miércoles, 4 de abril de 2018

ESCRITORES SINGULARES-38: JOSÉ SANCHÍS MEZQUITA

José Sanchís Mezquita es un ESCRITOR SINGULAR. Con una buena cosecha de obras publicadas, comenzó una gran saga de fantasía épica con Tempestad: La sangre del dragón, publicó también un compendio de relatos titulado  Conjuro de cuentos y posteriormente su primera novela, Ángeles Masones (Editorial EDISI), en la que realiza un viaje a través de los misterios que envuelven muchos edificios de Vila-Real alrededor de la figura de los masones.

Se ha atrevido también con la novela negra, a través de su último libro publicado, titulado Juan, el Gancho, dentro de la serie Noir is black, de la editorial independiente Perica la literaria, que pronto pasará por mis manos y que sin duda reseñaré en este mismo blog.

Una cosecha sin duda abultada y transversal en la que ha transitado por muchos géneros literarios y por los que estoy seguro continuará en breve, aunque intuyo que su preferido es el mundo de la fantasía épica, en el que crear mundos, personajes singulares y evocaciones ensoñadoras.

También es miembro fundador de la asociación literaria Tirant lo Groc, que agrupa a varios escritores de Villareal, y que nació con el impulso de ser un punto de encuentro donde se puedan “difundir ideas, organizar eventos e impulsar proyectos que sean interesantes; escribir para ser leídos, crear cultura” y así “poner en valor la literatura local”.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato sobre ese mundo de fantasía mágica que tanto gusta crear a José en su prosa, que nos transporta a una realidad diferente, a un mundo alternativo, sin época concreta y lleno de misterios por explorar.

Leedlo, merece la pena. Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación.

FINIS TERRAE

La joven descendía con calma por la calle principal de la población mientras admiraba los abigarrados edificios que se inclinaban sobre ella, las construcciones semejaban gigantes que observaban su paso con estoica mirada. A su lado la perrita zigzagueaba pizpireta al compás de todo lo que sucedía a su alrededor.
La calle se ensanchaba hasta desembocar en una plazoleta donde todo el mundo gritaba y las mercancías se apilaban por doquier. Era un hervidero de gente. La muchacha se detuvo unos instantes e inhaló el aroma salobre que le llegaba del puerto. Se acuclilló y acarició a la perrita, la miró con complicidad y le guiñó un ojo. Había desarrollado la costumbre de hablarle como sí de una persona se tratase.
—¡Vamos, Atah! ¡Acerquémonos a aquel grupo! —señaló la joven al gentío al tiempo que reprendía la marcha—. ¡Parece que hay mucha actividad!
Tras unas zancadas llegaron a uno de los muelles donde una gran embarcación mostraba plena efervescencia. Todo tenía mucha vida.
Sansha estaba atónita al contemplar a los marineros subir y bajar por los mástiles mientras arriaban las velas, otros tiraban de las maromas arreando los aparejos. En cubierta un hombre, con el torso desnudo y lleno de tatuajes, gritaba órdenes a los remeros que se esforzaban por separar el buque del dique, el esfuerzo que hacían era titánico, luchaban contra el mar y contra varias toneladas de calado. La nave crujía perezosa por alejarse de su lugar de descanso. Las letras Nautilus lucían orgullosas en uno de sus costados.
Atah ladró reclamando la atención de la joven.
—Si, sí —dijo Sansha acariciándole el lomo—. Yo también estoy emocionada. Todo esto es maravilloso. La perrita movió el rabo a modo de contestación.
La muchacha, miembro del clan Noburo, uno de los cinco clanes de humanos que aún vivían semisalvajes, era la primera vez que veía el mar, su gente vivía en las montañas Quebradas a varias semanas de la costa, por lo que rara vez llegaban hasta aquí.
—Disculpe, señor —interrumpió a un hombre que pasaba junto a ella—. ¿Cómo se llama ese mar?
Ajustó el mugriento parche que cubría su ojo derecho antes de responder.
—¡Niña, por los ocho tentáculos del Kraken, contemplas el mar Sinefine! —apuntó el marinero con una mueca de sorpresa—. Y este puerto se llama Finis Terrae, muchachita, te encuentras en el punto más oriental de Edhen, a partir de aquí solo hay leguas y leguas de agua y misterio.
—¡Qué cantidad de diversión! —exclamó Sansha al ver todas aquellas embarcaciones dispuestas a zarpar.
Un sinfín de posibles aventuras fondeaban frente a ella.

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Aunque ya eres un autor publicado si te dieran la posibilidad de publicar tu próxima novela con una de las grandes, ¿sobre qué tema te gustaría escribirla? Y ¿a qué no renunciarías nunca en aras de la comercialidad a la que supuestamente pudiera dirigirte la editorial?
Sin lugar a duda sobre fantasía épica, lo tengo muy claro. Pero ya podría ser editorial grande, pequeño o media. Es el género que me apasiona leer y escribir.
No renunciaría nunca a escribir sobre lo que quiero, no haría una obra por encargo, y tampoco a no poder decidir sobre la portada. Considero una parte fundamental de todo libro la ilustración de la portada, supongo que al provenir del mundo del diseño es algo que tengo muy arraigado dentro.

2.- Imagino que como buen escritor que eres serás también un gran lector, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Sí, me encanta leer, aunque no tengo un momento que me guste más, pero creo que sí momentos en los que no me gusta leer que es cuando tengo sueño o estoy tan cansado que sé qué aquello que lea no va a quedar en mí.
Otra cosa es la época del año, en verano es cuando me doy la panzada de leer y leer. Me encanta sentarme después de comer y pasarme media tarde de entretenida lectura.

3.- En breve comenzaré a leer tu primera novela Ángeles Masones y espero reseñarla pronto en este mismo blog. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco? Y ¿nos puedes contar algo de tu próximo libro?
Aquí hay un montón de preguntas, vamos por partes:

No sabría decirte a ciencia cierta qué me inspira, pues unas veces es una cosa y en otras, algo bien distinto. En Ángeles masones, la inspiración me vino paseando a mi perro y fijándome en las fachadas de las casas (como he dicho vengo del mundo del diseño, en concreto, de la edificación), para Juan, el Gancho la inspiración me vino de una película, Dragonflyfire, también fue paseando, pero con mi mujer, hablando sobre ilustraciones de dragones, en definitiva, no tengo nada en concreto que me inspire.

El tema del folio en blanco, la verdad es que no tengo muchos problemas con esto, cuando tengo una idea siempre me pongo a ello de inmediato, otra cosa, es que lo que escriba sirva para algo, pero suelo tener facilidad para comenzar a escribir.

En cuanto a mi próximo libro, en estos momentos estoy con la revisión y revisión y revisión de Dragonflyfire, una historia de fantasía épica ambientada en un mundo creado por mí, con diversas razas y un mal que acecha con destruirlo todo, de aquí surgirá un joven que las circunstancias de la vida lo empujaran a enfrentarse a todo.

También estoy dando los últimos puntazos a La llave masona, aventura más adulta con parte de los personajes de Ángeles masones, aunque esta aún tardará en estar finalizada, pues hay mucha documentación que debe estar bien, no quiero errores por las prisas.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Esta es fácil. Cuando leo una libretita o un papel, donde anoto los personajes que aparecen, fragmentos que me gustan mucho, descripciones de lugares o personajes, aspectos del libro que me puedan aportar algo.
Cuando escribo, la web de la RAE.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Te voy a dar tres posibles estados en los que me puedo encontrar para comprar un libro (aunque aviso que soy muy compulsivo y compro un montón de novedades cada mes):
Sí es de fantasía épica, lo tengo claro, todos.
Sí no conozco al autor, me fijo en la portada, quiero que me atrape desde el primer momento, que casi me obligue a comprar el libro sin importarme la sinopsis (no es así, pero para que se entienda la importancia del flechazo a primera vista). En alguna ocasión también, me fijo mucho en la edición, quiero que me vendan el producto.
Sí conozco al autor (y no es de fantasía épica), que la historia me atrape, que tenga ese “nosequé” que me despierte la curiosidad.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Sí, utilizo las redes sociales, aunque cada vez menos.
En la actualidad, la que más uso es Instagram, por el hecho de poder escoger qué ver. Sí quiero solo tengo publicaciones de ilustración, o de libros o de videojuegos, no tengo porque ver los posts cotidianos de qué come uno, qué está haciendo, etc…

7.- ¿Eres escritor de día o de noche? Y añado, porque eres también nuestro profesor de escritura
Escribo de día, madrugo mucho a las seis ya estoy en funcionamiento, y trato de dedicar una hora como mínimo todos los días, aunque hay días que más (son los menos), y otros que casi no puedo dedicar tiempo (son los más).

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Diseño 3d, porque es lo que estudié, y es algo que me apasiona, aunque por desgracia cada vez tengo menos tiempo para esto.
También me gusta el modelismo.
Y los cómics, soy un gran lector-coleccionista de cómics desde los once años, y espero serlo por mucho tiempo más.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?
La Isla del Tesoro.
b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
John Long Silver.
c) ¿Qué género literario te apasiona más?
Fantasía épica.
d) ¿Eres de radio o de televisión?
Televisión.
e) ¿Mar o montaña?
Depende de la temporada, aunque eme tira más la playa.
f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
La fuerza que tienen algunas personas de mi entorno.
g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
Michael Jackson.

10.- Me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.

Donde sea, haciendo cualquier cosa con mi familia y amigos.