sábado, 4 de febrero de 2023

Descubrimiento musical de febrero-2023: NORMAN BROWN

 

https://www.youtube.com/watch?v=U1_EDIewFco

Este invierno el frío intenso y la vuelta a mis viajes internacionales de largo recorrido me ha conducido a la búsqueda de músicos de jazz contemporáneo que me calman el espíritu y me dan sosiego cuando afronto el estrés de un viaje de trabajo.

Y así he descubierto a un músico de mi quinta, buena cosecha 1970 por cierto, Norman Brown, compositor, guitarrista y vocalista de Shreveport, en Louisiana. Sus primeros pasos en la música fueron a través de versiones de estándares de Jazz clásico tocando la guitarra con la que comenzó muy pronto, siendo un niño intentando emular a Jimmy Hendrix, George Benson o West Montgomery.

Y en 1992 salta a la fama con su primer disco titulado Just Between Us, en el que colaboró con grandes artistas del Jazz, con temas propios y versiones de Earth Wind and Fire y de Steve Wonder, nada menos.

Pero fue en 1996 con su disco After the Storm cuando saltó realmente al elenco de las listas de Jazz contemporáneo, al ser nominado como disco del año y permanecer en las listas durante más de dos años.

Ha ganado muchos premios, como el American Jazz Award de guitarra en jazz contemporáneo o el Grammy en 2002 con su disco Just Chillin.

En 2002 se unió al supergrupo de jazz contemporáneo  BWB, junto al saxofonista Kirk Whalum y al trompetista Rick Brown y desde entonces ha alternado sus colaboraciones en este grupo con sus discos en solitario.

Y sus colaboraciones actuales incluyen nada menos que a Peter White o Jeff Lorber.

Mi descubrimiento ha sido a través de su disco After the storm, de 1994, con una canción inicial, Take me there, en la que hace presentación de su enorme capacidad musical como guitarrista, una forma de atraparme que me ha llevado a escuchar ya muchas veces el álbum entero y poco a poco ir descubriendo los posteriores, siempre a camino entre el jazz contemporáneo, el R&B y el soul, una mezcla que a mí me parece perfecta, como perfectos son los momentos que paso mientras lo escucho y leo un buen libro.

Recomendación para febrero.

miércoles, 1 de febrero de 2023

TERCER CUERPO - mi crónica teatral

Este domingo acudimos a la programación del Teatro Francisco Tárrega para ver esta obra de teatro titulada Tercer Cuerpo, cuyo máximo reclamo era la popularidad de sus cinco intérpretes: Natalia Verbeke, Carmen Ruiz, Carlos Blanco, Nuria Herrero y Gerardo Otero.

La obra plantea una trama en la que el espacio y el tiempo se deshacen y mezclan en un único escenario. Las conversaciones se alternan sin transiciones con todos los personajes en el escenario, de forma orgánica y sin estructurar. Una oficina destartalada, la casa de una pareja, un bar y una consulta médica son las cuatro escenas donde se desarrollan los diálogos entre ellos que finalmente confluyen en una unidad para los cinco protagonistas.

Hay cierta desigualdad en el poder escénico de ellos. Obviamente la actriz con más vis cómica, Carmen Ruiz es la que se merienda el escenario con su genialidad, su verborrea y su gestualidad más auténtica. Los otros cuatro actores le siguen, muy por detrás en mi opinión, quizá porque sus guiones también lo hacen o simplemente han sido escritos así.

Es interesante comprobar como tiene un importante protagonismo todo lo que no se ve en escena, pero con lo que se dialoga: los jefes de la oficina, la doctora del centro de fecundación, el camarero o el amante en el bar. Son ausentes que dan sentido a los monólogos y que enriquecen la actuación de los mismos.

La trama narrativa es muy sencilla y la forma en que al final los cinco protagonistas confluyen en una escena común es, en mi opinión, un poco forzada para que ello ocurra.

A pesar de todo la obra ofrece muchos momentos de sonrisa, algunas buenas carcajadas, ternura e incluso tristeza, algo difícil en un mismo texto.

Lleno hasta la bandera en el teatro de Benicàssim como suele suceder cuando se programa una obra de teatro que gira por territorio nacional. Más se deberían programar, en mi opinión porque el público benicense siempre responde.



  

sábado, 28 de enero de 2023

El hombre que amaba a los perros - mi crónica de lectura

Leonardo Padura es un escritor del que siempre que he escuchado hablar a quienes le han leído lo hacían de forma elogiosa y llena de admiración. Así que cuando Mercedes Milá y Ana Belén en el programa Milá vs Milá comentaron que este era uno de sus libros de referencia básicos no me lo pensé dos veces y me lancé a por él.

La novela me atrapó desde el principio. Y es que toda la literatura, la política, la sociología que rodearon a la antigua Unión Soviética siempre me ha interesado mucho y en este caso una novela que cuenta la relación que mantuvieron Ramón Mercader y Liev Davidovich (Trotski) hasta que se convirtieron en verdugo y víctima respectivamente, narrada por un aspirante a escritor cubano en los años 70 me pareció de lo más sugerente.

En primer lugar por mi poco conocimiento del personaje de Trotski, su personalidad, su exilio y ataque por su oposición a la figura de Stalin. También por cómo el autor desmenuza lo que fue la evolución del sueño comunista que surgió tras la revolución de 1917, y la realidad en que se convirtió 10 años después, lo diferente que fue esa realidad frente a lo que se había soñado.

Este tipo de golpes de realidad siempre me ha parecido fascinantes. Cómo cambian las sociedades tras alcanzar un ideal por el que han luchado muchos años. Ha pasado en todo tipo de culturas y religiones. Pasó con Atatürk, tan denostado ahora en su propio país que ha traicionado por completo los principios de la república turca laica que él instauró, pasó con Adolfo Suárez, para el que sobran las palabras, y con tantos otros líderes políticos a quienes se ensalza cuando defienden un ideal utópico y que cuando, por azares de la fortuna y la lucha lo alcanzan, lo que les rodea acaba fagocitándolos y casi revolviéndose en contra de lo defendido.

Eso fue sin duda lo que sucedió en los primeros años de la Unión Soviética, una vez que el temido estalinismo se instaló en una sociedad que pasó a ser oprimida y masacrada sin conmiseración. Ni democracia, ni igualdad, ni política social. Todo supeditado al poder del todopoderoso partido comunista y justificado a cualquier precio, el precio de 20 millones de muertos.

Es muy interesante cómo Leonardo narra las sinergias y conexiones que había desde Moscú al partido comunista español y cómo éste era dirigido hasta los más mínimos detalles sobre cómo debían actuar, contra quién y cómo debían hacerlo.

La novela narra 3 espacios temporales distintos, el exilio de Trotski, primero a Turquía, único país que lo aceptó, después a Noruega y finalmente a México. Por otro lado, la realidad de Ramón Mercader y sus alter egos en la España de la guerra civil y finalmente la vida de Ivan, el aspirante a escritor cubano que conoce al hombre que amaba a los perros y que es quien le contará la verdadera historia y relación entre Ramón Mercader y Trostki.

Resulta especialmente lacerante el baño de realidad final, el saber que el sacrificio que hizo el español Ramón Mercader por un supuesto ideal, por la defensa de una ideología desde el más puro estado teórico, con el anhelo de convertirse a posteriori en héroe, terminó en 20 años de cárceles mexicanas y el abandono más pueril, a pesar de que en sus últimos años, y ya con Stalin bajo tierra, se le resarciera en algo su aportación al terror estalinista de otra época. O sea, utilizado, engañado y tirado a la basura como un elemento más de la represión que Stalin instauró en la URSS.

Es curioso, recuerdo cuando he terminado la lectura una anécdota (como él la llamaba) de mi agente comercial en Rusia y Bielorusia que me explicaba cuál era la fórmula de la felicidad para Stalin: Arrebatarte todo de forma absoluta (material y espiritual), reducirte a la nada y después, ir dándote gota a gota pequeñas cosas que te parecerían un tesoro. Pues eso fue el estalinismo, la alienación de sus ciudadanos y destrucción por completo de una sociedad.

El hombre que amaba a los perros es una gran novela. Es un testimonio valiente de los entresijos del poder que tuvo Moscú durante muchos años, de cómo las críticas internacionales durante décadas fueron dirigidas masivamente hacia Hitler cuando tendrían que haber tenido por igual a ambos demonios, responsables de igual número de muertes. Y de cómo la lucha por un ideal político teórico se da de bruces con la cruda realidad cuando aterriza en él para descubrir que está lejísimos de aquello que se defendía.

Una novela con la que aprender, disfrutar y afrontar la reescritura de la historia que tanto hemos escuchado.

jueves, 26 de enero de 2023

Jodidísimas - Una dramedia marbellí de María Dueñas

He llegado a esta escucha recomendada por mi mujer que la había escuchado en la plataforma AUDIBLE y he seguido la misma experiencia en mi trayecto de ida y vuelta en coche a HOBIGANJ, región norteña de Bangladesh muy cerca de la frontera con la India, zona productora de té, un trayecto de 10 horas (cinco de ida y cinco de vuelta) que me ha dado de sí para escucharla de principio a fin.

Aunque ya había utilizado anteriormente este tipo de formato audiolibro, es la primera vez que escucho uno con una mayor dramatización y con varios personajes y voces distintas. La verdad es que la experiencia es mucho más rica e interesante.

En esta ocasión, Jodidísimas, o una “dramedia marbellí” como su subtítulo indica tiene una trama de lo más original, basado en la situación de 5 personas con una vida realmente jodida a las que se les va la olla completamente con tal de sobrevivir y superar su situación.

Los personajes son muy carismáticos y alguno de ellos llega realmente al extremo de lo freak. Lo interesante del formato es que no se trata de un audiolibro de una novela escrita sino que la obra en sí misma ya fue escrita por su autora, María Dueñas, como una ficción sonora, o sea con la ambición de ir directamente a este tipo de formato mucho más cercano a la radionovela de los años 60 y 70 que tanto entretenía en la radio en aquella época.

Todo el escenario es plenamente creíble, la urbanización de lujo en vías de próximo desahucio, el magnate ruso presuntamente corrupto y sus novias de catálogo, los “autóctonos” de la zona y sus acentos. Todo en forma de amalgama imposible y a la vez creíble y divertida.

Ha sido una experiencia interesante. Los actores y actrices que han participado están muy bien y ha sido un acierto escogerlos porque sus voces (elemento más importante en estos formatos) son rápidamente reconocibles: Lolita, Cayetana Guillén Cuervo, Alberto Amman o Mariola Fuertes, entre los más conocidos sin desmerecer al resto del elenco, menos conocido pero igual de brillante.

Pues eso, la radionovela del siglo XXI es lo que ahora se denomina ficción dramática en audiolibro. Un acierto para los viajeros. La recomiendo.

jueves, 19 de enero de 2023

SOMNI DE LÍNIES - La eclosión geométrica en España (1954-1985)

Para alguien como yo que es un fanático del arte abstracto geométrico (arte concreto), descubrir por casualidad que hay una exposición del mismo en tu ciudad es toda una alegría. Gracias, Carmen Hernández por avisarme. Ayer visité Somni de Línies: L’eclosió geométrica Espanya (1954-1985), ubicada en el espacio cultural de la UJI El Menador.

Tenía muchas ganas de verla porque como digo la geometría, la simetría y el arte contemporáneo en general pero en particular en geométrico son mi pasión. La exposición es pequeña, tan solo una sala con 60 obras, pero no decepciona.

Pueden encontrarse muchas técnicas, todas ellas orbitando en torno a la línea como concepto creativo: Serigrafía, óleo, acrílico, vidrio, arena, y cartón. En algunos casos, con técnicas combinadas que ofrecen volúmenes y texturas mixtos con precisión geométrica y simetría en ocasiones interminable. Es lo que tiene repetir patrones con una cadencia, que puede convertir un simple cuadrado rojo en una obra maestra.

La exposición me pareció de lo más interesante. Destaco alguna de las obras que más me gustaron:

ARTUR AGUILAR – Quadriculat – serie pinzellaes (acuarela y papel)

ELENA ANSIS – Sin título (tinta y papel)

WALDO BALART – Serie estructura de la luz (acuarela en cartulina)

MANUEL BARBADILLO – Serie composiciones modulares

JULIÁN CASADO – Conjunción alquímica

JOSÉ MARÍA IGLESIAS – Elucidación geométrica

JOSÉ MARÍA DE LARRA – Espejo I

JORDI PERICOT – Coordenadas progresivas en espacio 92

Una magnífica experiencia, con una fantástica guía editada en forma de libro con reproducciones de las obras y explicación histórica del movimiento artístico, muy bien elaborados. Un espacio estupendo para una exposición como esta que disfruté durante casi una hora. Hora durante la que solo vino otra persona a visitarla.

Y termino mi post con esta pregunta o reflexión que me hago. Si a mí, que me encanta el arte contemporáneo y que estoy muy interesado en él, me ha costado descubrir que esta exposición estaba abierta, ¿cuánto le costará al público en general? ¿Hay poca promoción de la cultura? ¿Somos nosotros, el público, los que tenemos poco interés?

Desde aquí os animo a visitarla. Es una experiencia muy interesante y una actividad para cualquier tarde que os encontréis por el centro de Castellón.