lunes, 24 de septiembre de 2018

Que sí, que no he superado la hipocondría...


Bueno, pues ya se ha hecho de día. A ver hoy con qué me levanto. Voy a mirarme en el espejo que creo que me ha salido algo en el labio. Umm, parece una rojez, seguro que es el herpes dichoso. Ya verás como mañana lo tendré todo abultado. Debería ponerme la pomada ya para evitar que salga. Uf, y el ojo derecho lo noto un poco rojo. Ahora que me doy cuenta, me pica. Seguro que tengo conjuntivitis y con la alergia que tengo al conservante de las gotas oftálmicas, a ver cómo coño me la voy a curar.

Este colchón… lo voy a tener que cambiar. Me he levantado con el cuello dolorido y un dolor de cabeza mañanero tremendo. Me voy a tomar el ibuprofeno y espero que en una hora se me haya calmado. No está mal, podría haberme levantado peor. Pero estoy acalorado y ya no estamos en verano. ¿Hace mucho calor o lo tengo yo? A ver, me voy a tocar la frente que creo que estoy un poco caliente. Igual tengo un poco de fiebre, y eso seguro que es augurio de algo más grave.

¿Qué día tenía cita con el médico? Creo que era mañana. ¿Qué voy a hacer hoy todo el día? De todas maneras, para lo que me va a decir. Si es que los médicos de hoy no tienen ni idea de las enfermedades. Cuando fui por el dolor que tenía en el estómago no me hizo ni caso. Primero me dio un medicamento para los gases. ¡Gases! Si yo no he tenido gases en mi vida. La segunda vez que acudí ya se lo tomó más en serio y me mandó análisis de todo, sangre, orina y heces. Y es que yo le conté lo mal que me sentía. Que me inflaba nada más comer y que tenía que tener algo gordo. Total, que no sé si se equivocarían en el laboratorio, pero me salieron los tres análisis bien. Y que claro, entonces no me podía recetar nada. Pero yo insistí y exageré un poquillo mi descripción para que me tomase en cuenta y entonces me dio un protector de estómago y un antibiótico, por si tenía alguna bacteria, me dijo. Me lo tomé todo pero tampoco mejoré y es que yo creo que debo tener un tumor o algo similar que me debe afectar a la digestión. Tiene que ser eso porque si en los análisis no sale nada… Y a ver ahora como consigo yo que me envíe al especialista del aparato digestivo para que me hagan ecografía y la prueba de la bombilla porque he leído en internet que no hay otra forma de analizar el interior del estómago. ¡Ay, este médico que no tiene ni idea! Creo que voy a cambiar a otro a ver si tengo más suerte y me encuentra el tumor. Seguro que la fiebre que tengo es por eso. Ah, pero que aún no me he puesto el termómetro. Voy a ver… 36,9 grados. Se considera fiebre, imagino bueno, no sé, es que yo me encuentro acalorado. Mañana se lo tengo que contar todo con pelos y señales y tengo que convencer al médico, que me miren bien, que si no, si resulta que es un tumor y se desarrolla igual puedo morir. Uf, uf, me estoy acalorando más todavía. No perdamos la calma, que mañana tengo visita con el médico y hoy estoy seguro de que puedo aguantar. Me tomo el ibuprofeno y me pongo la pomada del herpes. No sé si de paso decirle lo de los mareos cuando me levanto, no vaya a ser que todo me venga de la cabeza y haya algún nervio o alguna cosa que esté unido con el estómago y venga de ahí. Voy a buscar en Internet, que seguro que va a ser eso. Pero no sé cómo se lo voy a explicar.

Bueno, ya ha pasado una hora, pero me siento igual de acalorado. Me voy a tomar otra vez la temperatura… 37,00. Ves, el ibuprofeno no me ha hecho nada. Tendría que tomar algo más fuerte y además creo que estoy empezando a ver borroso. Seguro que lo que tenga en la cabeza está desarrollándose y estos son los primeros síntomas. Uy qué mareo. Creo que voy a vomitar. Antes de que vaya a más, no puedo esperar a mañana. Lo que se coja con tiempo a lo mejor tiene solución, así que me voy a urgencias de inmediato. Y allí a ver qué me dicen…


viernes, 21 de septiembre de 2018

JESTOFUNK - Descubrimiento musical de la semana

A partir de hoy publicaré un descubrimiento musical cada semana que me parezca interesante por lo novedoso, innovador o sorprendente. Esta semana, de la mano de una recomendación en Facebook de Juan Paul, he descubierto al grupo italiano de acid jazz Jestofunk, que se formó a principios de los años noventa con dos DJ's, DJ MOz Art y DJ Blade. Mi descubrimiento, más de veinte años después ha sido con su álbum de debut, titulado Love in a Black Dimension, donde colaboraron con el músico CeCe Rogers. La banda ha continuado editando discos hasta 2009, bien sean de remixes, o de directos pero este primer álbum es magnífico. Os lo recomiendo a todos!

https://www.youtube.com/watch?v=6-MlH1t8t9I


domingo, 16 de septiembre de 2018

ESCRITORES SINGULARES-52: PILAR GONZÁLEZ

Pilar González es una ESCRITORA SINGULAR. Escritora sevillana de libros de autoayuda y de búsqueda personal, Inició su andadura literaria dentro del género de la novela hace ya tres años. La primera de ellas, ya publicada, se titula El espejo egipcio y los comentarios y críticas de quienes la han leído ya abundan aún más en mi interés por hacerlo, algo que abordaré la semana próxima.

Conocí a Pilar en la VIII Microquedada relatista de Sevilla. El azar hizo que nos uniera uno de sus libros titulado: Cómo superar tu timidez. Y es que para un tímido reeducado a lo largo de los años por el trabajo y la relación comercial como soy yo, haber podido presentar ese libro ante todos los asistentes a la microquedada fue una delicia. Posteriormente leí el libro y lo utilizo como manual de guía, para situaciones en las que todavía me siento “como un pulpo en un garaje”.

Pilar es una persona que transmite positividad. Su sonrisa y su mirada intensa tranquilizan los nervios del tímido que entabla una conversación con quien no conoce. De conversación interesante y trato cercano, alguien con quien, presumo, es fácil llevarse bien y cultivar una amistad longeva.
Además de su trayectoria literaria, Pilar comenzó hace poco a escribir en su blog, donde podéis encontrar noticias y links de compra a todos sus libros.

https://pilargonzalezescritora.com

En esta ocasión y a partir de la frase que le planteé, Pilar ha construido un relato de costumbrismo realista, inmediato y demoledor titulado La imagen negada. Leedlo. Es hipnótico y de esos que dejan poso.


Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

LA IMAGEN NEGADA


Cada mañana se miraba en aquel espejo quebrado y desconchado que se resistía a cambiar y la imagen que le devolvía le gustaba cada día más. Frente a él Lucrecia se maquillaba con esmero. Primero limpiaba su rostro con jabón y después lo frotaba con un tónico. A continuación se ponía crema hidratante y luego sombreaba los párpados de un azul índigo exquisito. Dibujaba una raya de color melocotón en cada una de las líneas de agua de los órganos visuales. Acomodaba un bálsamo en los labios, los perfilaba y los pintaba con carmín. Más tarde ajustaba su fular. Estiraba el cuello del abrigo. Cogía un bolso y se miraba de nuevo. Irradiaba una energía que seducía.
Aquel día, justo en el momento en que se dirigía hacia la puerta, sonó el teléfono. La noticia la dejó conmocionada. Sintió que sus piernas se debilitaban. Tuvo que sentarse en una silla. Un miedo atroz se agarró a su contorno y ya no la soltó. Cerró los ojos, escondió el semblante entre las manos temblorosas y se humedeció la piel de sus mejillas. El llanto silencioso emborronó sus facciones delicadas.
Unos meses después pocos la habrían reconocido. Pasaba la mayor parte del tiempo en pijama, tendida en el sofá, con un pañuelo ajustado a la cabeza. Las sesiones de quimioterapia le robaron su prestancia. Retiró el espejo de su sitio y lo tiró con el estuche de cosméticos. Junto a ellos, en aquella oscura y enorme bolsa de basura, desapareció la imagen negada, pero también la mujer elegante y presumida.  


ENTREVISTA SINGULAR 

1.- ¿Cuál es el principal motivo que te empuja a escribir? ¿Recuerdas cuál fue la primera vez que comenzaste algún texto? ¿Lo guardas todavía? ¿Te atreverías a publicarlo a modo de relato?
En realidad lo que me impulsa a escribir no es un motivo, es una necesidad, igual que comer, cuando lo hago me siento bien, disfruto, me llena de energía.
Recuerdo que comencé a escribir en la adolescencia. En aquella época escribía sobre todo poemas. Seguro que alguno guardaré, tendría que buscarlos. Y podría intentar convertirlo en un relato. 

2.- Imagina que tuvieras la posibilidad de publicar un libro con una editorial de tirada nacional y tuvieses libertad para elegir el género y la temática. ¿Cuáles serían y por qué?
La verdad es que hasta ahora siempre he elegido el género y la temática de lo que escribo. Creo que lo contrario me costaría. Pero tratando de responder a tu pregunta te diré que me gusta la fusión de géneros, así por ejemplo mi último libro El espejo egipcio, puede considerarse un thriller, y una novela negra, en la que mezclo fantasía histórica, con toques sobrenaturales y algo de costumbrismo.

3.- Te pido que seas tu crítico/a más duro/a. Dinos qué se te da peor a la hora de escribir y cómo intentas resolverlo.
Creo que lo más difícil para mí es encajar la historia, es decir, estructurarla. Escribo de forma espontánea sin tener una guía previa de lo que sucederá. Voy descubriendo la historia a medida que escribo. Así, una vez terminado el primer borrador, me toca perfilar su estructura, y ello supone mover los capítulos de un lado a otro y pulirlos, eliminar y añadir párrafos y escenas hasta que la narración me deja satisfecha por completo.

4.- ¿Cómo sería tu presentación ideal de un libro? Quiero decir, qué elementos tendría que tener para que resultase interesante, amena y entretenida.
Te diré cómo lo hago yo, con esa pretensión, la de no aburrir a los asistentes. Considero que las presentaciones tienen que ser breves, procuro que no excedan de 30 minutos. Suelo resaltar los aspectos más atractivos del libro y algún experto comenta lo principal del estilo narrativo. También invito a los asistentes a leerlo. Si es posible, pido a algunas personas que ya lo han leído que den su opinión, y si tengo algún video lo proyecto. Por último se sirve una copa y unos aperitivos mientras me dedico a firmar ejemplares.
Cuando la presentación que hago es de un libro de no ficción, además de lo anterior suelo incluir una práctica en la que invito a participar a todos los asistentes.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Tanto digital como en papel, resulta muy difícil elegir qué leer ya que normalmente nuestro tiempo de lectura es limitado. En tu caso, ¿cuál es el criterio que sigues para la elección de una próxima lectura?
Hace unos meses que abrí en mi blog, www.pilargonzalezescritora.com, un apartado de reseñas, dedicado especialmente a escritoras independientes, así que, debido a ello, últimamente suelo elegir mi lectura en función de este criterio, pero a veces me lo salto, y sigo otros criterios como son: Un título, una sinopsis o una portada que me atrae, y a veces también me dejo guiar por las reseñas de otras personas que recomiendan algún libro.

6.- Vivimos en el mundo de la hiper conexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Sí, utilizo las redes sociales. Sobre todo Facebook y Twitter, aunque también estoy en Google, Linkedin, e Instagram, a la que hace poco me he apuntado. Las más interesantes para mí son las dos primeras, pero sobre todo porque son las que manejo mejor.

7.- ¿Cómo te calificarías como lector/a? ¿Qué géneros te gustan? Y ¿en qué momentos disfrutas de la lectura?
Me califico como una lectora exigente. Un libro tiene que engancharme en las primeras páginas porque si no lo hace soy incapaz de continuar. Me gustan el thriller, la novela negra, la fantasía, el realismo mágico, las novelas de acción y aventura, la ficción histórica… Y disfruto de la lectura en cualquier momento, siempre que tengo un hueco para leer, ya sea mañana, tarde o noche.

8.- ¿Cuál es tu secuencia a la hora de estructurar una novela, o el género que escribas? Me refiero a cuál es la cadencia de creación: ¿Primero los personajes, o el conflicto principal, o el final, o cómo lo acometes?
Como te expliqué antes no sigo ningún tipo de estructura. Por lo general lo primero que me viene es el título, aunque luego suelo cambiarlo, y de ahí va surgiendo una idea muy escueta, que se desarrolla a medida que escribo. De entrada no sé quiénes serán los personajes ni el conflicto, ni la trama, ni el final, me lanzo al vacío y en él los encuentro. Así que mi secuencia es: escribo, escribo y escribo, luego reviso y corrijo, reviso y corrijo…

9.- Me gustaría que definieses ese momento en el que das por finalizado un libro. El momento final, cuando recibes las galeradas y les das el último ok.
Al ser escritora independiente no recibo galeradas. Reviso el manuscrito una y otra vez hasta que estoy satisfecha con él. Hay un momento en el que siento que está bien, y sé que ya no tengo que retocarlo más. Es una sensación de plenitud.

10.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) Recomiéndanos un libro y el motivo por el que tendríamos que leerlo.
El mío, El espejo egipcio. Hay que leerlo porque tiene todos los ingredientes necesarios para hacerlo atractivo, entretenido, y enganchar desde el principio: un espejo misterioso, la magia de Egipto, otros escenarios también mágicos como Sevilla, Frigiliana o Granada; un protagonista con el que es fácil empatizar, pues habla en primera persona; un lenguaje sencillo con abundantes diálogos, una buena dosis de acción, unos personajes creíbles, algunos históricos y otros muy peculiares; una desaparición, varios asesinatos y, además, un final sorprendente que nadie puede imaginar.
Aprovecho para dejar los enlaces a Amazon, por si a alguien le interesa leerlo:
Digital: https://amzn.to/2tWIHov 
Tapa blanda: 
https://amzn.to/2MIeEsC 
Gratis en KindleUnlimited

b) ¿Cuál es tu escritor/a favorito/a?
No tengo un escritor favorito, pero me gustan mucho Manuel Mújica Láinez, Carlos Ruiz Zafón, Matilde Asensi y Blanca Miosi, entre otros.

c) ¿Qué opinas de los blogs literarios?
Que son necesarios y muy útiles.

d) Un libro que no hayas podido terminar de leer.
Cien años de soledad.

e) Un deseo literario para el próximo año
Ver publicada la novela en la que estoy trabajando ahora y que guste a los lectores.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Lo último que me ha sorprendido es el gran apoyo que he recibido durante la promoción de mi libro El espejo egipcio, incluso de personas que no conocía. Ha sido para mí una gran alegría y estoy muy agradecida.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
Hay muchas, siempre me cuesta tener que elegir, así que al menos permíteme que te diga dos, como cantante Rozalen, me gusta todo lo que canta, y una canción muy especial, Gracias a la vida de Violeta Parra.

h) Las 3 características que debe tener para ti un buen editor/a.
Honestidad, profesionalidad y compromiso.

11.- En breve comenzaré la lectura de tu última novela, El espejo egipcio. ¿Nos podrías contar un poquito cómo se gestó tu idea de esta novela?
Después de leer El escarabajo, de Mújica Láinez, me entraron ganas de contar una historia parecida y, aunque El espejo egipcio en nada se le parece en cuanto a género ni trama, ese fue el germen del que emergió. Quería contar algo sobre un objeto que hubiera pertenecido a distintos personajes históricos, un objeto especial, mágico, y de ahí surgió todo.

12.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Estoy con mi pareja, mis familiares y amigos, en el jardín de una bonita casa, rodeados de árboles y flores. Disfrutamos compartiendo nuestro tiempo, charlando, comiendo, bebiendo, escuchando música…

Pero no quiero terminar sin agradecerte tu interés. Muchas gracias por esta entrevista y por dedicarme este espacio en tu web, y gracias también por leer mi libro, estoy deseando saber tu opinión.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Deje su mensaje después de la señal - Mi crónica de lectura


—¡Ay Arantza! ¡Cuánto tengo que contarte y qué lejos te encuentras! La única opción que encuentro es dejarte este mensaje en el contestador y esperar que en algún momento, cuando regreses a casa, lo puedas escuchar. Y es que ya he terminado la lectura de tu magnífica novela. ¿Sabes lo que me sucedió? Decidí comprarla sin leer ninguna reseña ni comentario. Directamente, basada mi decisión en el único hecho de que tú la habías escrito. Y cuando la recibí y la ojeé me llevé una sorpresa porque pensé que era un libro de relatos. Así que empecé a leerla y no entendía muy bien qué era aquello. Cuatro mujeres dejando mensajes a contestadores de otros cuatro seres humanos, historias inconexas, aparentemente deslavazadas pero con una gran historia humana detrás de cada una de ellas. Mi intriga no hacía más que crecer. El libro no me permitía dejarlo y a medida que avanzaba en las cuatro historias me preguntaba, pero ¿esto qué es? Claro, el sol de agosto me acariciaba junto con la brisa del mediterráneo, relajado, de vacaciones y ese ambiente aún me ayudaba más a continuar disfrutando de la lectura.
Intenté también leer cada historia continuada, es decir, saltarme las otras tres y terminar cada una en su totalidad, pero en seguida vi que así no funcionaba la novela. Fue justamente el intercalado de sus cuatro voces lo que más interés suscitó en mi lectura y cuando me di cuenta, me encontraba ya de viaje con ellas, conviviendo con la separación de Marina, acompañando a Carmela en su despedida, entendiendo los sinsabores del momento en que Sara se encontraba y quedándome absorto con la dura vida de Viviana.
Tienes una prosa, Arantza, prodigiosa. Embelesa, te abstrae de los problemas, te involucra y te hiere con la dureza de algunas partes del relato. Te hace sonreír y te lleva a generar una leve lágrima, íntima, comprensiva con quien la necesita. Es una prosa preciosista, cercana, humana y ágil que enaltece las cuatro vidas narradas.
Por supuesto lo más original de la novela es la voz elegida. Para mí, Arantza, eres una maestra. Una escritora que sabe tejer una historia global, coherente a través de cuatro vidas aparentemente inconexas, sin diálogos, a cuatro voces individuales, entregadas a una máquina, cada una a su contestador. Y aunque hay ausencia de réplica en esos mensajes, puedes entender perfectamente cuál sería y cuál será. Y eso hace todavía más creíble tu novela.
No sabes cómo he disfrutado, Arantza. Tanto, que me he quedado con ganas, con ganas de más, de leerte más y pronto. Así que a ello me voy a encaminar. Te has convertido en una de mis escritoras preferidas, algo que ya intuía por los comentarios de muchos escritores, colegas algunos de ellos de la última Microquedada relatista y solo espero que, en un futuro cercano, quizá en la XIX Microquedada “gallega, pueda tener la fortuna de conocerte más en directo, en persona, y podamos conversar y sembrar una amistad.
Y ya me tengo que despedir que si no la cinta del contestador se acaba. Me quedo esperando, esperando y esperando tu próxima historia, que seguro será original y muy personal. No tardes, ya te estoy echando de menos.

viernes, 7 de septiembre de 2018

ESCRITORES SINGULARES-51: ARANTZA PORTABALES



Arantza Portabales es una ESCRITORA SINGULAR. Inició su andadura literaria en 2013 a través del microrrelato, hasta que en 2015 publicó su primera recopilación titulada A Celeste la compré en un rastrillo. Fue ganadora del XV Premio de Novela por Entregas de La Voz de Galicia con su novela Sobreviviendo y acaba de publicar su última novela titulada Deje su mensaje después de la señal, ya en gallego, castellano e italiano y se traducirá también al alemán y al hebreo.

Conocí a Arantza en la VIII Microquedada relatista de Sevilla aunque ya había oído hablar mucho de ella en las redes, había podido leer los elogios que otros muchos escritores de relatos le habían regalado y todo ello me llevó a desear leer su última novela, un placer inmenso que recomiendo a todos. Y es que Arantza teje una tela de araña. Elabora un entramado de hilos, de historias inconexas que, sin saber cómo, te atrapan y te mantienen pegado a ella. Tuve la tentación de leer cada una de las cuatro historias de su novela independientemente, saltándome las otras tres que van sucediéndose mensaje a mensaje, pero enseguida me di cuenta de que así no funcionaba. Es justamente lo deslavazada que parece estar construida su estructura lo que te hace querer avanzar en ella. La voz que ha elegido es muy original. Creo que construir una novela a través de monólogos en forma de mensajes a un contestador es algo tremendamente difícil que Arantza ha elaborado con un resultado magnífico.

Además de su trayectoria literaria, Arantza escribe todos sus micros y reflexiones en un blog que podéis curiosear pinchando en el enlace.


En esta nueva temporada de Entrevistas singulares, los relatos que publicaremos serán escritos por los autores para la ocasión a partir de una frase inicial que yo les facilitaré (y que estará resaltada en negrita) y al que también deberán poner título. Arantza nos regala éste titulado: Donde habitan los secretos con un final impactante. Leedlo, es precioso.

Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

 Donde habitan los secretos.

Le pareció increíble que un secreto tan importante hubiese dormido en las letras de aquella carta enmohecida y descolorida. O no. Los secretos siempre se quedan a vivir en sitios tópicos. En cajones de muebles antiguos, de caoba, principalmente. En patios de vecinas. Viven detrás de puertas cerradas. O en desvanes. Suelen habitar en cartas amarillas dobladas en quince partes. Despliegan su insultante verdad a través de tinta semiborrosa y caligrafías perfectas, levemente picudas, totalmente trasnochadas. No nos engañemos. La gente ya no escribe como lo hacía antes.
Cogí la carta y la rompí en miles de pedazos. Vi una vida hecha trocitos minúsculos. Ahora el secreto se quedaba conmigo. Al final, los secretos se quedan siempre dentro de nosotros. Y cada vez que me viese en un espejo, vería esa verdad en mis ojos. También supe que nunca podría volver a mirar a los ojos a mi madre. Y comprendí de golpe por qué ella nunca era capaz de mirar a mi padre a la cara.

ENTREVISTA SINGULAR


1.- ¿Cuál es el principal motivo que te empuja a escribir? ¿Recuerdas cuál fue la primera vez que comenzaste algún texto? ¿Lo guardas todavía? ¿Te atreverías a publicarlo a modo de relato?
Siempre digo que escribir me da el punto exacto de aislamiento que me permite afrontar con normalidad las otras facetas de mi vida. La Arantza escritora me permite ser mejor profesional, mejor pareja, mejor madre. Mi primer texto fue para un curso de escritura con Rubén Abella. Fue hace seis años. Y creo que no me atrevería a publicarlo, jajajajaja

2.- Imagina que tuvieras la posibilidad de publicar un libro con una editorial de tirada nacional y tuvieses libertad para elegir el género y la temática. ¿Cuáles serían y por qué?
Bueno, con la última novela he dado el salto a un grupo editorial muy grande como es Penguin Random House, a su sello Lumen, que cuenta con autores en su catálogo como Alice Munro, Quino, Borges, Elena Ferrante , Margaret Atwood… Realmente es una experiencia increíble estar con una editorial tan grande a nivel nacional, aunque el original, publicado en gallego, también  fue editado por Galaxia, que es referencia en el panorama editorial gallego. ¿La temática? ¿El género? Novela, relato o microrrelato. No me veo escribiendo ensayo, teatro  o poesía. 

3.- Te pido que seas tu crítico/a más duro/a. Dinos qué se te da peor a la hora de escribir y cómo intentas resolverlo.
Siempre soy mi crítica más dura. Lo que más me cuesta es la descripción de paisajes y personajes. Creo que lo resuelvo de la forma más cobarde: describo muy poco.

4.- ¿Cómo sería tu presentación ideal de un libro? Quiero decir, qué elementos tendría que tener para que resultase interesante, amena y entretenida.
No me gustan las presentaciones muy artificiosas. Sí que valoro mucho además de la presencia del editor, que es imprescindible, rodearme de gente muy solvente. He tenido la suerte de haber sido presentada por Pedro Sánchez Negreira, Javier Ximens,  Xosé Monteagudo, Laura Lojo o Inma López Silva. Nunca preparo nada. Concibo las presentaciones como actos bastante informales en los que los asistentes descubran al autor, la obra y el proceso creativo.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Tanto digital como en papel, resulta muy difícil elegir qué leer ya que normalmente nuestro tiempo de lectura es limitado. En tu caso, ¿cuál es el criterio que sigues para la elección de una próxima lectura?
Me gusta acudir a las presentaciones de mi ciudad, me dejo aconsejar por mi librera, leo reseñas, me dejo influenciar por las redes… Tengo un montón de libros en la cola de lectura. La escritura me saca mucho tiempo

6.- Vivimos en el mundo de la hiper conexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Bueno soy adicta a Facebook. En Instagram y Twitter entro menos. Casi por salud mental. Creo que en breve llegaré a un punto de saturación. Me está empezando a cansar la artificiosidad que rodea el mundo virtual.

7.- ¿Cómo te calificarías como lector/a? ¿Qué géneros te gustan? Y ¿en qué momentos disfrutas de la lectura?
Pues era una lectora excelente que se ha convertido en una lectora vaga. Cada vez leo menos, más reflexivamente. Leo con ojos de escritora y disfruto con los autores que me muestran historias de forma novedosa. Me gusta el relato, el microrrelato y la novela. Y cuando más disfruto es después de comer y sobre todo en fin de semana.

8.- ¿Cuál es tu secuencia a la hora de estructurar una novela, o el género que escribas? Me refiero a cuál es la cadencia de creación: ¿Primero los personajes, o el conflicto principal, o el final, o cómo lo acometes?
Primero la estructura. El tema. La voz. Todo lo demás viene después.

9.- Me gustaría que definieses ese momento en el que das por finalizado un libro. El momento final, cuando recibes las galeradas y les das el último ok.
Yo creo que siempre se quedan conmigo. Los reescribo mentalmente de modo enfermizo. Además en mi caso está el añadido de la traducción que acometo como una reescritura. Es un doble proceso creativo.

10.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) Recomiéndanos un libro y el motivo por el que tendríamos que leerlo.
Catedral, de Raymond Carver. Pero podría ser cualquiera de él. Porque nadie ha retratado así la condición humana

b) ¿Cuál es tu escritor/a favorito/a?
Pues diría Carver. Y añado a García Márquez.

c) ¿Qué opinas de los blogs literarios?
Yo creo que son un modo de difusión increíble que han democratizado, para bien y para mal, la escritura. Todo lo que escribimos ahora está al alcance de todo el mundo. Pero creo que nos ayudan a pulsar la aceptación de nuestros escritos y a que nos lean. Porque esa es la única finalidad de un escritor. Que le lean.

d) Un libro que no hayas podido terminar de leer.
El señor de los anillos.

e) Un deseo literario para el próximo año.
Tengo tantos proyectos interesantes que no voy a desear nada. Que siga la vida.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Últimamente me pasan cosas tan sorprendentes, tanto buenas como malas, que estoy perdiendo mi capacidad de asombro.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
Es que la vida y cada momento me va trayendo diferentes bandas sonoras. Mi adolescencia es puro pop español. Mi juventud es U2. La universidad fue para los cantautores. Aprobé una oposición a ritmo de Pearl Jam. La maternidad me separó de la música. Mi última novela la escribí escuchando a Iván Ferreiro y la estoy traduciendo bajo los dictados de Izal. No puedo quedarme con uno solo.

h) Las 3 características que debe tener para ti un buen editor/a.
Debe ser claro, confiar en ti,  dar siempre su opinión sincera y aportar su experiencia, pero respetando tu condición de autor.
La relación con todos mis editores es fluida en ese sentido.

11.- Estoy inmerso en plena lectura de Deje su mensaje después de la señal. Me parece una estructura muy original, la de utilizar cuatro voces y la forma en que ellas narran la historia. ¿Nos podrías contar un poquito cómo se gestó tu idea de esta novela?
En enero de 2016 escribo un microrrelato para el concurso de Esta Noche Te cuento que es justo el primer capítulo de esta novela. El descubrir la potencia de una voz narrativa hablándole a un contestador me hizo plantearme el crear una historia a través de mensajes. A partir de ahí fue todo rodado.

12.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
El otro día colgué una foto en Facebook. Estaba en una playa leyendo, al atardecer y tomando una caña. Puse en broma que guardaba la foto para la próxima vez que me preguntasen qué es la felicidad. Y es que es solo eso. La felicidad son momentos. Momentos de serenidad, de retrospección, de compañía, de observación de mis hijas, de serenidad, de compañía, de cielos rojos, de mar y montaña. Pequeños instantes. La felicidad no es más que ese cúmulo de pequeños instantes que se quedan contigo para siempre. 

lunes, 3 de septiembre de 2018

A vueltas con el Trap

Hoy el azar de Youtube me ha llevado a visualizar un video en el que entrevistaban, en una masiva emisora de radio fórmula a Kidd Keo, adalid del Trap hecho en España pero cantado en inglés.

El presentador le ha pedido que definiese qué es el Trap y él, ni corto ni perezoso ha dicho que básicamente es hacer lo que te apetezca y con las letras que te salgan de los huevos. Ha tenido la osadía de definirlo como el nuevo “punky”, utilizando literalmente esa palabra, para terminar diciendo que ha cambiado un poco su estilo hacia algo más melódico y de temas más calmados…sin haber sido capaz de hilvanar dos frases con sujeto, verbo y predicado en el que explicarlo.

Es para mí un misterio, como imagino lo fue para los adultos de principios de los setenta frente al Punk, el hecho de que cientos de miles de jóvenes coreen y vitoreen a un tipo como Kidd Keo, y, más allá de él, que sean férreos seguidores del Trap como estilo musical, que adolece de muchas cosas, es repetitivo, autotuneado, exacerbado en su engolamiento musical, misógino, y por supuesto previsible. Nada que ver, desde mi punto de vista con el Punk, cuya filosofía podía resumirse en: "Hazlo tú mismo" o "hazlo a tu manera". El punk rechazó muchos dogmas y cuestionó lo establecido en su momento, además de despreciar las modas. Hizo canciones rápidas, sencillas e incluso “brutas” en el sentido de que tenían un par de acordes, una batería y listo, algo que cualquiera podía hacer y llevar a su rollo. El Trap es pura producción enlatada. No hay improvisación ni rotura musical con lo inmediatamente anterior y eso lo desnaturaliza bastante y le resta identidad.

Es pronto para saber si el Trap pasará a la historia como una corriente musical que dentro de treinta años pueda fácilmente identificarse por una serie de grupos o cantantes. Muy pronto también para estimar si podrá influenciar a sucesivos estilos musicales que se creen en los dos mil veinte y sucesivos, pero indudablemente hoy por hoy es lo que más tirón tiene entre muchos teenagers.

¿Qué cultura musical nos aporta el Trap? ¿Es cultura, contra-cultura o anti-cultura? ¿Es simplemente un objeto de marketing más? ¿Es música basura para consumo masivo? Muchos interrogantes que me dejan sin respuestas ante el hecho incontestable del seguimiento y éxito de este estilo que yo no puedo soportar pero que ha llegado a estar presente en la última edición del Sonar. 

martes, 31 de julio de 2018

PAPÁ ESTADO

Hoy he estado escuchando a un político regional cómo estaba potenciando con políticas locales el desarrollo del mundo rural. Más que potenciarlo lo que ha dicho que estaba haciendo era rescatarlo del abandono al que generaciones de políticos lo han condenado.
Y es que las sucesivas políticas liberales de partidos conservadores y pseudoprogresistas, unidas a las directrices ultraliberales de la Unión Europea han supeditado a la “rentabilidad” todas las acciones de apoyo social que se habían comenzado a principios de la democracia.
Es una falacia que todos los españoles tengamos los mismos derechos. No es cierto que una persona que vive en una pedanía de Cuenca tenga los mismos derechos que otra que vive en una gran urbe. Es triste pero cierto. No tiene acceso a los mismos servicios ni atención ciudadana básica que otra que viva en una ciudad. Y la entrevista de radio que he escuchado me ha recordado las veces que he pensado y defendido por qué tiene que haber “un estado”. O sea, por qué el estado ha de tener un cierto tamaño que no deje al libre albedrío y competencia del mercado los servicios y la atención de sus ciudadanos.
El ejemplo más característico es el de RENFE. SE habla ahora de la posible privatización del sector ferroviario para fomentar la competencia con empresas privadas que “agilicen” y movilicen el sector. Es algo de lo que estoy totalmente en contra. Es decir, la competencia no siempre es buena. Y no es buena cuando la empresa en cuestión a privatizar ha de dar un servicio a todos esos españoles que, de no ser por ella, jamás podrían tenerlo.
Es evidente que si RENFE se privatiza, habrá un número ingente de servicios de tren a pequeños pueblos y rutas que por ser deficitarias se eliminarán en aras de esa “rentabilidad”. Y sí, son deficitarias, pues tienen muy pocos viajeros, pero tienen que existir para dar a esos viajeros el servicio al que tienen derecho. Y eso solo lo puede hacer y cubrir PAPÁ ESTADO, o sea, todos nosotros y la solidaridad interregional.
Ocurre lo mismo con la asistencia sanitaria o educativa. ¿Por qué en una zona de pequeños pueblos con ya muy pocos niños, se les obliga a viajar decenas de kilómetros para acudir a una escuela, con la excusa de que “no es rentable” abrir una para tan pocos alumnos? Acaso esos niños no tienen el derecho per sé, de tener acceso a la educación cerca de su casa. No es tan algo el coste de hacerlo, si lo comparamos con los rescates de obras faraónicas que hemos tenido que pagar entre todos, como rescates de autopistas radiales, explotaciones de gas, o rescates bancarios. Para eso nunca se utiliza la palabra rentabilidad, para socavar los derechos sociales sí.
Por eso España se despuebla, por ello cada vez hay más pueblos fantasmas, abandonados por sus habitantes, que no encuentran respuestas en una clase política alejada del mundo real, el que siempre ha nutrido España, el de sus pueblos y gentes.
Sin entrar en ideologías, tendría que haber un partido fuerte que defendiese la base de la sociedad española, sus tradiciones, sus pueblos y costumbres, lo que no está reñido con la modernidad y con el deseo de evolución y mejora. Todo lo contrario, es precisamente en esos pueblos, en los que esa evolución y mejora tendría que comenzar y dejar de mirarse tanto el ombligo de las grandes capitales.

Y todo esto lo dice uno que renegó en su día de su pueblo, que le parecía lo peor y al que ha vuelto después de tiempo, ha sabido valorar la vida tranquila y cotidiana, la de verdad, la de las personas de bien que simplemente quieren ser felices y vivir sin problemas, pero eso sí, con los mismos derechos que todos los demás.

domingo, 29 de julio de 2018

PEACOCKS - Nuestro periquito y los sentimientos

Parece mentira que un adolescente que roza los trece años y el metro setenta, se comporta de forma tan bruta a veces, y tiene un vozarrón que ya querrían muchos adultos, manifieste una sensibilidad tan delicada cuando hablamos de los afectos.
Y es que en las dos últimas semanas hemos tenido a nuestro periquito Peacocks (PIccoxx como lo llamaría él) enfermo. El pobre estaba como amodorrado, con la cabeza apoyada en el palo donde a duras penas se sujetaba. No podía volar y cuando tenía que subir al palo o al comedero lo hacía trepando con el pico. Dejó de comer y beber y se infló como un globo, temblando sin parar.
Lo descubrimos una mañana cuando lo sacábamos a la terraza a disfrutar del aire de la mañana y enseguida nos dimos cuenta de que no estaba bien.
Peacocks lleva en nuestra familia ya dos años y cuando nos sentamos a desayunar a su lado, mi hijo no pudo aguantar más la emoción y rompió a llorar. Llorar de pena por la incertidumbre de qué es lo que le iba a pasar y porque nunca habíamos tenido un animal enfermo en casa.
Decidimos ir al veterinario esa misma mañana pero no le encontró nada reseñable, así que se limitó a recetarnos un antibiótico y una papilla de cereales que tuvimos que darle con jeringuilla ya que Peacocks había dejado de comer y beber.
Y a esa tarea tan delicada, la de coger con la mano un pequeño pajarillo, frágil y enfermo, es a la que nos encomendamos mi hijo adolescente y yo. Establecimos unos turnos de bebida (con antibiótico) y comida (papilla) cada 3 horas. Lo cambiamos a una jaula más pequeña para poder cogerlo sin que se hiciera daño y para aislarlo de Rainbow (nuestra periquita amarilla) y con esa cadencia, le dábamos de beber y comer. Al principio Peacocks se negaba, me picaba, nos agarraba el dedo con el pico y se defendía, pero poco a poco imaginamos que entendió que estábamos haciendo algo bueno por él. Al final de la semana de tratamiento conseguimos que nos abriese el pico para tomar la papilla y nos mirase con cara simpática. MI hijo cada vez estaba más contento, de ver que nuestro periquito se recuperaba, y poco a poco dejaba de temblar y de estar tan torpe. Además, empezó a comer por sí mismo lechuga y alpiste y comenzó a moverse por la jaula y a trepar por la reja.
Y cuento toda esta experiencia para valorar lo importante de los afectos a todos los niveles, para entender la importancia que la conexión que podemos tener con un simple pájaro nos hace sentir familia, nos hace cuidarle, nos hace preocuparnos y dedicar el tiempo necesario a darle de comer, a darle su tratamiento, a verificar que mejora poco a poco y sobre todo a sentir que no estamos tan deshumanizados como la tecnología o el mundo acelerado que vivimos pudiera hacer pensar. No. Seguimos siendo seres humanos, con sentimientos, con sensibilidad, con amor y con la debilidad de derramar unas pocas lágrimas cuando vemos que nuestro Peacocks no estaba bien.

Pero todo ha pasado, mañana lo volveremos a pasar a la jaula grande, con Rainbow, que tanto lo ha echado de menos esta semana y con quien, estamos seguros, se sentirá de nuevo en familia, en casa.

domingo, 22 de julio de 2018

THE POP KIDS – PET SHOP BOYS en el FIB

 Ayer fuimos testigos en el FIB, mis hijos preadolescentes de diez y doce años y yo, de por qué la música hecha con calidad, con arte y con transgresión transciende las generaciones, las nacionalidades y los gustos del ser humano.

Y es que ver triunfar como ayer vimos a un grupo que lleva ya 35 años en los escenarios y ha vendido más de veinticinco millones de discos es mucho decir. Y me refiero a triunfar, no a hacer un concierto de grandes éxitos, los éxitos masivos de los ochenta, sin ninguna dedicación al fan ni interés por sacar discos en los últimos años como han hecho otros tantos grupos-dionasaurios. Los Pet Shop Boys no son de éstos, sino todo lo contrario. Con una carrera mucho más brillante en mi opinión en los años 90, y una muy digna trayectoria desde el año 2000, han seguido sacando discos hasta el último álbum publicado en 2016 titulado Super con supersingles de pegada mundial como The Pop Kids, apodo con el que se les conoce en Londres y desde luego en medio mundo porque lo son, para mí son los indiscutibles niños pop que han ensalzado este tipo de música hasta convertirla en una música perfecta.

Pet shop boys fueron acusados en sus comienzos de falsos, de no realizar directos, de hacer música enlatada. Nada más lejos de la realidad. En momentos como este en el que la electrónica es fundamental de los grupos de post-rock y de influencia masiva, ellos la saben imbricar con melodías pegadizas, letras pop y una puesta en escena visual con creaciones de videoarte de perfección sin límite. Lo de ayer fue mucho más que un concierto, fue un evento audiovisual, en el que la parte videográfica, luminosa y de efectos escénicos estaba al mismo nivel artístico que la musical.

Neil Tennant y Chris Lowe están más en forma que nunca. Parecen un grupo de los dosmildiez, o sea de ahora, no parecen un grupo de los ochenta, ni de los noventa, parece que han lanzado su primer disco hace poco y eso es porque su música es atemporal, sus arreglos electrónicos conectan con los jóvenes, con los de más de treinta, de cuarenta, de cincuenta y hasta de sesenta, porque su musicalidad es eso, arte en estado puro.

Son un ejemplo de trayectoria, de evolución coherente con la edad que adquieren y de indudable implicación y dedicación a su público. Ya querrían otros muchos grupos míticos estar a este nivel.
Ayer Pet shop boys compitieron muy dignamente en público con The Kooks, banda que atrajo a miles de fibbers jóvenes, muchos de veintitantos y otros no tan jóvenes. Mantuvieron la explanada llena, la gente bailó sus canciones en un concierto que se nutrió de temas de sus últimos discos, de los dosmil y pico. Pocos singles masivos de los 80 y 90 lo que aún dignifica más su apuesta por la innovación y por el tren del que tira el Fib.


Si ya era fan de Pet Shop boys, creo que ayer, nos hicimos mucho más “fans” los tres, Izan (doce años), Adrián (10 años) salieron canturreando …. They call us the pop kids……cause we love the pop hits…. Y yo.

martes, 17 de julio de 2018

El hombre que se enamoró de la luna – Mi crónica de lectura

Llevaba muchos meses detrás de este libro. Me había sido recomendado por varios amigos, había leído muy buenas críticas sobre él y cuando Verónica Segoviano lo recomendó como su libro preferido en su ENTREVISTA SINGULAR me lancé a comprarlo sin pensarlo más.

Tom Spanbauer crea un personaje frágil, desde mi punto de vista, llamado Cobertizo, también conocido como Afuera-en-el-Cobertizo o Duivichi-un-Dua que nos contará su episodio vital hasta el descubrimiento de quién es él realmente. Y aunque de la lectura de la novela uno puede ver que Cobertizo será un niño-hombre curtido en la vida, que aguanta episodios muy duros, crueles y deshumanizados las más de las veces, y lo supera todo con valentía y hasta con normalidad, yo veo en él un subyacente, su dolor, su soledad temprana, su querer agradar a los demás y su incomprensión en muchos momentos de lo que el mundo le depara.

Es para mí el mayor acierto de la novela de Tom la utilización de los nombres. Los nombres indios y mormones con los que “bautiza” a todos los personajes y elementos que pululan por la trama de la novela. Son explícitos, reconocibles, obvios y nutren a la historia de verdad, de esencia singular.

Por supuesto, el mundo propio imaginado del autor es completamente evocador, reservas indias de la américa profunda a finales del siglo XIX en las que la homosexualidad y la libertad sexual en todas sus posibilidades deambulan con absoluta normalidad en el escenario por el que transitan sus personajes. Resulta paradójico, a veces surrealista y las más de las veces motivador, mezclar búfalos con pollas, travestis con hombres-con-agujero-de-mujer, mormones ultra religiosos, hoteles pintados de rosa, relaciones incestuosas, indios de ojos verdes, prostitución masculina y femenina, sin protección, claro, estamos en el siglo XIX…montañas desiertas, cuerpos masculinos afeitados, maternidad compartida, elementos gore, maltrato femenino, leyendas indias y sheriffs deshumanizados. Es lo más parecido a un western-punk que jamás he leído.

La lectura de El hombre que se enamoró de la luna, por cierto, solo el título ya es motivo suficiente para abordar esta novela, ha supuesto una explosión de múltiples sensaciones, sorpresa, risa, admiración, sonrojo, indignación, y sobre todo ternura hacia Cobertizo y su mundo.

Cuando la novela se acerca a su final y a crees haber asimilado la enormidad de la historia, el final te deja sin palabras, aturdido y sin saber si lo que has leído es realmente lo que deberías haber leído.


Creo que me voy a lanzar a por otra de sus novelas: La ciudad de los cazadores tímidos, no me digáis que con un título así no os apetece leerla!!!

viernes, 6 de julio de 2018

AL MUTAMID - AMOR ETERNO

Os presento el relato que escribí para la VIII Microquedada relatista de Sevilla celebrada con gran éxito este año 2018. La recopilación y edición realizada por MD Rubio de Medina de forma magistral.
El reto era escribir un relato basado en un personaje de la historia de Sevilla. Yo elegí a AL MUTAMID.
La organización estuvo de diez, todos los que dedicaron su tiempo y esfuerzo nos ofrecieron una microquedada fabulosa donde pudimos compartir amistad, charla, literatura, risas y buena comida!!
Un bonito recuerdo que ya nos emplaza al a XIX Microquedada gallega.
Espero que os guste mi relato!


jueves, 5 de julio de 2018

Soy real

Beatriz había decidido tirar la toalla. Harta de no encontrar ropa para su talla, después de seguir todo tipo de dietas, tratamientos personalizados, visitas a endocrinos, tablas de entrenamiento y alimentación macrobiótica, y de que fuese objeto de chanzas y burlas por doquier, de humillaciones en la red, de desmesuradas críticas por su aspecto y su peso, un buen día se plantó delante de su espejo, desnuda, se miró y se dijo a sí misma.

—Pues esto es lo que hay. Soy flaca. ¡Qué le vamos a hacer! No hay Dios que me haga engordar ni que me dé curvas. Plana por delante y por detrás cual espagueti andante. ¡Para colmo este grano en la punta de la nariz, joder! Y ¿me ha salido un poco de bigote? Pero si me hice el láser en sesiones interminables…Ostras, lo peor es lo de las costillas, mi cuerpo parece una espaldera, se pueden hasta contar. ¡Ay qué piel tan blanca, y es que yo paso del blanco al rosa bermellón en menos de una hora! Y lo peor, lo más friki, mi ombligo hacia afuera. ¿Se puede tener más mala suerte? ¡Seguro que a mi madre le tocó el peor ginecólogo de su promoción!

—Nada, lo tengo que admitir y asumir, también soy fea. ¿Y qué? ¿Acaso los miles de tíos que actúan como youtubers o instragramers que circundan la red son modelos musculosos? Pues claro que no. Hay cada cardo por ahí que tira de espaldas. Y sin embargo, nadie les critica por su aspecto. Yo soy fea y rica, ¿eh? Que conste, porque el millón de seguidores que tengo en Instagram y mi canal de youtube: Beatrácica galáctica lo peta a diario. Y vivo de puta madre, pero siempre con mi máscara virtual.

Inmediatamente después cogió su cámara fotográfica, se hizo un selfie que no dejaba lugar a dudas sobre lo que mostraba y lo colgó en todas las redes sociales en las que participaba. Y lo subtituló así:

“Si lo que estás mirando te deja perplejo, sin aliento, o quizás estupefacto, tranquilo. No le pasa nada a tu vista, simplemente he utilizado el filtro de la realidad, y al fin me vais a ver como yo soy, sin más, real. ¡Y ahora vas y lo cuentas!

lunes, 18 de junio de 2018

Presentación del libro 50 ESCRITORES SINGULARES en La Bohemia


Ayer fue una tarde muy especial. Presentamos en La Bohemia el libro 50 Escritores singulares, recopilación de las 50 entrevistas singulares publicadas en el blog
https://loabsolutonoexiste.blogspot.com/
Una velada en la que compartimos amistad, literatura, admiración y buen rollo en un escenario singular gracias a que Manu Vives nos acogió en su cápsula del mundo artístico, La Bohemia, la locomotora del mundo cultural y artístico de Castellón. Y allí nos encontramos casi todos los escritores que han participado en el proyecto. Quiero daros las gracias a todos los que habéis participado de esta aventura singular, los 50 escritores singulares: Mabel Capdevila CalvoAna PascualTeresa Segarra,Francisco Magnieto MartínNicolás Jarque Alegre,Elia García Saura,María Belén Mateos GalánJuanjo Montoliu MarcetMiguelángel Flores,Raúl ArizaNieves Gracia GrañenaCarlos ManzanoM Pilar Sanjulian MonlleoAlberto PérezIsabel Garrido MezquitaMariana San Pi,Fernanda Vila GimènezFabienne TrembléJavier García MartínezMj AucejoPedro ParadísPilar Saborit TelGabriele CellaiLeo PlaNina PeñaDavid FloresJuan Carlos Nuñez MateoPetra Dindinger Biermann,Ana VidalMiguel Torija MartíJordi DMFrancesc Barberá PascualDavid González FernándezVi GascóDedalo Ignacio J. BorrazCarmen M. MarínJosé Manuel González de la CuestaJose Sanchis Mezquita,Maribel Escrig IbáñezÓscar GualJuan Peregrina MartínDesirée Ruiz,Verónica Segoviano MarinasM Carmen Castillo PeñarrochaPsicobook Adela Torres EsplàPaz Monserrat RevilloJosé AbadJuan Jose Robles,Rosario Raro, a todos los que participasteis ayer y compartisteis vuestros relatos con el público y a todos los que acudisteis a La Bohemia a pasar una velada literaria que fue para mí inolvidable. Un fuerte abrazo a todos por vuestras palabras hacia mí y por vuestra generosidad. ¡Sois grandes, sois artistas!