión o condición social.

Así pues, debemos abrir nuestra mente. Nada es lo que nos parece o, al menos, tanto como nos pueda parecer (sea en un sentido o en otro) y, es seguro que si, tras crearnos una opinión sobre un hecho concreto, lo filtramos con la mirada de una persona de otra civilización u época, perderá un alto porcentaje de la misma, tornándose mejor o peor según cuál haya sido el filtro.

domingo, 15 de mayo de 2022

Mr. Wilder & Me - mi crónica de lectura

Desde que descubrí a Jonathan Coe hace ya varias novelas y quedé prendado como lector, siempre tuve la curiosidad de saber si leerlo en versión original supondría para mí tanto placer como hacerlo de sus traducciones al castellano.

Y esta ha sido mi experiencia con la nueva novela de reciente publicación: Mr. Wilder & Me. Una delicia dedicada a Billy Wilder, el afamado director de cine y su relación con Calista, una joven compositora de música para cine que hizo sus pinitos como asesora, traductora, conseguidora de los más variados pequeños recados hasta terminar dedicándose con éxito a la composición de bandas sonoras.

Todo lo que había experimentado con la lectura de las novelas de Coe sigue siendo vigente cuando lo hago en inglés. Además, he comprendido casi el 100% de lo leído. Quiero decir que cuando se lee en una lengua que no es la materna siempre hay un porcentaje que se pierde por el salto idiomático, pero incluso eso ha ido también muy bien.

Jonathan Coe elabora una prosa que camina siempre entre el costumbrismo de una época, la que esté narrando, la fina ironía de sus personajes, el cinismo británico y la sutil complacencia de quienes rodean a los personajes principales.

En Mr. Wilder & Me, por supuesto el centro de la misma es la figura carismática del director de cine, su rodaje de Fedora en distintos escenarios entre Atenas, París y Munich, su propia relación y aproximación al exterminio Nazi y la búsqueda, infructuosa, de su madre en uno de los campos de concentración. Pero esa simbiosis de cinismo y socarronería británica del autor sigue estando presente en los pequeños detalles: En las comidas donde se reúne el staff de la película, en la relación de Wilder con sus asesores, en las reacciones de la propia Calista y en un sinfín de detalles que hacen de la lectura un placer mundano y coloquial.

Esta novela me ha despertado la curiosidad sobre esa “mala” película que parece que fue Fedora, su mal montaje y peor doblaje y ritmo compositivo. Creo que la voy a visualizar a ver.

Hay también una carta, siempre la aparición de este elemento en una novela me fascina, porque es algo olvidado que yo practiqué siempre cuando fui joven, y hay la pasión por el queso, por la charla y por el puro placer del compartir la compañía de otra persona, incluso aunque sea en silencio. Placeres que hoy parecen alejados de la inmediatez e hiperrapidez de las redes sociales.

Mr. Wilder & Me, sea en inglés o su traducción al castellano es, sin duda, una delicia para paladares calmos, a los que les guste la cultura “slow”, a quienes decidan dedicar su tiempo sin prisas y sin multitareas a sumergirse en ella.

Para mí ha sido uno de los mayores placeres de este mes de mayo.

viernes, 13 de mayo de 2022

LOABSOLUTONOEXITE - 9 AÑOS

Hoy, viernes 13 de mayo se han cumplido 9 años desde que comencé a escribir este blog. Han sido muchas las experiencias vividas tras la escritura de los posts, reacciones, comentarios, elogios, críticas, por qué no decirlo, ninguneo también en alguna ocasión, pero sobre todo, y por encima de todo, pasión por el arte cotidiano, por la literatura, la música, el teatro, la videocreación, la naturaleza, la reflexión y el relativismo.

Es una fecha importante. Nuestras vidas son radicalmente distintas a como lo eran cuando comencé esta idea de blog que al principio tuvo unos años un poco descentrados, sin encontrar muy bien la línea central sobre qué temas escribir.

Hoy en día está más que asentado. Es una ventana para la divulgación de cualquier expresión de arte en sus múltiples disciplinas y por ello, ofrece una mirada multidimensional. 

Espero que quienes lo sigáis regularmente o lo leáis de vez en cuando sigáis siendo fieles a él. El espíritu sigue intacto. Sorprender, entretener, divulgar y por encima de todo, sobre todo, relativizar.

ESTADÍSTICAS en estos 9 años:

770 posts

141900 visitas

53 seguidores regulares

Secciones regulares: Descubrimiento musical del mes, Escritores singulares (llegamos a la entrevista número 100), Mandalas, Videocreadores, Crónicas de lectura.

Estos son los 10 posts más leídos. El número indica las miles de visualizaciones obtenidas.




jueves, 12 de mayo de 2022

Descubrimiento musical de mayo-2022: Cigarettes after sex

Es difícil, cuando tu hijo adolescente de catorce años te recomienda un grupo de música que está escuchando, no poner cara de póker cuando descubres que el grupo en cuestión tiene por nombre: Cigarettes after sex (Cigarrillos después del sexo)… Pero entonces se viene uno arriba y pone en marcha la versión más progre y moderna de padre que puede y se dice, escuchémoslos, sin más.

Cigarettes after sex live

Y la verdad es que dentro del marasmo de hiper autotuning, reggaetones varios, urban rap, trap, hip hop y demás moderneces actuales, Cigarettes after sex suenan diferentes, singulares y, quizá lo más importante, atemporales.

Son un grupo estadounidense formado en El Paso (Texas) en 2008 por Greg González. Y su música está conformada por melodías de lo que se podría denominar dream pop, o sea, sonidos etéreos, oníricos y del más puro ambient de los primeros dos mil.

La forma de cantar de Greg es tan particular que por momentos uno no sabe si quien canta es un hombre o una mujer. Es una forma de cantar asincompada, lineal en muchos momentos y para algunos escuchantes quizá repetitiva, pero es esa aterciopelada sincronía la que le da una característica tan peculiar y alejada del mundanal sonido bailongo actual.

Otros críticos musicales más auténticos los engloban dentro de la corriente denominada shoegaze o slowcore, o sea una música lánguida, melancólica, cercana en algunas atmósferas a bandas oscuras y siniestras de principios de los ochenta pero actualizadas a los dos mil veinte y siempre encuadradas en esa voz y esa particular forma de cantar.

Hasta ahora han publicado dos discos. Su debut en 2015: Cigarettes after sex y el siguiente en 2019 titulado Cry que les ha llevado ya a girar fuera de USA, en Asia y Europa, algo nada fácil para una banda tan joven.

Aunque los miembros de la banda han ido cambiando en la actualidad mantienen el germen del comienzo tres: Greg González, alma mater y fundador guitarrista y cantante, Randall Miller, bajista y Jacob Tomsky, batería.

Resulta ahora una interesante incógnita hacia donde evolucionará su sonido, si es que lo hace hacia alguna tendencia o si se mantendrá esa singularidad que los convierte en un verdadero descubrimento musical, el de mayo para mí que me hace mantener la esperanza en los grupos jóvenes, norteamericanos no barridos por la avalancha del sonido repetitivo actual.

jueves, 5 de mayo de 2022

Memorias de una beatnik - mi crónica de lectura

Siguiendo una de las buenas recomendaciones que siempre hace la librería Argot de Castellón, me hice con esta novela publicada por Diane di Prima, la poeta neoyorquina, en 1969.

El libro es bastante singular, pues narra, a modo de diario íntimo, las vivencias sexuales y pasionales de ella misma durante la década de los años cincuenta en Nueva York, en pleno comienzo del movimiento Beat, sin complejos, de forma completamente desinhibida y plenamente libre.

En este volumen, Di Prima explora sin límites la realidad que la rodea en la década dorada americana a través de sus relaciones sexuales con hombres y con mujeres, a través de su amistad con ellos, de la literatura del momento, la música de jazz y los excesos provocados por las drogas y el sexo desaforado.

Lo que más me ha sorprendido de esta novela es su lenguaje, directo, sin cortapisas, sin corrección política. Directo a la yugular, como si de un chute de heroína se tratase. Di Prima lo utiliza, imagino, pues lo está escribiendo como un diario íntimo, donde no debe dar explicaciones a nadie. En realidad es un texto que podríamos extrapolar a cualquier década, salvo por el hecho de que la forma en que se relata el sexo, en sus múltiples formas nos retrotrae claramente a la época previa a la aparición del VIH.

Este libro se suma a una lista de otras expresiones artísticas que me atraen cada vez más a los cincuenta, una década para mí misteriosa en la que cada vez descubro más la explosión artística que supuso, el despertar del rock and roll, la fluorescencia literaria, así como la aparición de una generación que buscaba el hedonismo y la libertad por encima de todo.

Sin duda el mayor descubrimiento ha sido el de su autora, Diane di Prima, poeta, teórica, profesora y activista. En Manhattan, donde se instaló en los cincuenta, entró en contacto con personalidades tan explosivas como las de Jack Kerouac, Allen Ginsberg o Merce Cunningham y enseguida se convirtió en una voz fundamental de la generación Beat. Fue madre soltera, editó la revista The Floating Bear y fundó la editorial de poesía The Poets Press. Además tuvo cinco hijos de distintas parejas y murió en California hace un par de años, en 2020.

Di Prima ha sido, sin duda, toda una explosión de creatividad, reivindicación y libertad. Ya nos gustaría ahora, en plena época de hipercorrección política, disponer de su libertad a todos los niveles. Creo que estamos involucionando… desafortunadamente.


domingo, 1 de mayo de 2022

The Top (The Cure) cumple 38 años

Bananafish bones live

El 30 de abril de 1984 The Cure publicó su quinto disco de estudio titulado The Top. Fue un disco que consiguió una crítica negativa unánime, tanto del público como de la crítica musical especializada. 

Sin embargo, analizado ahora en perspectiva y vista la evolución del grupo, a mí me parece un disco valiente, diría que casi experimental publicado en un momento de desconcierto de la banda, exhausta y rota tras la gira del disco anterior Pornography que dejó a Robert Smith casi en solitario para la composición y grabación del mismo.

Fue una época de múltiples excesos, drogas, alcohol, hiperactividad, doble carrera con sus actuaciones con Siouxie & the Banshees y ese escenario determinó, sin duda ninguna en mi opinión, la composición e imaginería de este disco maldito.

The Top tiene una sonoridad extraña. Para mí es una fuga, una puerta de salida de la oscuridad de los tres discos anteriores hacia algún lado, más melódico y colorista, que en ese momento seguramente todavía no sabían qué era pero que luego se pudo ver que fue el pop más colorista que el grupo consiguió con los discos posteriores.

The Top solo tuvo un single, lo que demuestra que el disco fracasó comercial y musicalmente. The Caterpillar fue ese single que, sin embargo, no es para mí la mejor canción.

Algunas de las canciones que para mí son muy interesantes son: Bananafishbones, mi favorita. Una canción de sonido extraño, inclasificable y casi imposible de describir, con la que estoy preparando un proyecto de videoarte. Piggy in the mirror, con una síncopa muy pegadiza, por supuesto Shake dog shake, la única que el grupo ha seguido tocando en todos sus conciertos, porque es demoledora y atemporal y The Top, la canción que cierra el disco, pausada, pesimista y lánguida, como un adiós a lo que había supuesto la oscuridad de la trilogía Seventeen Seconds, Faith y Pornography.

El disco tiene muchas aristas: La destrucción e inmediatez trallera de Give me it o de The empty world, la musicalidad pop de The Caterpillar o Dressing up, la languidez de Wailing wall (que a mí me recuerda a the Snakepit del Kiss me Kiss me Kiss me) o de The Top, y la genialidad, como he dicho antes, de Piggy in the mirror o Bananfishbones.

Un disco para mí experimental, inclasificable, catalizador del cambio que sufriría la sonoridad del grupo y posiblemente maldito, tanto como para que lo estemos ahora valorando 38 años después.

BANANAFISHBONES

Curl into a ball like you have more fun

That would make it faster

Why do you do it do you act like you?...

 

Don’t fight

Go red and blue and black and white

Sell this sell this

Or leave it senseless like a suck on a gun?

Put a piece of metal in your head you said

Make you dead

Make you hippa hippa hippa hippa

 

A palace of stones

Of your bananafish bones

I’ll buy you a hundred yeard old

To celebrate our difference

Theorise and talk yourself

Until you’re tired and old

 

Disappear everywhere and watch me

Pull my lips apart

Exploit inspire encourage

Be responsible for this

Ha ha

I don’t think

I don’t think

I make use of all this time

Oh kill me kiss me once

And then we’ll throw it away

And then we’ll throw it away

 

Turn off the lights

And tell me about the games you play