jueves, 3 de mayo de 2018

ESCRITORES SINGULARES-44: M.CARMEN CASTILLO PEÑARROCHA

M. Carmen Castillo Peñarrocha es una ESCRITORA SINGULAR. La descubrí con su novela de la serie Castelló Negre (Unaria) titulada La mirada de Estigia, cuya crónica de lectura publiqué en este mismo blog recientemente.


M. Carmen es una autora prolífica que posee una larga producción literaria. Además, aborda casi todos los géneros, y lleva a cabo una gran labor social literaria participando en eventos de todo tipo, y apuntándose a todo aquello que “huela” a literatura en Castellón. Es una militante de la literatura Castellonense.

Su prosa hila con fina destreza el interés del lector con la trama principal, atrapando con las subtramas que van surgiendo a lo largo del relato y que pueden llegar a alcanzar una importante relevancia. M. Carmen escribe y engancha con su escritura, entretiene, educa, revitaliza y enriquece la propia cultura literaria del lector. Gracias por todo ello.

Por supuesto, es miembro de la Asociación de Escritores de la Provincia de Castellón (AEPC) desde la que lleva a cabo también una labor militante.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato sorprendente, realista, cabal aunque con un final muy negro, como la novelaza que acaba de publicar y que recomiendo a todos.

Leedlo, merece la pena. Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

EL ECLIPSE TOTAL


Esperó hasta el momento culminante. Debía realizar el sacrificio ritual para que la luz regresara. Cuando la oscuridad se impuso, él comenzó a contar las personas que pasaban a su lado, sin sospechar que podía ser el último día de su vida: una mujer de aspecto cansado con sus dos hijos pequeños, tres. Un par de albañiles manchados de yeso, cinco. Una pareja de ancianos que paseaba a su perro, ocho. Una chica que corría, nueve. Así hasta llegar a trece, el número propicio. Era un tipo bien vestido, con traje y corbata. Le reconoció como el director de la sucursal de su banco, que le había negado un préstamo que necesitaba, y eso le convirtió en el candidato ideal.
Sin embargo, cuando se le echó encima, la víctima le vio venir y levantó su maletín de ejecutivo, donde quedó clavada su daga ritual. No contento con eso, le golpeó con él en toda la cara, dejándole aturdido. Era un auténtico desastre. Si no le sacrificaba, la luz jamás regresaría.
El eclipse continuó mientras le interrogaban. Desesperado, solo respondió que no se enteraban de nada, que la luna continuaría inmóvil en el cielo cubriendo el sol, porque no había podido cumplir su cometido. Cuando le conducían al psiquiátrico para realizar su valoración, la oscuridad persistía. Nadie le explicó que había entrado en erupción un volcán a muchos kilómetros de distancia, y que las cenizas habían cubierto los cielos, paralizando incluso el tráfico aéreo.
A él le encontraron sin vida en su celda acolchada, fulminado por el pánico que sentía al haber fallado en su sagrada misión. Su víctima, ya a salvo, continuó en su puesto de trabajo privilegiado, vendiendo acciones preferentes a clientes confiados, que perdieron todos sus ahorros."

ENTREVISTA SINGULAR 

1.- Aunque ya eres una escritora multi publicada, si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Ya está escrita. Se trata de una novela contemporánea que terminé con dieciocho años y que ha ido madurando conmigo, a lo largo de sus cientos de revisiones. Le tengo muchísimo cariño y me duele que aún no haya nacido en forma tangible.

2.- Imagino que como buena escritora que eres, serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Siempre por la noche, acurrucada en el sofá, menos durante las vacaciones, cuando puedo leer a cualquier hora del día o de la noche, bajo un árbol, en la playa o sentada en un banco a la fresquita.

3.- Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
La inspiración llega en cualquier momento, incluso durante el sueño. Mis musas no saben estar quietecitas y calladas. Nunca me enfrento a un folio o pantalla en blanco. Cuando comienzo a escribir tengo toda la historia construida ya en mi cabeza. Solo debo tener tiempo para plasmarla y revisarla varias veces.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
No necesito silencio ni concentración para escribir. Si los necesitara, no habría escrito ni la quinta parte de lo que tengo en el cajón. Puedo escribir con la televisión puesta mientras juegan un partido de fútbol, con la música a todo volumen, con niños jugando y gritando a mi alrededor... en cualquier situación. Solo necesito una libreta y bolígrafo o mi ordenador. Pero el escenario ideal, que algunas veces consigo es, tanto para leer como para escribir, con mi perrita acurrucada a mi lado y escuchando música.

5.- Me llevo La mirada de Estigia a Iran en el próximo viaje de trabajo que voy a hacer y espero luego reseñarla en este mismo blog. Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
En la sinopsis. Por supuesto, sé que puedo caer en la trampa de un resumen muy profesional y bien orquestado, con garra, pero no suelo equivocarme. Cuando la compro ya sé que el tema me va a gustar.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Utilizo Facebook e Instagram. Empecé a utilizar Twitter, pero me cuesta un poco resumir una idea en tan pocos caracteres. Es como escribir micorrelatos, y puedo hacerlo, pero prefiero expresarme sin límites y con muchas imágenes.

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
Habitualmente de noche. Le robo horas al sueño, porque trabajando, llevando la casa y teniendo una vida social intensa, tanto familiar como literaria, es el único momento que puedo raspar un instante para mí.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
El cine es otra de mis grandes pasiones. Voy pocas veces, por su precio (pronto llegará la Fiesta del Cine y entonces me desquitaré), pero tengo un montón de canales de televisión donde voy viendo películas y series siempre que tengo un momento. La música, que escucho a todas horas (aunque en la oficina no todos ven con buenos ojos que tenga la radio puesta) y la fotografía, pues me encanta reflejar momentos y expresiones. Puedo detenerme en seco en plena calle para fotografiar un arco iris, una nube lenticular que parece un ovni, la luna en cualquiera de sus fases, o a mi nieto, mi modelo favorito, siempre dispuesto a posar con una sonrisa o una mueca.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) ¿Nos recomiendas un libro? Nadie debería morir sin haber leído “Cien años de soledad”

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti. Hay tantos que no sé por cuál decidirme. Quizá cualquiera de esos “monstruos” de la literatura fantástica: los vampiros, hombres lobo o fantasmas que intentan llevar una vida lo más normal posible, intentando pasar desapercibidos en una sociedad que no les acepta.

c) ¿Qué género literario te apasiona más? Por supuesto, la novela fantástica en todas sus facetas: épica, ciencia ficción, terror...

d) ¿Eres de radio o de televisión? De ambas, cada una en su momento.

e) ¿Mar o montaña? Prefiero el mar, aunque le encuentro su encanto a la montaña.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes. Algo que a estas alturas no debería sorprenderme: que personas corruptas o que hayan hecho trampas hasta en el curriculum, no tengan la dignidad de dimitir...

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular. Adoraré, hasta el día en que me muera, a David Bowie. En su honor creé un personaje que aparece en esa novela de la primera pregunta, aquella que me gustaría ver publicada con una gran editorial.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Durante un viaje lejos de Castellón (adoro viajar), que alguien me reconociera por la calle y me dijera: “Usted es la autora de... Me encantó su libro”