lunes, 30 de abril de 2018

ESCRITORES SINGULARES-43: VERÓNICA SEGOVIANO



Verónica Segoviano es una ESCRITORA SINGULAR. Autora ya publicada, con su fantástico libro multidisciplinar Sesión continua (Talking stories), en el que marida cine con música y literatura, una mezcla para mí perfecta con la que disfruté ya hace unos meses y que recomiendo a todos.

Conocí a Verónica en nuestro Taller de escritura creativa de Benicàssim, de la mano de Rosario Raro y desde el primer momento disfruté de sus clases. Aprendí muchísimo con sus consejos, sus comentarios a los relatos que escribíamos y las explicaciones que nos ayudaron sin ninguna duda a mejorar nuestra propia escritura. Verónica dejó el taller en un nivel muy alto y la echamos muchísimo de menos. Espero que algún día se anime a volver. Nos encantaba sobre todo el comienzo de la clase en el que Verónica nos ponía siempre un corto cinematográfico que luego comentábamos desde el punto de vista del lenguaje y del mensaje que quien había realizado el guion quería transmitir.

Aprendimos cómo construir correctamente una narración, cómo establecer un diálogo con matices en el momento adecuado de la trama y cómo obviar lo superfluo de las descripciones. Asistir a sus clases fue un ejercicio de enriquecimiento personal y literario que me empujó un poquito más a escribir mi primera novela ¿Cómo pudiste hacerme esto a mí?

Su carácter calmado es una delicia para el diálogo, el comentario colectivo en torno a los textos que leíamos y su simpatía arrolladora la convierte en la persona con la que te llevas bien desde el minuto cero. Y eso no es por azar. Es porque Verónica es una gran persona.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato muy cinematográfico, terrorífico y original como su libro. Leedlo, merece la pena.

Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

UNA DE MIEDO
Temperatura del agua 22 grados. En la programación vespertina ponen una de terror, mi género favorito. La protagoniza un monstruo terráqueo, los que más miedo me dan. Desde el principio un pavor irracional se apodera de mí. Es buena. Una sacudida me recorre la espina, mientras noto dilatarse mis pupilas de besugo con el deambular de este ser del mundo seco. Su envoltorio corporal carece por completo de humedad. Eso me produce una sensación desagradable que eriza mis escamas y palidece el brillo rosado que les proporciona el agua salada. Su movimientos bruscos y desacompasados me horrorizan hasta el punto de inmovilizar mi aleta caudal. Mis compañeros de banco hace rato que han huido víctimas del pánico. Yo aguanto como un valiente. Solo hay algo que me atemoriza más, los barcos. En realidad, este pobre bicho me da pena. Desde la seguridad del fondo submarino, disfruto de la descarga de adrenalina, de la catarsis que me hace superar el miedo atávico que me producen los humanos. Al fin y al cabo, me digo, es solo ficción.

ENTREVISTA SINGULAR
1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Siempre me ha interesado el tema de la supervivencia y las segundas oportunidades que la vida ofrece. También la superación, la idea de que, a pesar de las desgracias, una persona pueda ser leal a sus valores y a las personas que estima y admira. La identidad es otro de los hilos conductores de mis intereses literarios.

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Cualquier hora es buena para leer. Todos los días a ser posible. Para mí imprescindible en los viajes en tren y avión.

3.- Disfruté mucho de tus clases en el taller de escritura de Benicàssim y de la originalidad de tus relatos. También fue una experiencia enriquecedora y multidisciplinar leer tu libro Sesión Continua (Talking stories), donde aúnas Literatura, cine y música, una mezcla perfecta para mi gusto. Se podría decir que leí su música, escuché sus películas o vi sus textos. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Me gusta la mezcla de conceptos y de formas artísticas. Me apoyo siempre en imágenes, músicas, películas y situaciones cotidianas, porque las extraordinarias ya son en sí mismas un tesoro. Para mí es importante abordar un tema y desgranarlo desde los pequeños detalles. Son ellos los que desvelan a los personajes y la historia.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Libreta, móvil, eReader y ordenador. Cualquier herramienta que me permita tomar notas, sacar fotos, marcar lecturas. Suelo escribir en el ordenador de mi escritorio, pero puedo hacerlo en cualquier lugar que me permita concentrarme, aunque la verdad es que prefiero el silencio.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
En un autor que me inspire confianza o un género en un momento concreto. También busco recomendaciones, porque no suelo leer lo primero que cae en mis manos. Soy bastante selectiva.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Las utilizo, qué remedio. Son imprescindibles para compartir tu trabajo y conocer el de los demás. No las frecuento demasiado porque me quitan demasiado tiempo y me sacan del estado que necesito para escribir. Hay demasiado ruido en las redes.

7.- ¿Eres escritora de día o de noche? Por cierto, ¿tienes nuevo proyecto literario en marcha? En ese caso, ¿nos podrías avanzar un poquito?
Me gusta el silencio, por tanto soy más productiva y me siento más a gusto de noche, aunque lo normal es que lo haga durante el día, porque procuro adaptarme a los ritmos de la vida familiar. El problema de escribir de noche es que me cuesta mucho después aquietar la mente y la emoción para poder dormir.
Estoy con una novela de corte negro que tiene vocación de saga. Es un proyecto antiguo que se me resiste.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
El cine y la música. Cuando digo cine, incluyo las series de televisión y los documentales. El audiovisual produce una obra múltiple que aúna muchas artes. Considero que la música y el canto son una expresión de la emoción muy pura, ya que dependen del momento en el que se compone o se interpretan, tienen menos filtros, son menos mentales. Ambos alimentan mi vida y mi obra desde el inicio.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) ¿Nos recomiendas un libro?
Recomendaría muchos más, pero me voy a decantar por uno que leí hace ya veinte años: El hombre que se enamoró de la Luna de Tom Spanbauer. Me conmocionó y cambió mi vida.
b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
Las mujeres fuertes, valientes y honestas estilo Lizbeth Salander o las protagonistas de las novelas de Almudena Grandes de la serie de historias de una guerra interminable; los personajes de las Brönte o de Jane Austin; Calamity Jane si nos referimos al western. Inolvidable también, Fermín Romero de Torres de la saga El cementerio de los libros olvidados de Carlos Ruiz Zafón.
c) ¿Qué género literario te apasiona más?
La novela, sin duda.
d) ¿Eres de radio o de televisión?
Soy más de televisión, sobre todo películas y series. La radio me gusta para las noticias, pero sobre todo para escuchar algunos podcasts de los temas que me interesan.
e) ¿Mar o montaña?
Ambos. Y también llanuras, volcanes, selvas, desiertos, glaciares. Soy muy viajera. No hay razón para renunciar a nada. La naturaleza es maravillosa, la que queda, la que los humanos no hemos estropeado aún.
f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
La buena sintonía entre viajeros desconocidos entre sí durante un viaje en camión por África.
g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
De nuevo es un difícil acotar. No puede ser uno, pero si me obligas, escojo Sin llaves de El último de la fila.
10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
El tiempo con los amigos. Compartir un viaje, una cena, un libro, una peli, una canción. La gente es el ingrediente fundamental de la felicidad.