domingo, 10 de noviembre de 2019

30 aniversario de la caída del muro de Berlín

Visitamos Berlín oriental en 1996 y pudimos observar la enorme diferencia que aún existía entre las dos mitades. Yo me hice esta foto, representativa de un pasado que ya había terminado, pero testigo de que el poso de lo que fue la RDA tardaría todavía mucho en diluirse en la democracia moderna...

Visitamos a mi amiga Katrin, a quien conocí en Edimburgo, paseamos por las calles de los barrios más orientales, y supimos de su experiencia de vida, de cómo la caída del muro (más bien el derribo del muro por parte de los berlineses) cambió su existencia en una noche.

Todavía se me ponen los pelos de punta cuando recuerdo cómo nos contaba la emoción que sintió aquella noche de 1989, cómo las lágrimas no le permitían apenas mirar por la acera por la que corría en zapatillas hacia la zona del muro más cercana a su casa, sin importarle nada más que la necesidad de respirar libertad.


sábado, 9 de noviembre de 2019

ENTREVISTAS SINGULARES-71: MARÍA CUCÓ

María Cucó es una ESCRITORA SINGULAR. Aunque la producción literaria de María no ha tenido la fortuna de ser compartida con el gran público en forma de publicación todavía (esperamos que pronto lo haga), su calidad es innegable.
María embellece los sentimientos, desgrana las emociones y colorea las vivencias con poesía, con la energía de quien cree en lo positivo, con la profundidad de las reflexiones importantes, llevadas a cabo tras la meditación y el análisis del mensaje que quiere transmitir y de cómo quiere hacerlo llegar al lector.
Mi relación con María nació hace veinticinco años y durante todo este tiempo hemos llegado a conocernos bien. Se puede decir que es casi una vida porque hemos compartido alegrías, emociones, tristezas y vicisitudes variopintas. Sé que María viste una escritora dentro de sí. Una narradora poética que estoy seguro haría las delicias de los lectores de realismo fantástico que ella tan bien domina. Sus textos, y sobre todo, su interpretación de los mismos cuando los lee, son pura magia. Hasta en los escritos más alejados de la literatura, los del mundo de los negocios María siempre aportaba esa nota peculiar de sensibilidad y creatividad.
María, te animo a que te lances a la publicación. Tus relatos merecen ser disfrutados por much@s lector@s.
En esta ocasión María nos ofrece un relato lleno de creatividad sensorial, de tensión narrativa y de poesía. Os recomiendo que lo leáis.
Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.


RELATO

Nada más mirarle a los ojos, antes de intercambiar una sola palabra, supe que se había terminado.
Había llegado hasta allí sintiendo el mismo cosquilleo que de niña me recorría despacio la punta de los dedos cuando me arrebataban algo y ese rumor acababa estallando en mi cara con una mezcla de mocos y lágrimas.
El desfile de hormigas rugió por mi espalda y sentí cómo se adentraba en mi sistema nervioso, tomé una bocanada de aire y después otra más profunda, la sequedad en la garganta me hizo toser y aproveché para trabar saliva y afinar el impulso desde mis tripas.
¡Miguel, mírame! ¡Estoy aquí, mírame, por Dios!

ENTREVISTA SINGULAR

1.- ¿Cuál es el principal motivo que te empuja a escribir? ¿Recuerdas cuál fue la primera vez que comenzaste algún texto? ¿Lo guardas todavía? ¿Te atreverías a publicarlo a modo de relato?
Escribir me enfoca en el presente aunque mi mente vuele hacia otras direcciones. La energía es emocional y esto me conecta con el corazón donde el latido es más consciente y real. Empecé a escribir diarios cuando aún no sabía poner tildes a las palabras, era muy pequeña. Me gustaba contarme la vida desde otro lado, decorar la cotidianidad con colores y trazar el guion del día a día antes de que la realidad se impusiera… mi imaginación entonces era expansiva y no había miedo al juicio.
Nada de todo aquello queda. Nunca he sabido qué fue de aquellas libretas.

2.- Imagina que tuvieras la posibilidad de publicar un libro con una editorial de tirada nacional y tuvieses libertad para elegir el género y la temática. ¿Cuáles serían y por qué?
¿Siento vértigo de pronto! El género sería de relatos cortos... no puedo imaginar nada más allá de este gran salto. 

3.- Te pido que seas tu crítico/a más duro/a. Dinos qué se te da peor a la hora de escribir y cómo intentas resolverlo.
Me ando mucho por las ramas, aquí tengo que afinar. Demasiada verborrea. Ajusto una vez acabo, lo intento.  

4.- ¿Cómo sería tu presentación ideal de un libro? Quiero decir, qué elementos tendría que tener para que resultase interesante, amena y entretenida.
Una cálida tarde de primavera en un espacio abierto y con gente que quiera y me quieran.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Tanto digital como en papel, resulta muy difícil elegir qué leer ya que normalmente nuestro tiempo de lectura es limitado. En tu caso, ¿cuál es el criterio que sigues para la elección de una próxima lectura?
Me dejo llevar por el arrebato, entro en las librerías con cautela porque sé que puedo salir con cinco o más libros de una atacada.

6.- Vivimos en el mundo de la hiper conexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
En face suelo encontrar entrevistas interesantes y otras publicaciones. 
No soy muy internauta.

7.- ¿Cómo te calificarías como lector/a? ¿Qué géneros te gustan? Y ¿en qué momentos disfrutas de la lectura?
Me encantan las novelas, todos los géneros, si hay una buena historia entro de lleno y la vivo.

8.- ¿Cuál es tu secuencia a la hora de estructurar una novela, o el género que escribas? Me refiero a cuál es la cadencia de creación: ¿Primero los personajes, o el conflicto principal, o el final, o cómo lo acometes?
El lienzo, el que más a mano tenga. Los colores, sin pensarlo mucho es mi intuición quien los elige… y empiezo a dejar caer trazos, pinceladas y brochazos… no hay más criterio que el puramente orgánico; sencillamente dejo que suceda.

9.- Me gustaría que definieses ese momento en el que das por finalizado un libro. El momento final, cuando recibes las galeradas y les das el último ok.
Cuando pinto nunca sé reconocer el final… a veces el exceso me juega una mala pasada y acabo emborronando algo que sin tanto hubiera tenido un final mucho más feliz..
Escribiendo me pasa lo mismo, creo. Nunca he escrito una novela pero me temo que sería algo así.

10.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

   a) Recomiéndanos un libro y el motivo por el que tendríamos que leerlo.
       La casa de los espíritus.
       Es de obligada lectura... la extraordinaria fusión entre lo mágico y real.

   b) ¿Cuál es tu escritor/a favorito/a? Me encanta Lucia Echevarría.

   c) ¿Qué opinas de los blogs literarios?
       Que están genial para entrenarse con la literatura y compartir experiencias.

   d) Un libro que no hayas podido terminar de leer. Historia de un loco.

   e) Un deseo literario para el próximo año.  Tenerlo.

   f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
      Niños muy pequeños y muy perdidos vagabundear por las calles de India.

   g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singularmente 
       Del Dúo dinámico: Resistiré

11.- ¿Cuándo podremos leer alguno de tus relatos editados?
No creo que esto llegue a pasar.

12.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
En la que ahora mismo estoy: viajar por la india con mi hija sin tiempo ni prisa...

sábado, 2 de noviembre de 2019

ESCRITORES SINGULARES-70: DAVID VIVANCOS

David Vivancos es un ESCRITOR SINGULAR. Coincidí con él en la VII Microquedada relatista de Valencia, donde un numeroso grupo de escritores nos reunimos un fin de semana para hablar de lo nuestro, de los relatos y la literatura en general. David acaba de publicar su nuevo libro de cuentos sobre el ajedrez, que es su mundo. Se titula Veinticuatro miniaturas rusas, con la editorial colombiana Caballito de acero, que recomienda a todos aquellos a quienes quieran jugarse la vida en un tablero y quieran sentir cómo es la vida a través de un jaque mate. Todo un reto, sin duda.

Me gusta sobre todo de David su inmediatez y sinceridad. Su tranquilidad al explicar que para él escribir no es “una necesidad” ni ninguna otra de las intensidades que algun@s escritor@s suelen mencionar como absoluta necesidad para no morir en su día a día. O sea, simplemente escribe por el puro placer de hacerlo, por divertirse, por hacer algo que le gusta como un simple pasatiempo, sin mayor pretensión que la de que le guste a quien le pueda llegar su literatura.

Eso sí es sinceridad, tan falta en el mundo editorial y literario hoy en día.

Además de Veinticuatro miniaturas rusas ha publicado otros dos volúmenes más en torno al mundo del ajedrez, Mate en treinta, en 2004, y Las jugadas intermedias, en 2015. 

En esta ocasión y a partir de la frase que le planteé, David ha construido un microrrelato como él, directo, inmediato y de ajedrez. Leedlo, es uno de los pequeños placeres que os podéis regalar hoy.


Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación.

SIMETRÍA DE LA SEDUCCIÓN

No le gustaba nada el ajedrez, pero hizo un enorme esfuerzo por agradarle y adelantó, con un entusiasmo simulado, el peón blanco de rey. Él estaba arrepentido de haber aparentado ante ella un interés desmedido por ese juego presuntuoso, pero hizo un enorme esfuerzo por agradarle y movió, con una sonrisa falsa, el peón negro de rey.

ENTREVISTA SINGULAR

1.- ¿Cuál es el principal motivo que te empuja a escribir? ¿Recuerdas cuál fue la primera vez que comenzaste algún texto? ¿Lo guardas todavía? ¿Te atreverías a publicarlo a modo de relato?
Mi motivación principal para escribir, como para tantas otras cosas en esta vida, es pasármelo bien. Tan egoísta y tan poco trascendente como pueda sonar eso. Mi intención también es, entiéndaseme, que quien pueda acabar leyendo lo escrito igualmente lo pase bien. Todo, en definitiva, muy lúdico. Si alguien puede sacar alguna enseñanza de lo que cuento, mejor, claro está, pero ese no es, ni mucho menos, mi objetivo primordial. Empecé tarde: a pesar de que en el colegio ya había escrito alguna cosa, recuerdo como los primeros unos cuentos macabros muy cortos que escribí ya madurito, al empezar la universidad. Rondarían la docena, de una cara de folio de extensión. Alguno, debidamente corregido, consiguió ver la luz mucho después.

2.- Imagina que tuvieras la posibilidad de publicar un libro con una editorial de tirada nacional y tuvieses libertad para elegir el género y la temática. ¿Cuáles serían y por qué?
Si bien los microrrelatos me han proporcionado (y espero que me sigan proporcionando) muchas alegrías, me gustaría publicar un día un libro de cuentos. Los libros de cuentos que he publicado hasta ahora, de una extensión más o menos estándar, han girado siempre alrededor de un tema tan concreto como el ajedrez. Querría ir más allá y, por ello, me encantaría poder publicar un volumen que recopilara algunos de los cuentos que tengo escritos desde hace un tiempo sobre temas diversos.

3.- Te pido que seas tu crítico/a más duro/a. Dinos qué se te da peor a la hora de escribir y cómo intentas resolverlo.
Quizás lo que los plastas denominan desnudar el alma. No es que se me dé mejor o peor, es que, directamente, evito la referencia personal, el ahondamiento en la experiencia vital propia, porque desconfío en la escritura como catarsis y todas esas historias. Dejo a los demás el abordar la entraña. Insisto en mi papel, más racional, más quirúrgico, de paladín de la literatura como pasatiempo. Más o menos elevado, eso da para una discusión paralela, pero pasatiempo, al fin.

4.- ¿Cómo sería tu presentación ideal de un libro? Quiero decir, qué elementos tendría que tener para que resultase interesante, amena y entretenida.
Para mí, la presentación ideal es aquella en la que se consigue una total comunión entre presentador, autor y público. Pero sin artificios. No creo demasiado en las presentaciones con actores representando los textos, con músicos de apoyo o con máscaras y disfraces. Me ponen, incluso, nervioso. Esa comunión de la que yo hablo se consigue únicamente con la palabra: los presentes han de compartir un común sentido del humor, unos intereses y unos gustos parecidos, una forma similar de entender la literatura. Deben interrumpirse los unos a los otros, han de saltarse los turnos de palabra, derivar todo en una charla entre amigos, en una mesa redonda o algo parecido. Reconozco que es algo difícil de conseguir.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Tanto digital como en papel, resulta muy difícil elegir qué leer ya que normalmente nuestro tiempo de lectura es limitado. En tu caso, ¿cuál es el criterio que sigues para la elección de una próxima lectura?
Si me gusta un autor, acostumbro a rastrear su obra, en busca de nuevos títulos que leer. Puedo haber llegado hasta ellos de muy variadas formas, pero suelo fiarme bastante de las recomendaciones de tres o cuatro lectores avezados y de confianza, conocedores de mis preferencias, que acostumbran a sugerirme autores y títulos de manera, por lo general, muy acertada.

6.- Vivimos en el mundo de la hiper conexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Soy usuario muy activo de Facebook y actualizo mi perfil a diario. No me ha interesado conocer el resto de redes sociales y, por tanto, no puedo opinar sobre ellas, ni siquiera compararlas entre sí. Suficiente tiempo le dedico a Facebook como para preocuparme por las demás.

7.- ¿Cómo te calificarías como lector/a? ¿Qué géneros te gustan? Y ¿en qué momentos disfrutas de la lectura?
Yo fui un lector compulsivo, que cruzaba los semáforos con el libro abierto ante los ojos. La cosa ha cambiado, para bien o para mal, y los libros me duran bastante más. Leo mucho en el transporte público. Disfruto sobre todo con la lectura de cuentos y novelas más bien realistas o con evidentes pinceladas de humor. Tampoco le hago ascos a la novela histórica, siempre que no haya templarios o Santos Griales de por medio, que ni son históricas, ni son nada. También leo, cómo no, microrrelatos y toda ficción que caiga en mis manos y que tenga que ver con el ajedrez. Luego te cuento el porqué.

8.- ¿Cuál es tu secuencia a la hora de estructurar una novela, o el género que escribas? Me refiero a cuál es la cadencia de creación: ¿Primero los personajes, o el conflicto principal, o el final, o cómo lo acometes?
Desde luego, yo trabajo siempre con el conflicto principal, con la peripecia que quiero contar. Esa diferenciación que estableces (personajes, conflicto, final) funciona muy bien, imagino, con la novela, pero con los cuentos breves y con el microrrelato… me parece a mí que no tanto. En el caso del microrrelato, por ejemplo, apenas puedes trabajar los personajes. De hecho, en muchas ocasiones ni siquiera están presentes, por lo que ha de ser el lector quien los dote de personalidad. Si quiere, porque tampoco es imprescindible. En muy raras ocasiones he trabajado a partir de un final, aunque no me quejo de los resultados obtenidos cuando he tenido que hacerlo.

9.- Me gustaría que definieses ese momento en el que das por finalizado un libro. El momento final, cuando recibes las galeradas y les das el último ok.
No es un momento especialmente emocionante, ni nada parecido. La revisión de las galeradas, para mí, es una fase más del proceso: ideas la historia, la escribes, la corriges, la vuelves a corregir, revisas las sugerencias del editor y corriges de nuevo. Entonces, te llegan las galeradas y, como dices, le das el último ok después de corregir un poquito más. No tiene mayor significado. La sensación de plenitud no se alcanza, pienso, con el visto bueno a las galeradas, sino cuando llega por correo (o por mensajero) una caja de cartón llena de ejemplares de tu último libro.

10.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) Recomiéndanos un libro y el motivo por el que tendríamos que leerlo.
Cualquier novela de John Fante. Recomiendo empezar por La hermandad de la uva o Llenos de vida. Me gustan esos personajes golpeados por la vida; la mordacidad de esos italoamericanos que se mueven entre la tradición siciliana y el deseo de prosperar en la moderna sociedad norteamericana; la frescura en los diálogos y en el modo de contar.

b) ¿Cuál es tu escritor/a favorito/a?
John Fante. Obvio.

c) ¿Qué opinas de los blogs literarios?
No los sigo tanto como debiera. Me parece que siguen siendo muy valiosos a la hora de dar a conocer trabajos interesantes de autores poco conocidos. Los que abordan las novedades de las grandes editoriales me interesan más bien poco.

d) Un libro que no hayas podido terminar de leer.
Acostumbro a terminar toda lectura que comienzo. Por acabar, he acabado hasta Las memorias de Adriano. Hasta Rayuela, imagina.

e) Un deseo literario para el próximo año.
El Nobel para Juan Marsé o para Eduardo Mendoza.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
El lateral izquierdo del Júpiter está actuando como monologuista en un teatro de Barcelona, ¿qué te parece?

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
The Pogues, en general, y Shane MacGowan, en particular.

h) Las 3 características que debe tener para ti un buen editor/a.
Que tenga en cuenta la opinión del autor en la edición de la obra; que no solo se vuelque en la edición de un texto sino también en su difusión y distribución; y que responda a los autores cuyos manuscritos haya rechazado.

11.- Tu último libro de cuentos publicados se titula Veinticuatro miniaturas rusas. ¿Nos podrías contar un poquito cómo se gestó tu idea de este libro?
Ya había publicado con anterioridad dos libros de cuentos de ajedrez: Mate en treinta, en 2004, y Las jugadas intermedias, en 2015. La editorial colombiana Caballito de Acero me planteó la posibilidad de reunir en un nuevo volumen los cuentos que había ido escribiendo desde la publicación de Las jugadas intermedias y no me lo pensé dos veces. Hace más de tres décadas que soy jugador federado y el ajedrez es un tema que conozco en profundidad y que da para bastante más de lo que, en general, se acostumbra a creer. Da, incluso, para contar historias muy divertidas.

12.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Estoy en la terraza de mi bar de toda la vida. En buena compañía y sin ninguna preocupación. Me sirven lo que quiero sin necesidad de tener que pedirlo. Suena, de fondo, música de gaita. Carlos Núñez, por ejemplo. Soy feliz.





jueves, 31 de octubre de 2019

Descubrimiento musical de octubre - WHITE LIES

https://www.youtube.com/watch?v=BwM_mK1HJaA

White Lies es una banda ideal para escuchar en otoño. Tienen esa languidez tostada que acompaña los atardeceres tempranos y esa cadencia de medios tiempos por momentos lúgubres y en ocasiones anhelantes de mayor luminosidad. La voz de Harry Mc Veigh nos acerca a la de otras bandas que reflejan muy bien este estilo de música, como The Editors.

Tiene una sonoridad muy característica, de vocalista maduro y hondo, como la voz de Justin Currie (cantante de la banda escocesa Del Amitri, grupo a reivindicar siempre). Y hacen uso de la tecnología con moderación, y cuando ocurre, consiguen una atractiva simbiosis de canción sencilla, melódica y siniestra con postproducción electrónica que los acerca a Mogwai en su sonoridad escénica.
El single de su último disco (Five) titulado Tokyo es una joya que nos transporta desde el pop bailable de la primera mitad de los 80 al sonido más ácido de Joy Division en algunos comienzos, a la luminosidad instrumental de los Cure (ahí suena el comienzo de Plainsong) o la elegancia de Blue Nile.
White Lies es una banda londinense que suena a londinense, lo cual me encanta. Se formaron en 2007 (son hijos del siglo XXI), tuvieron una época de titubeo inicial y en 2009 fueron teloneros de la gira de Kings of Leon por Estados Unidos, lo que les lanzó a la fama.
Five es su último disco, lanzado este mismo año 2019, recomendable para estos días de medio otoño en los que no apetece nada en concreto más que interiorizarse uno mismo. Una delicia de lanzamiento que me ha atrapado desde que lo escuché y que os recomiendo como no podía ser de otra manera con un grupo inglés.

viernes, 25 de octubre de 2019

Entrevista en el programa de TEVE4 Quadern en Blanc

https://www.youtube.com/watch?v=lqbBrYuA_Lc&t=2s

Esta semana Antonio Arbeloa me entrevistó en su fantástico programa cultural Quadern en blanc, de TEVE4.

Pudimos comentar el proceso de creación de mi segunda novela Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas, el nacimiento de nuestro nuevo sello editorial Modernidad Líquida y cómo fue la presentación en La Bohemia.

Un placer como siempre disfrutar del buen hacer y la hospitalidad de Antonio Arbeloa a quien pronto entrevistaré también en la serie de Escritores Singulares

Arriba os he dejado el link con la entrevista.

martes, 22 de octubre de 2019

Presentación de Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas, en La Bohemia (Castellón)

Ayer presentamos mi nueva novela titulada: Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas. Para mí fue una tarde muy especial. Una mezcla de nervios por presentar el fruto de trabajo de tres años, con la querencia de que los que me acompañasteis pasarais una tarde agradable, el cariño que recibí de vosotros, la complicidad de todos que participasteis activamente en el acto y la dinámica de cercanía y cordialidad que se dio. Me sentí muy a gusto y me hicisteis muy feliz. Espero que la lectura de la novela os devuelva un poquito de esa felicidad que me llevo para siempre en mi corazón.
Quiero dar las gracias infinitas a Manu Vives, director de La Bohemia por permitirme presentarla en el centro cultural de referencia de Castellón.
Y parafraseando el título, Gracias por mirarme a los ojos cuando hablé con vosotros: Gracias M Carmen Castillo Peñarrocha por tu compromiso, Carolina Beltrán Vives por tu apoyo, Mayte Mira por estar conmigo, Monica Mira Garces (que estuvo con nosotros en espíritu, estoy seguro), Nieves Clavell (un placer haberte conocido) (las musas sois lo más, no cambiéis nunca), Benjamín Collado Hinarejos (al fin nos conocimos y espero que sigamos en contacto),Jesús Pardos (compañero de trincheras y estudios), Tere y Vicente (de andanzas y vivencias) Olga (de viajes y mucho más), Raulillo Namasté (gracias por la deferencia de quedarte y acompañarnos, fue un placer), Carina (qué bonito reencuentro) compañeros de Benicàssim, Isla, Ana PascualElia García SauraPedro ParadísFrancisco Magnieto Martín, Carlos, Alberto Pérez (y esa ricura de criatura que ya ha asistido a su primera presentación…) ya sabéis que os quiero y os admiro y al resto que no pude saludar personalmente, muchas gracias también por compartir vuestro tiempo conmigo.

A mis amores, Laura Asensio Bueno, Izan y Adrián (espléndidos en sus actuaciones teatrales, jejej)
A los que no pudisteis acompañarme os doy las gracias igualmente porque seguro que vuestro espíritu me acompañó.
He intentado dar todo lo mejor de mí como escritor en esta novela. Ojalá que el boomerang de las buenas acciones y de la bonhombría comience a fluir entre todos los que la leáis y que al menos un poquito de la felicidad que he sentido al escribirla, os llegue al corazón.
GRACIAS