jueves, 26 de noviembre de 2020

Descubrimiento musical de noviembre - Ambient Jazz Ensemble

 

https://www.youtube.com/watch?v=vFkCBscE1H0

El descubrimiento musical de noviembre me ha llevado a reencontrarme con un estilo musical que me fascinó en los primeros dos mil y me hizo creer en la creatividad y singularidad musical de comienzos de siglo.

Lo he hecho de la mano de Ambient Jazz Ensemble, un proyecto del músico Colin Baldry, que acumula una larga carrera como compositor y productor de compañías discográficas tan importantes como RCA, Geffen, Motown, o Virgen & Capitol Records. También ha dirigido la BBC Concert Orchestra o la Orquesta filarmónica de Praga, lo que nos sitúa ante un artista de primer nivel.

El proyecto Ambient Jazz Ensemble fusiona lo mejor de la música cinematográfica, con arreglos de clásica, tintes de jazz contemporáneo y tamizado por los beats y el tempo de la música electrónica, conformando temas evocadores y atmósferas envolventes que transportan a quien lo escucha a otra dimensión.

Ambient Jazz Ensemble (AJE) acredita ya cuatro álbumes publicados: Suite Shop (2014), Suite Shop reworks (2015) que ofrece versiones alternativas, electrónicas y sorprendentes de los temas de su álbum anterior, AJE (2017) y su último lanzamiento, y con el que yo los he descubierto en 2020, Aura, una maravilla repleta de piezas de perfección sonora, melodías primaverales y fascinantes mezclas de sonidos electrónicos, ritmos de soft-house e instrumentos clásicos como arreglos de arpa, saxofón o trompeta.

No exagero si afirmo que Ambient Jazz Ensemble me ha producido una enorme emoción, me ha hecho volver a una época en la que disfruté muchísimo de la música instrumental y me alegro porque tengo cuatro discos por escuchar y disfrutar durante las tardes de otoño.

Definitivamente, la década que hemos comenzado de forma tan tremebunda con el COVID mantiene una esperanza, la de la creación musical y sus sorpresas, como sin duda lo ha sido para mí esta maravilla que os recomiendo a todos para acompañar en la lectura, para la relajación y por supuesto para el mero disfrute de su escucha.

domingo, 22 de noviembre de 2020

LOM-LOE: La n-ésima ley de educación

Pues sí, estaba cantado que este nuevo gobierno (y diría que cualquier nuevo gobierno que haya en España independientemente de su adscripción política) iba a plantear una reforma y una nueva ley de educación. Y aquí está, aprobada ya en el parlamento.

Creo no faltar en exceso a la verdad, cuando digo que la inmensa mayoría de los que critican esta ley (y las anteriores también) no se han leído los 195 folios de farragoso texto legal en el que se incide en todos los temas relacionados con una ley de la educación nacional. Yo lo he intentado, y he desistido en torno al veinte y pico porque francamente, es infumable para un lector ajeno al contubernio legalista de cualquier ministerio.

No soy capaz de evaluar si esta ley es mucho mejor o mucho peor que la del ministro Wert, ni si a su vez la suya, lo fue con respecto a la anterior.

Lo que sí soy capaz es de darme cuenta de que cuando todos los medios de comunicación, sin excepción, se limitan a exacerbar tres o cuatro puntos de la misma, ninguneando todo el resto de la misma, hay una clara intención política y desde luego ninguna intención informadora al ciudadano de a pie. Como siempre, se busca el titular grueso, sin matices.

Así que visto lo visto, considero que lo mejor es plantear el decálogo de la que yo considero debería ser la mejor ley educativa para siempre, sin importar signo político del gobierno ni tiempo en que vivamos, y estaría formada por estas diez ideas básicas:

1.- La ley ha de llevar a la figura del docente hasta la posición de importancia estratégica que tiene para el alumnado. Hay que mejorar muchísimo la valoración de los profesores, dotarles de mucha mayor independencia y responsabilidad y por supuesto mejorar la valoración ciudadana de una profesión tan importante para el futuro de nuestras generaciones.

2.- En consecuencia, la dotación presupuestaria para educación ha de aumentar siempre, cada año, no disminuir, aunque haya crisis, aunque el gobierno aumente su déficit. NO hay excusa ni explicación. Ha de haber más dinero público y los profesores han de tener un sueldo más alto.

3.- La ley educativa ha de incidir y profundizar en fomentar el espíritu crítico de los alumnos, la capacidad de razonar y fomentar el espíritu creativo en todas sus áreas y etapas educativas, así como la cultura del esfuerzo y el sacrificio por la búsqueda de un objetivo.

4.- La ley educativa ha de asegurar el aprendizaje integral de tres lenguas como mínimo: Castellano, Lengua cooficial en las comunidades autónomas que la tengan e inglés. Lo ideal sería que las lenguas cooficiales pudieran estudiarse también como asignatura complementaria en aquellas comunidades que no lo son. Más en este caso sí es más.

5.- La ley ha de asegurar la máxima integración de la discapacidad en los centros de educación pública, apoyando a las familias en todos los niveles.

6.- La ley debe garantizar una educación pública, gratuita y universal para todos los niños sin excepción y sin barreras de ningún tipo, ni social, ni económica o de cualquier otra índole.

7.- Una educación pública en un país laico no puede impartir la Religión como una asignatura obligatoria, pero debe ofertarla como optativa.

8.- La ley debe fomentar la educación de todos los niños y niñas en la igualdad como personas, por lo que la segregación por sexo ha de ser excluida de la financiación pública.

9.- Si conseguimos una ley de educación pública verdaderamente universal y de calidad, el concepto de educación concertada queda vacío y no será necesario que exista.

10.- La ley ha de alcanzarse por consenso de todas las fuerzas políticas y el mismo ha de mantenerse a lo largo de las distintas legislaturas sin que el cambio de signo político del gobierno les afecte.


ENTREVISTAS SINGULARES-93: FRANC MURCIA

Franc Murica es un ESCRITOR SINGULAR. Escritor catalán con varias novelas ya publicadas, yo lo he descubierto gracias al fantástico blog #Librospordoquier, y a través de la novela Orillas Profundas, (de cuya lectura publiqué mi crónica en este mismo blog)

https://loabsolutonoexiste.blogspot.com/2020/10/orillas-profundas-mi-cronica-de-lectura.html

de tremenda factura , segunda entrega de casos del inspector Cantos. Franc reconoce estar influenciado por escritores de novela negra tan importantes como Francisco González Ledesma o Vázquez Montalbán, buen par de referentes.

Franc ha incursionado en el terreno de la novela negra con maestría, creando un investigador singular, con un perfil atípico pero muy humano y llevando a cabo dos líneas de investigación superpuestas y fluctuando entre el presente y el pasado.

Otro mérito de Franc es que ha conseguido el éxito a través del boca-oreja, pues Orillas Profundas es una novela utopublicada en Amazon que ha ascendido muchos peldaños para colocarse en el Top 10 durante meses, síntoma incontrovertible de la calidad que tiene y que nos ha atrapado a todos como lectores.

En esta ocasión y a partir de la frase que le planteé, Franc ha construido un relato inquietante que nos lleva a una reflexión de difícil consideración, relacionado con la muerte. Leedlo. Es muy sorprendente.

Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación.

 

El relato

Recordó lo que aquella anciana le había susurrado al oído: que podría saber si su pareja decía la verdad cuando aseguraba que no había vuelto a ver a su ex. O lo que hablaron de él en aquella reunión de amigos a la que no asistió. O conocer la opinión que sus textos despertaban en los editores que rechazaban su manuscrito. Y tan solo instalando la aplicación BRUJA24/365. Solo debía tener los contactos en la agenda y la herramienta se encargaba de generar un informe detallado con todo lo que la gente habla de ti cuando no estás. Era increíble. El precio no suponía un problema. Tenía claro que todo el mundo vendía su alma. Lo que no acababa de convencerle fue lo que le propuso del día de su funeral. Que le conseguirían un vídeo con los momentos estelares del evento y que incluiría: tanatorio, reacciones ante la noticia y funeral. Los últimos avances neurológicos habían conseguido que el cerebro recibiera información durante un breve espacio de tiempo después de morir y, a través de una simple inyección, conseguirían que visualizase el vídeo llegado el momento. Sería lo último que viese. Su despedida de la vida. Lástima que le dieran tanto pavor las inyecciones. Era algo que le daba repelús, por muy muerto que estuviese.

 

ENTREVISTA SINGULAR – FRANC MURCIA

1.- ¿Cuál es el principal motivo que te empuja a escribir? ¿Recuerdas cuál fue la primera vez que comenzaste algún texto? ¿Lo guardas todavía? ¿Te atreverías a publicarlo a modo de relato?

Una necesidad imperiosa de intentar explicar las cosas que me zarandean y me conmueven. De explicar ese sentimiento. Sí, estaba en EGB (Ya lo sé, soy muy viejo). No, no lo recuerdo, era una historia que hoy sería encasillada como distopía. Sin antes revisarlo, no ;)

 

2.- Imagina que tuvieras la posibilidad de publicar un libro con una editorial de tirada nacional y tuvieses libertad para elegir el género y la temática. ¿Cuáles serían y por qué?

El género sería seguramente el de literatura general. Elegiría una editorial independiente que cuidara al autor y, sobre todo, sus textos.

 

3.- Te pido que seas tu crítico/a más duro/a. Dinos qué se te da peor a la hora de escribir y cómo intentas resolverlo.

Me cuesta que las historias tengan la extensión adecuada y, muchas veces, explicarme con claridad. Al saber en mi interior lo que quiero decir, en ocasiones se me pasa por alto que el lector no es consciente de ello.

 

4.- ¿Cómo sería tu presentación ideal de un libro? Quiero decir, qué elementos tendría que tener para que resultase interesante, amena y entretenida.

Corta, con humor, música y alguna sorpresa

 

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Tanto digital como en papel, resulta muy difícil elegir qué leer ya que normalmente nuestro tiempo de lectura es limitado. En tu caso, ¿cuál es el criterio que sigues para la elección de una próxima lectura?

Recomendaciones en blogs, tiendas o de personas cercanas. Otras veces, en la biblioteca o la librería me dejo llevar por el instinto

 

6.- Vivimos en el mundo de la hiper conexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.

Sí, las utilizo, para promocionarte tienes que estar en RRSS. Las redes son complicadas y peligrosas, pero lo que me parece más interesante es la gente que hay en ellas. Ya sea en Facebook o twitter (son las que utilizo).

 

7.- ¿Cómo te calificarías como lector/a? ¿Qué géneros te gustan? Y ¿en qué momentos disfrutas de la lectura?

Me gusta la metaliteratura y la novela negra, pero no le hago ascos a nada. El momento depende, básicamente cuando puedo, preferiblemente por la tarde.

 

8.- ¿Cuál es tu secuencia a la hora de estructurar una novela, o el género que escribas? Me refiero a cuál es la cadencia de creación: ¿Primero los personajes, o el conflicto principal, o el final, o cómo lo acometes?

El final es lo último. Espero a que la historia me dirija hacia él. Primero necesito tener un mapa del libro, la estructura y el conflicto personal y, de ahí, detecto qué personajes ha de tener. Pero no sería la primera vez que en mitad de la trama veo que tiene que haber algún que otro personaje más para ayudar a que se desarrolle adecuadamente

 

9.- Me gustaría que definieses ese momento en el que das por finalizado un libro. El momento final, cuando recibes las galeradas y les das el último ok.

Poesía. Como cuando esperas en el aeropuerto que llegue alguien al que echabas mucho de menos y puedes abrazarlo. Redescubrir su sonrisa, sus gestos y sus pequeños defectos que no te importan demasiado.

 

10.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

 

a) Recomiéndanos un libro y el motivo por el que tendríamos que leerlo.

La conjura de los necios. Lo tiene todo y es alucinante. Imperdible.

 

b) ¿Cuál es tu escritor/a favorito/a?

Va según la época. Ahora no tengo uno predilecto. Pero han sido, por orden: ML Estefanía, Twain, Delibes, Marsé y Irving y Auster

 

c) ¿Qué opinas de los blogs literarios?

Me parecen muy interesantes. Ayudan a la difusión cultural y a los lectores a encontrar libros, tesoros ocultos que, de otra manera, difícilmente sería posible.

 

d) Un libro que no hayas podido terminar de leer.

Últimamente, muchos. Pero creo que es más culpa mía que del libro. Es una cuestión de tiempo y de poca paciencia. Antiguos, creo que El mal de Portnoy de Philip Roth.

 

e) Un deseo literario para el próximo año

Que las historias de Frida y el inspector Cantos acaben de despegar

 

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.

El nivel de manipulación al que estamos sometidos.

 

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular

Have you ever seen the rain?

 

h) Las 3 características que debe tener para ti un buen editor/a.

Olfato, mano izquierda y altruismo literario.

 

11.- Tu última novela publicada se titula Orillas profundas, que me ha encantado. ¿Nos podrías contar un poquito cómo se gestó tu idea de esta novela?

En principio, y aunque parezca contradictorio con lo que he dicho antes, pensé que era de obligado cumplimiento que fuese un personaje muy poco común, que no estuviese localizado en EEUU, así que elegí que fuese local, del entorno que mejor conozco y, por último, que tuviese crítica social. En literatura casi todas las historias ya están contadas y, en el género negro y criminal, aún mucho más. No hay demasiado margen para ser diferente, así que pensé que el efecto tenía que venir principalmente por parte del protagonista. En origen, la historia no iba a ser una novela, sino un relato. Pero causó tanto impacto que me dejé llevar por los cantos de sirena y me aventuré a que se convirtiera en novela.

 

12.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.

Haces unas preguntas muy difíciles. Creo que voy a suspender… Tengo tres hijos, la mayor vive a 600 kilómetros y no nos vemos mucho. La escena sería esa que te he explicado en la novena pregunta, pero cuando llega a casa y está esperando el resto de la familia. Por fin estamos al completo.

 

viernes, 20 de noviembre de 2020

El viaje de Marcos - mi crónica de lectura

¡Qué agradable sorpresa ha sido esta novela de Óscar Hernández Campano y cómo la he disfrutado en audio, a través de Storytel!

Cuando a uno le parece que ya lo ha descubierto todo, como lector, cuando crees que una novela ya no puede sorprenderte, llega el destino o la casualidad, y te pone delante de las narices una sorpresa que te hace desdecirte de tu creencia. Y eso ha pasado con El viaje de Marcos, una fantástica novela romántica con mayúsculas.

Y aunque a mí no me gusta demasiado el género romántico, he de confesar que esta novela me ha fascinado. Su historia de amor es perfecta: la aparición de un amor eterno que duró un fin de semana, saltos en el tiempo al presente y a 1970, cuando sucedió todo, un tren que recorre estaciones y pueblos, hasta llegar a Molinos viejos, en pleno corazón de La Mancha, un pequeño lugar en el que todos se conocen y donde la asfixia del régimen franquista cumplirá como mala de la novela. Marcos realizará un viaje iniciático, descubriendo su propia sexualidad, sufriendo la intolerancia y la discriminación que marcará el devenir de su vida y de la de los que le rodean. Y todo ello nos lo cuenta el autor entre vivencias de noches veraniegas, las noches interminables y deliciosas de un verano entre trigales y estancos, con la inquietud de la juventud, las pasiones, y la necesidad de querer vivir, de nutrirse de vida y experiencias continuamente.

Esta novela ganó el Premio Odisea en 2002 y se ha convertido en un referente de la literatura LGTB en castellano, etiqueta que a mí personalmente no me gusta ya que para mí es una gran novela romántica, sin más.

Yo la he escuchado casi de un tirón, en Storytel, la plataforma de audiolibros que tanto me acompaña en mis viajes y puedo decir que ha sido como un serial radiofónico al que me he mantenido atrapado sin poder dejarlo, siguiendo a Gus y Marcos y Alex y sus andanzas por Molinosviejos, siempre tutelados por la abuela Palmira o la prima Elena.

Recomiendo a todo el mundo su lectura. Porque nos reconcilia con las historias de amor, de amor verdadero, quizá un poco ingenuo pero indudablemente auténtico, tanto que parece real.

 

 


martes, 17 de noviembre de 2020

La Lotería

Siempre he creído en la teoría matemática de las probabilidades. Esa que nos dice que, en todo en la vida, en el universo y en la naturaleza hay una compensación, un balance de signos que intenta mantener un equilibrio entre lo bueno y lo malo, con orden y regularidad, marchando entre lo estimado y lo aleatorio.

Los fenómenos deterministas nos permitirían tener una vida parametrizada, sin sobresaltos, con previsión y sin aleatoriedad. Sin embargo, el azar campa a sus anchas por el mundo en que vivimos. Algunos le llaman suerte, otros tantos, destino, y para mí no es más que el porcentaje complementario al contrario de que suceda una determinada cosa.

Ello me lleva a tener mi propia teoría de la felicidad: cuando estoy enfermo, en el fondo, estoy feliz, porque sé que o bien otra persona, en otro lugar, estará curándose, o bien yo mismo, en un futuro cercano recibiré una alegría vital.

¿Qué se me rompe algo por accidente? No pasa nada, síntoma de que un acontecimiento positivo me circundará más pronto que tarde.

¿Qué recibo una mala noticia? Es para mí augurio de una buena noticia posterior que compensará las consecuencias o agravios de la negativa sin ninguna duda.

Tampoco paso pena cuando siento tristeza, ya que no es más que el sentimiento complementario al de la alegría que me retornará en cualquier momento y, si no lo hace durante una temporada, estoy convencido de que otra persona, quizá necesitándolo más que yo, será feliz y podrá abandonar su propia tristeza.

Es una filosofía muy “ad hoc” para alguien que milita en el relativismo como yo. Que defiende siempre el punto de vista relativo de todo aquello que acontece o que lleva a cabo, con espíritu crítico pero comprensivo y con argumentación aceptable en uno u otro sentido.

Muchos me llamarán tibio, sobre todo cuando aplico esta filosofía a la política. Otros, me tildarán de ambiguo, dirán que tengo poco carácter, tal vez, aunque yo prefiero decir que vivo una realidad líquida, a la que soy capaz de adaptarme en cualquier circunstancia.

Y todo ello me lleva al concepto de suerte, esa que todo el mundo anhela tener en todo momento y situación. La que nos conduce en masa a los juegos de azar, a los concursos, sorteos y por supuesto a la lotería de Navidad. Sí, la lotería de toda la vida con la que alguno sueña siempre con hacerse millonario y retirarse. Yo también acudo a ella, con fe. Compro un par o tres de decimitos, en mi trabajo, en el fútbol de los niños o el colegio, pero mi objetivo y mi anhelo son muy diferentes: Siempre que juego a la lotería mi deseo es que no me toque, porque tanto o más, me será correspondido por otro lado en mi vida, así que cada veintitrés de diciembre, cuando ya he revisado toda la pedrea y certifico que no me ha tocado ni un euro, respiro con alivio y sé que, entonces ya lo puedo decir, me ha tocado mi propia lotería un año más.

domingo, 15 de noviembre de 2020

Mandala de noviembre-2020

 


El mandala de noviembre se asemeja al arte de las vidrieras, inspirado en la altura, luminosidad y colorido de los vitrales de las grandes catedrales góticas.