jueves, 30 de noviembre de 2017

ESCRITORES SINGULARES-27: JUAN CARLOS NÚÑEZ MATEO

Juan Carlos Núñez Mateo es un ESCRITOR SINGULAR. Lo descubrí con su segunda novela titulada La escalera del gallinero editada por Lapajaritaroja 


con la que pude disfrutar de lo bien que escribe, de la estructura de su narrativa, de la evolución de las tramas en paralelo, de la descripción de los escenarios que te parece tocarlos y hasta olerlos y que reseñé en este mismo blog

https://loabsolutonoexiste.blogspot.com/2017/09/la-escalera-del-gallinero-mi-cronica-de.html

Juan Carlos destila una prosa cuya factura refleja oficio, con seguridad en la forma de abordar la trama que cada personaje va a vivir. Consigue llevarte al escenario que él mismo sustancia con sus descripciones. No es que te cuente cómo es el pueblo donde sucede la acción o la escena, es que tú, lector, lo notas a tu alrededor. Sientes cómo es, si hace frío o si huele a jazmín. Si estás a gusto sentado en un banco al calorcito del sol o si quieres ir a tomarte un café con otro personaje. Es algo real, una percepción que te hace sentirte protagonista de la novela que Juan Carlos ha decidido escribir y en la que te ha metido como figurante sin pedirte permiso.

Conseguir eso con una segunda novela, con una producción literaria tan incipiente es reflejar la buena calidad que subyace en un escritor novel que estoy seguro nos dará futuras alegrías y momentos de placentera lectura.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un fragmento de su primera novela titulada Procesionaria, que en breve devoraré en pocas tardes de lectura otoñal.

Leedlo, os picará la curiosidad y no lo podréis dejar. Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación.

Texto extraído de mi primera novela.

(…) Las horas eran tan parecidas la una a la otra que el tiempo se le antojaba suspendido. Se encontraba sentada en la cama de su habitación con las piernas cruzadas y los pies debajo de sus muslos esperando que algún acontecimiento la sacase de aquellos espantosos pensamientos. Recordaba la ausencia de emociones con la que el sirio trajinó la situación. Le pareció que se comportó como un autentico depredador sacando su lado más oscuro. Las preguntas se agolpaban en su pecho ahogándola, aumentando su desasosiego y el deseo de compartirlas con alguien. Lo intentó con Jonás pero no cogía el teléfono, dudaba de la reacción de su tío si le ponía al corriente de lo sucedido en Tierrantona. Sólo le quedaba esperar.
Balanceaba su cuerpo adelante y atrás como si se hallara en un perturbador trance. Reconociendo que tendría que haber tomado más en serio las advertencias de su tutor. Tenía su móvil junto a ella sobre la almohada, desconectado por temor a que Muhammad intentara localizarla, era la última persona con la que deseaba hablar. Cogió el aparato para activarlo y marcar de nuevo el número del biólogo. Lo acercó a su oreja con la esperanza que los tonos de llamada esta vez sí fueran contestados.
—Al fin te localizo. ¿Dónde estás?
—Estoy en La Paloma.
—Necesito verte.
—¿Qué ocurre?
—No quiero hablar por teléfono.
—Me estás asustando.
—No creo que más de lo que yo lo estoy.
—¿Dónde quedamos?
—En la entrada a la finca, junto al puente.
—Dame media hora.
—Te espero —concluyó ávida.
Estiró las piernas y cayó sobre la cama de espaldas. Una tímida expresión de consuelo se podía adivinar en las verdes pupilas que asomaban sobre las ojeras de su ominoso semblante. Mientras se ponía los pantalones cavilaba que Jonás le ayudaría. Sin percibirlo alejó por unos instantes sus temores para recordar su primer encuentro en los establos. Ya entonces sintió algo que ella descifraría después como amor, como si una semilla hubiera germinado en su corazón. Con los hoscos pensamientos reconoció que el malogrado jardín en que había convertido su espíritu necesitaba más que nunca de los cuidados del joven biólogo.
  
     Procesionaria.

ENTREVISTA SINGULAR 

1.- Aunque ya eres un autor publicado si te dieran la posibilidad de publicar tu próxima novela con una de las grandes, ¿sobre qué tema te gustaría escribirla? Y ¿a qué no renunciarías nunca en aras de la comercialidad a la que supuestamente pudiera dirigirte la editorial?
Cuando escribo no me lo planteo. Si tuviera la posibilidad de hacerlo con una de las grandes no alteraría mi forma de escribir. La temática que me gusta abordar en mis novelas habla de sentimientos, de emociones muchas veces contradictorias, lo que se suele presentar como la condición humana. Me divierte contar historias cercanas y muy reales pero con un trasfondo de misterio, ese algo que mantenga al lector con las ganas de seguir leyendo.
No renunciaría a la manera en que me gusta contar las cosas.

2.- Imagino que como buen escritor que eres serás también un gran lector, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Suelo leer por las tardes, aunque depende mucho del lugar donde me encuentre.

3.- Disfruté muchísimo con la lectura de tu última novela titulada La escalera del gallinero que reseñé en este mismo blog. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco? Y ¿nos puedes contar algo de tu próximo libro?
La idea germina en mi cabeza y durante un tiempo se va transformando en una historia o en varias, es cuando empiezo a escribir. Desde ese instante me convierto en una esponja que lo absorbe todo, cualquier situación cotidiana, algún gesto, una palabra, todo es susceptible de ser utilizado para dar vida a los personajes. Siempre digo que cuando estoy inmerso en una historia la página en blanco soy yo.
   La novela que estoy escribiendo sigue la línea de las anteriores, esta vez hay personajes que re repiten porque así me lo han pedido los lectores de La escalera del gallinero. Han pasado varios años desde que Luis y su hijo Siete dejaron Frémola para instalarse en la capital. La misteriosa desaparición de un joven será el comienzo de una aventura en la que se verán involucrados, una trama de espías donde nada es lo que parece.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Música.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Me fijo en la temática sobre todo, aunque en ocasiones me dejo aconsejar por mis amigos.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
No me gustan demasiado, pero reconozco que es una ventana para que la gente te conozca. Desde que publique en 2010 Procesionaria uso este medio de manera más activa para mantener contacto con los lectores.

7.- ¿Eres escritor de día o de noche? Y añado, porque eres también nuestro profesor de escritura
No soy muy disciplinado. Hay semanas que escribo en cualquier momento que encuentro un hueco y otras en las que no escribo nada de nada. Pero si puedo elegir prefiero la noche.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Siempre he estado liado con algo. En mi juventud dibujaba mucho, sobre todo cómics. Más tarde descubrí el mundo de las figuras de plomo, pasaba el tiempo construyendo dioramas y pintando esas figuras. Aunque siempre me gustó escribir no fue hasta hace unos diez años que me lo tome algo más en serio.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?
Hermana, la primera novela de Rosamund Lupton, una historia de misterio y terror

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
El Lazarillo de Tormes.

c) ¿Qué género literario te apasiona más?
Misterio, novela negra.

d) ¿Eres de radio o de televisión?
Radio.

e) ¿Mar o montaña?
  De montaña por supuesto. Eso se nota en mis novelas.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
  No me sorprendo fácilmente, quizás me quedaría con una noticia; Mbah Gotho el hombre más viejo del mundo que tiene 145 años y la tumba escavada desde 1992.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
 Paul Simon y Sting, por razones diferentes.

10.- Me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
(…) El sol no asomaba aún tras las montañas, la bruma era tan intensa que no se podía ver el extremo de una mano extendida. La visión del bosque en aquellas circunstancias, muy lejos de producirle temor, le proporcionaba una gran serenidad.

   Extraído de mi novela Procesionaria.


11.- Pregunta extra: ¿Nos darías un consejillo sobre cómo mover un primer proyecto dentro del mundo editorial?
No creo que sea el más indicado en aconsejar sobre esto. Mi primera novela fue de autoedición y recuerdo que lo pasé genial maquetando y eligiendo la portada. Mi segunda novela es publicada por una editorial que ha conseguido mayor calidad en el resultado final. Ambos casos surgieron por casualidad, en la primera fui animado a publicar por la que por entonces era mi profesora del taller de escritura creativa de la UJI la escritora Rosario Raro. Con mi segunda novela tuve una breve entrevista con el editor, después de leer los primeros capítulos firmamos el contrato.