domingo, 23 de enero de 2022

I don't like the fake likes


O sea, no me gustan los “megustan” falsos.

Quiero decir que partiendo de que todo lo que pasa en las redes sociales deberíamos ponerlo muy entre paréntesis, llevo un tiempo observando que hay muchos “likes” de pacotilla. O dicho de otro modo, dar un pulgar hacia arriba es muy simple, no cuesta tiempo, no implica nada, menos aún te obliga y realmente es algo por completo vacío de contenido e intención.

He empezado a ser muy selectivo con mis propios “likes”. Y a “deslikear” algunos dados, una vez analizado el porqué lo di.

¿Para qué sirve que yo señale esa opción en un post de Facebook o Instagram de unos de mis “amigos virtuales”? ¿Qué quiero decir cuando lo selecciono? ¿Que me gusta sin más? ¿Que estoy de acuerdo con ello? ¿Que me parece interesante? ¿Que comulgo con la doctrina que implica lo que dice el post? ¿Nada de todo ello sino simplemente se lo doy para que la persona que lo reciba vea que le he dado al like y entonces, espero, ella me dé a mi post uno en algún momento? ¿Quid pro quo virtual?

Vacuidad absoluta, esa es mi opinión.

Vacuidad, superficialidad e indiferencia. Yo creo que eso es lo que esconde el 95% de las interacciones en nuestras redes sociales.

¿Por qué no somos más sinceros? ¿Por qué no acompañamos el like o el pulgar hacia arriba de un comentario real, sobre lo que realmente pensamos? Like, me gusta mucho lo que has dicho, estoy de acuerdo en tu opinión aunque opino que también podría haber otro punto de vista que quizá no has considerado, este, y entonces lo explicas, por ejemplo.

O tal vez, Like: tu foto es genial aunque imagino que habrás estado un par de horas preparando el escenario porque me parece totalmente irreal y artificial la supuesta pose “casual” que has conseguido.

Quizá, Like pero a tu concierto no voy ni loco porque: 1, me da una pereza enorme aunque espero que vaya mucha gente (no tan perezosa como yo);2, realmente no te suelo escuchar porque no me gusta tu música aunque tú me caigas bien pero no sé cómo decírtelo para que no te siente mal; 3, todo aquello que implique más allá del segundo que utilizo en darte un supuesto apoyo virtual no me interesa.

Si analizamos realmente nuestros propios “me gusta”, los que damos a aquellos a quienes seguimos ¿podemos asegurar que realmente nos implicaríamos de forma real (material) tanto como lo hacemos de forma virtual? Si yo pongo uno a una exposición de cuadros, o a la salida a la venta de un disco o a la publicación de un libro o al estreno de una obra de teatro ¿quiere decir que voy a secundarlo con mi presencia física o apoyo material a cada proyecto? ¿O simplemente acalla mi conciencia virtual, esa que nos hemos autoimpuesto para supuestamente hacer como que seguimos muy de cerca a nuestros amigos virtuales, y luego sigo con mi vida, con lo que esté haciendo?

Es para reflexionar, en mi opinión. Analizar qué porcentaje de nuestra actividad virtual en redes sociales e interacciones virtuales tiene luego continuidad en nuestra vida real.

¿Realmente puedo tener 500 amigos en Facebook? Cuando publico algo en cualquier red social y obtengo 40 “me gustas” ¿realmente le gusta a las 40 personas que lo han visto? ¿En serio? No lo creo. Creo más bien que seguimos una inercia artificial e inmaterial que nos permite seguir con nuestras rutinas familiares y personales, en nuestro sofá, mientras hacemos la comida o viajamos o escuchamos música sin más obligación que la de la inmediatez de algo que a posteriori raramente recordaremos y que, posiblemente, ignoremos en un futuro más que inmediato.

Vacuidad, indiferencia, inmediatez, de carácter efímero e irrelevante. Y entonces ¿para qué tanto me gusta? ¿Qué alimentan los “likes”? Nuestro ego virtual, tal vez. O nuestra supuesta clasificación virtual en una escala redsocialenca que parece que todos sigamos.

El absurdo de lo innecesario, de lo vacuo y de lo ficticio. Eso es para mí lo que tantos “fake likes” significan.

Apuesto por la vuelta al realismo, a la cultura “slow”, a la charla real, cara a cara, a la sinceridad entre amigos que entienden la diferencia de criterio, a la autenticidad y a las redes reales, tangibles y vivenciales.

sábado, 22 de enero de 2022

MALDITOS ESCRITORES en Goodreads

 MALDITOS ESCRITORES en Goodreads


MALDITOS ESCRITORES ya está en Goodreads. Os animo a que compartáis vuestros comentarios, críticas, sugerencias y opiniones sobre la lectura de mi nueva novela.

¡Gracias anticipadas a quienes lo hagáis!

miércoles, 19 de enero de 2022

Descubrimiento musical de enero-2022: FEARING

¿Puede un grupo norteamericano sonar como los Cure de los primeros noventa, rememorar lo épico de los mejores discos de Sisters of Mercy, recordar en su voz a los más oscuros Bauhaus y a la vez parecer completamente actual?

Esto es lo que me ha sorprendido de este grupo de Oakland, FEARING,  formado por James Rogers, Michael Fenton, Brian Vega y RJ Philips, todos músicos con una pequeña historia (breve, dada su juventud) en común: Haber girado con grupos de post-punk y hardcore durante sus primeros años veinte.

Cuando plantearon el proyecto juntos comenzaron componiendo música electrónica, dark house y sonidos industriales a los que posteriormente decidieron añadir letras y riffs de guitarra para terminar consiguiendo “su” sonido, el sonido de Fearing.

Su primer disco se titula Shadow, álbum de debut publicado en 2020 con ausencia completa de luminosidad. Diez temas que transitan por la oscuridad aterciopelada de melodías lóbregas, inquietantes y sonoridad superpuesta de instrumentos.

Shadow - álbum completo

A mí me suenan como si toda la rabia y agresividad propia de los grupos de hardcore y punk se hubiese ralentizado y oscurecido de forma electrónica pero siempre recordando de donde venían, de cuales eran sus experiencias primigenias.

Han grabado para un sello de nombre icónico: The funeral party Records, parafraseando a la mítica canción de The Cure de su álbum más oscuro y deprimente, Faith, de 1981.


El sonido que ha logrado Fearing posee una cohesión natural que a otros grupos les lleva años desarrollar. Una parte de sus canciones tuvieron su origen cuando alguno de sus miembros todavía giraba con su grupo anterior, Creative Adult, una banda Punk norteamericana, rara avis en estos 2020’s.


domingo, 16 de enero de 2022

PRESENTACIÓN CASTELLÓN - 16-1-2022


Un domingo de enero, frío, temprano por la mañana, con las precauciones por la expansión de la variante ómicron y a pesar de todo ello, me habéis acompañado en la presentación de MALDITOS ESCRITORES. Gracias a todos los que habéis venido. Ha sido un gran placer disfrutar de vuestra compañía y de vuestras preguntas y comentarios.

El sol nos ha bendecido con su luz y hemos pasado un rato cordial, frente al mar, en un escenario ideal que siempre nos ofrece el restaurante Ri&Co Bistró de Castellón.

Hemos hablado sobre los entresijos de MALDITOS ESCRITORES, de sus protagonistas, cinco escritores, del crimen que encierra la novela, de Pérez Reverte, del proceso de creación literaria y de muchos otros temas que han suscitado una pequeña tertulia.


Solo tengo palabras de agradecimiento hacia vuestra generosidad por haber compartido conmigo y con Andrea (nuestra genial presentadora y maestra de ceremonia) este vermut literario que para siempre quedará en mi recuerdo como un día muy especial.

Espero que os guste la novela y que disfrutéis con su lectura.

De nuevo, mil gracias por vuestra generosidad.






















sábado, 15 de enero de 2022

Entrevista en el programa Quadern en blanc, de TEVE4

 

ENTREVISTA QUADERN EN BLANC

Este viernes el programa Quadern en blanc, de TEVE4 dirigido y presentado por el incombustible Antonio Arbeloa tuvo la gentileza de entrevistarme con motivo de la publicación de mi nueva novela, titulada MALDITOS ESCRITORES.

Fue una charla muy agradable, como siempre con Antonio, un hombre entregado a la promoción de la cultura de aquí en todas sus manifestaciones, la literatura, la música, la escultura, el teatro, el comic o la videocreación.

En la entrevista charlamos también del blog Loabsolutonoexiste, en el que entrevisté al propio Antonio como ESCRITOR SINGULAR-99, e hizo mención, muy amablemente al hecho de que me siga en mis recomendaciones culturales y críticas literarias y teatrales. Muy amable. Se agradece ese seguimiento.

ESCRITOR SINGULAR-99: ANTONIO ARBELOA

El programa puso también el book trailer de la novela que podéis ver también en este link de youtube.

MALDITOS ESCRITORES - BOOKTRAILER

Presentaré la novela en Castellón mañana domingo a las 11 de la mañana en el restaurante Ri&Co Bistro, de Castellón, de la mano de la escritora Andrea Malinowski. Será un vermut literario al que todos los que acudáis estáis invitados.


martes, 11 de enero de 2022

El número 11 - mi crónica de lectura

Comienzo 2022 leyendo a Jonathan Coe de quien me hice fan lector y absoluto seguidor tras devorar El corazón de Inglaterra. Me encantó su ironía y suave acidez al describir la sociedad británica contemporánea pre-brexit y las novelas que ya he leído suyas me han gustado mucho.

En esta ocasión he terminado El número 11, una novela que centra sus historias en la amistad entre Rachel y Alison y a partir de ahí se ramifica en distintas tramas que pasan situaciones y personajes singulares: El “presunto” asesinato de David Kelly, el inspector envuelto en la filtración de datos que pusieron muy en entredicho la existencia de armas de destrucción masiva en Irak (razón aducida por los dirigentes que justificaron la guerra), la participación de una cantante que triunfó con una sola canción en un reality extremo de televisión, y la crítica soterrada a este género televisivo tan del siglo XXI, un profesor que ha vivido obsesionado con una película que se visionó fugazmente en una cadena de televisión solo unos minutos, hecho que la convirtió en maldita, o un multimillonario que contrata a una joven para cambiar el comportamiento de su hijo, para hacerlo “normal”. También ataca a los tejemanejes de la prensa, a través de la poderosa familia Winshaw, de forma nada inocente.

O sea, temas “tabú” o problemáticos como la inmigración ilegal, las ayudas a los inmigrantes, la homosexualidad, la evasión fiscal o el abuso del poder.

Una maravilla a modo de “melange” de historias inconexas pero que tienen un nexo común, la pareja de amigas que finalmente se reencontrarán y que dan solidez a una novela brillante, ácida e hilarante que recomiendo a todo el mundo.

MI próxima parada con Jonathan Coe será en versión original: Mr. Wilder & Me. Promete.