domingo, 5 de noviembre de 2017

ESCRITORES SINGULARES-24: LEONOR PLA

Leonor Pla es una ESCRITORA SINGULAR. Sus relatos mezclan el costumbrismo más cercano con situaciones inverosímiles, humor ácido y dobles sentidos. Y todo ello envuelto en una buena píldora de humor que te levanta el ánimo nada más leerlos. No hay nada más que leer los títulos de sus relatos para intuir ya la singularidad de los mismos.

Su prosa es divertida, interesante y cotidiana y te puede parecer que estás leyendo de un tema concreto, cuando de repente el relato vira instantáneo y termina con algo muy diferente. Esa es la magia de Leo, su imprevisibilidad a la hora de abordar la evolución de un relato.

He podido compartir con Leo el Taller de escritura online Sanscliché, impartido por Rosario Raro y ha sido un verdadero placer comentar y disfrutar cada semana sus relatos.

Hace pocos meses, Leo publicó con Pilar Saborit el libro titulado Visión estrábica, con editorial ACEN que os recomiendo si queréis disfrutar de buenos y singulares relatos, y que muy pronto reseñaré en este mismo blog. Mis favoritos son: Avispada, avispada, no soy (me parece un título redondo, jaja), 20 centímetros o El extraño caso de las verduras voladoras.


A continuación comparto con todos vosotros, lectores, el relato titulado Más imaginación que Julio Verne, fresco, divertido y singular, como ella.


Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

MÁS IMAGINACIÓN QUE JULIO VERNE

DIA 241. ATALAYA NORTE DEL PLANETA PD-1256
La misión ha fracasado. De los ocho científicos que partimos de la Tierra tan solo quedo yo. Hace diez días que murió Jackson, el último biólogo. Aún no entiendo cómo las sondas detectaron agua. Huyo del polvo tóxico que pronto me envolverá. Creo que esta será la última entrada de mi  bitácora. A lo lejos diviso un alienígena corriendo hacia mí, esto es el fin.
     ¡Tomás, haz el favor de tirarte por el tobogán que no veas la cola que has formado!

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
De novela negra, casi seguro.

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
A cualquier hora del día. Aunque los días que puedo leer antes de la siesta, lo disfruto enormemente. Con la edad, me he vuelto más flexible, ahora leo varios libros a la vez, algo que antes nunca hacía, así que dependiendo de la hora, elijo uno u otro.

3.- He podido disfrutar de la gran originalidad de tus relatos, tanto en el taller de escritura online Sanscliché, como en tu libro Visión estrábica, publicado al alimón con Pilar Saborit que todavía no he reseñado pero que en breve lo haré al modo del comentario de los textos del taller de escritura. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco? ¿Nos puedes también comentar cómo ha sido tu experiencia de escribir un libro a cuatro manos?
Algunos temas que considero tienen miga los anoto para desarrollarlos más tarde. Muchas veces son noticias sorprendentes, de esas que dices “la realidad siempre supera la ficción”. Cuando estoy ante un folio en blanco siempre suspiro unas cuantas veces, igual que si fuera a emprender una gran carrera, luego me dejo fluir, con la tranquilidad de la futura revisión. Ya conoces a Pilar, es imposible aburrirse con ella, así que ha sido una experiencia muy positiva. Como éramos novatas, nuestros encuentros resultaban espontáneos y entrañables. Yo lo viví, y creo que ella también, con mucha ilusión. Nuestro pequeño experimento se gestó entre cervezas y confidencias.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Tanto para leer como para escribir, me gusta la soledad total, ni música, ni ruidos y el teléfono bien lejos.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Tengo varias sagas de las que soy incondicional (Jo Nesbo, Ian Ranklin, Jussi Adler-Olsen) y la verdad es que leo todo lo que cae en mis manos, desde compañeros de escritura a profesionales consagrados. Solo pido entretenimiento, me conformo con poco.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Me di de alta en facebook después de viajar a Egipto, para compartir las fotos del grupo, allá por 2009. He continuado con ella pero me va a rachas, me resulta aburrido (y en ocasiones escalofriante) conocer qué hace cierta gente a todas horas, sus pensamientos, frustraciones y alegrías.

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
De día. Cuanto más pronto, más despejada. Luego me voy espesando y no sale nada que me parezca decente.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Me gusta el cine, aunque como con la lectura soy poco exigente. Me trago de todo. Cuando era más joven iba a muchos conciertos, ahora no tanto. Visitar pinacotecas de arte clásico es una afición que estoy adquiriendo y un pozo de inspiración para mis relatos.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?
El nombre del viento de Patrick Rothfuss. Alta literatura fantástica.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
Ninguno, de verdad que no me sale nadie.

c)    ¿Qué género literario te apasiona más?
La novela policíaca.

d)   ¿Eres de radio o de televisión?
Radio, me acompaña más. Podría vivir perfectamente sin tele.

e) ¿Mar o montaña?
Mar, mar, mar.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Que el chiste se convierta en realidad: la III Guerra Mundial podría tener lugar por malentendidos en los grupos de WhatsApp de madres del colegio.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
Tengo todos los discos de Madonna y de Platero y tú.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.

       Son las ocho de la tarde y voy a preparar la cena para la familia. Mi marido está en la cocina, me besa y, tras decirme que cocina él, me sirve una copa de vino y me invita a que coma unos tacos de queso recién cortados.