martes, 17 de abril de 2018

ESCRITORES SINGULARES-40: OSCAR GUAL

Oscar Gual es un ESCRITOR SINGULAR. Con una abundante producción literaria, entre la que cabe destacar Los últimos días de Roger Lobus y Los Fabulosos monos marinos o Cut and roll, acaba de publicar su quinta novela titulada El hombre de la mirada de piedra, con la editorial Aristas Martínez, que podríamos definir como una mezcla de biografía y novela de intriga, con tintes de superación personal y periodismo de investigación. Sin duda pinta muy bien este nuevo proyecto de Oscar cuya lectura muy pronto abordaré.

Oscar es también miembro de la Asociación de Escritores de la provincia de Castellón con quien ha publicado su relato El verano del dragón en la antología titulada Castellón sueña la luz de la tarde

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un fragmento de su última novela titulada El hombre de la mirada de piedra, que sin duda despertará vuestra curiosidad para acudir a leer el libro.

Leedlo, merece la pena. Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación.

FRAGMENTO (de su novela, El hombre de la mirada de piedra)

En uno de esos centros deportivos multifuncionales que proliferan en los cascos urbanos de ciudades como Valencia, barracones inmensos y mal ventilados donde embuten gimnasios y piscinas climatizadas y pistas de squash y de pádel y saunas y centros de masaje y de fisioterapia y un bar y una cafetería y una sala con máquinas expendedoras de snacks energéticos y una tienda de productos de alimentación natural y un castillo con bolas de colores para los niños que esperan a que sus padres quemen la cantidad exacta de calorías que les ha recetado su nutricionista. Pero no es solo eso: estoy en una pista de pádel y, peor todavía, estoy mirando una partida de pádel. Uno de los jugadores es un varón de mediana edad, casado y de reciente paternidad que ve por el retrovisor de su vida cómo mengua su libertad y necesita seguir creyéndose capaz de hacer las mismas cosas que hacía antes de adquirir tantos compromisos. Juega al pádel como redención. No es algo que yo suponga, lo sé: Vlad ha recopilado los datos personales de ambos jugadores. Se trata de esa clase de varón bajito y de cintura ancha que corretea lenta pero incansablemente por la pista igual que un pato borracho. Cinta chorreante de sudor lechoso que envuelve su cabeza cuadrada, camiseta de tirantes por la que asoman dos temblorosas tetillas, rosadas y peludas como crías de hámster, gafas con cordel, protecciones flamantes en cada articulación, alguna incluso puesta del revés. La equipación en su conjunto transmite esa misma impresión postiza que un traje nuevo en un abogado recién salido de la facultad, como si el envoltorio no terminase de armonizar con aquello que envuelve. Se toma una pausa para secarse las manos y recuperar el aliento tras cada punto y celebra los suyos con una efusividad fuera de toda lógica y decoro teniendo en cuenta las escasas veces que gana, pues su rival es otro señor bajito pero en cambio enjuto, nervudo, que también corretea incansablemente por la pista pero lo hace con mayor rapidez y sentido estratégico del juego. Como una comadreja.

ENTREVISTA SINGULAR – OSCAR GUAL

1.- Aunque ya eres un autor publicado, si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Supongo que no cambiaría demasiado respecto a los temas que vengo tratando habitualmente. Apuesto a que, independientemente de la trama que fuese, asuntos como la identidad, la conciencia, las drogas o la tecnología serían puntales importantes en la historia.

2.- Imagino que como buen escritor que eres serás también un gran lector, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
A mediodía, después de comer, cuando los demás hacen la siesta.

3.- Espero poder disfrutar pronto de tu última novela titulada: El hombre de la mirada de piedra. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
No le tengo ningún respeto al folio en blanco, la verdad. Suelo escribir por desborde, quiero decir que cuando me siento a escribir es porque efectivamente tengo algo que escribir, ideas acumuladas, etc. También tengo la regla de que cuando escribo, escribo, y cuando reviso, reviso. Así no me quedo atrapado en un párrafo que no veo claro. Sigo adelante y vuelvo en otro momento.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Café, café, café y una réplica de goma del Gran Cthulhu, a la que le ruego por un poco de inspiración.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Bueno, la editorial es un buen comienzo. Exceptuando las grandes y generalistas, ciertas editoriales independientes suelen tener un proyecto  muy bien definido y engañan poco. Por otra parte, acepto recomendaciones pero únicamente de ciertas personas, con las que comparto gustos e inquietudes.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Tengo un perfil bastante bajo en redes. Sólo uso Facebook y de un modo bastante personal, muy poco autobombo. Me da coraje. Creo que es una perversión eso de que los escritores deban autopromocionarse en redes sociales. Una perversión que por otra parte han comprado algunos editores, distribuidores y libreros. No puede salir nada bueno de ahí.

7.- ¿Eres escritor de día o de noche?
De día, preferiblemente de mañana.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Escucho bastante música, aunque no soy un melómano ni de lejos, escucho lo que me gusta y a estas alturas soy poco propenso a descubrimientos. Y el cine, donde sí que me atrevo con recomendaciones y cosas más experimentales y considero, modestamente, que tengo un conocimiento más amplio y técnico.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?
Sí, una novedad: El último sueño, de Guillem López.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
Tyler Durden (Fight Club)

c) ¿Qué género literario te apasiona más?
No soy muy de géneros, el único que como tal me dice algo sería la weird fiction y alguna sci-fi también, vaya.

d) ¿Eres de radio o de televisión?
De Tele.

e) ¿Mar o montaña?
Mar, sin duda.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Mi hijo, 4 años, esta mañana tras haberse despertado a media noche a causa de pesadilla: “bueno, ha sido como una aventura”.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
Metallica. Los conocí hace 30 años, con 12, y creo que fue mi salvoconducto para acceder a la cultura adulta. Tenemos una relación muy especial esa banda y yo, jaja.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.

Una cena con buenos amigos, de esas que no hay prisa por terminar.