jueves, 1 de junio de 2017

ESCRITORES SINGULARES-06: ELIA GARCÍA

Elia García es una ESCRITORA SINGULAR. Una todoterreno. Cuando escribe puede ser incisiva y mordaz, clara en sus postulados, sin importarle “elquedirán”. Pero también tierna, sensible y de acuarela. Maneja el lenguaje con oficio, construye realidades y ficciones realistas que pueden superar a las existidas. Y recubre sus palabras de terciopelo literario, para crear ambientes, sonidos y olores que nos transportan a historias increíbles y tatuadoras.

Elia me concedió el gran honor de presentar mi novela ¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? en El Corb de Benicàssim, una tarde que para mí ha quedado grabada en el corazón.

Actriz de futuro Goya, debutó este año en la obra “Amor en mp-3” donde demostró una clara pasión por la actuación teatral. Cantó, actuó, nos enterneció y nos desternilló con su dominio del escenario.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato con poso, de los que te llegan a las entrañas, sin filtros, literatura en estado puro. El relato habla de ese paso, el de los 50, en el que algunos quieren invisibilizarnos y en el que muchos, como Elia, brillan mejor y más bonito que nunca.

Para la ocasión Elia aceptó dramatizar su propio relato así que en esta ocasión no sólo podéis leerlo sino también contemplarlo. Os animo a ver el vídeo.

https://vimeo.com/219640255

Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación

Aquí el link a su blog de relatos donde podéis encontrar muchos más.
https://relatoscortosdeana.wordpress.com/


LOS TATUAJES DE MI VIDA

Dicen los entendidos que viviremos más de cien años. No sé si llegaré tan lejos. Lo que sí sé es que con bastante probabilidad viviré muchos más de los que me esperaba cuando llegué a la vida laboral.
Dicen los que no ya quieren callarse que la hucha de las pensiones está a punto de quebrar. No sé si llegaré a cobrar algo cuando me jubile. Lo que sí sé es que tengo una factible solución para asegurarme un pequeño plan de pensiones: mi piso en propiedad en una zona envidiable, justo al lado de una de las urbes más bonitas del planeta. Algo es algo…
Sí, estoy en los cincuenta. Nos llaman ahora cincuentañeras. ¡Y a mucha honra! Me miro al espejo y los últimos meses mi cuerpo ha cambiado un poquito más. Dicen que las mujeres dejamos de segregar ciertas hormonas al final de nuestra vida fértil, pues ya no nos sirven, y en consecuencia nos “armariamos”. No sé si mi esbeltez volverá a mí, o aparecerá ya la flacidez y delgadez de la vejez…
Lo que sí sé es que la vida  me va dejando regalos como tatuajes permanentes en mi cuerpo y en mi alma. Algunos de ellos habituales en mi familia, como las manchas blancas en antebrazos y piernas. Otros inscritos en mi ADN, como las múltiples pecas que, al igual que el resto de mi cuerpo, se van agrandando. Ciertos tatuajes los adquirí jugando con mis gatos: pequeños arañazos pero profundos, como el corte que me hice podando un hibiscos, y permanecerán hasta el final.
Y los más escondidos, los del alma: desde pequeñas manchas marrón oscuro, algunas provenientes de, con fortuna, olvidadas heridas del corazón, hasta sangrantes dibujos de experiencias lastimosas y relaciones moribundas que se suceden, ya sin freno, en esta pendiente de la vida.
Y me encantan mis tatuajes. No pago a nadie para que me los haga, son de mi propia creación, y para toda la vida. Inconsciente o conscientemente, los pinto todos los días, a mano y con más o menos precisión, a colores o con una sola tinta, con letras o imágenes; siempre grandes, siempre profundos.

Quiero llegar al final de mis días llena de ellos, y tener la mente clara y centrada para permitirme recordar cómo los creé.

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Me apasionan las relaciones sociales. Así que seguro sería una novela donde estas fueran las grandes protagonistas. En cuanto al tema en concreto, creo que vendría dado por el momento vital en el que me pusiera a escribirla.

2.- Imagino que como buena escritora que eres también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
El momento lo marcan mis biorritmos: el mejor es el que me permite centrarme con facilidad en la lectura; me encanta evadirme de mi entorno y sumergirme en el relato. He de decir que mi momento de lectura ideal es aquel en el que me acompaña el runrún de las olas del mar…

3.- He podido disfrutar de la gran originalidad de tus relatos en el taller de escritura de Benicàssim al que ambos asistimos. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Pues la verdad, no me enfrento al papel en blanco. Él viene a mí cuando lo desea; cuando es así, las palabras fluyen con naturalidad.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Quiénes, diría yo… mis gatos. Detectan mi concentración y se colocan a mi alrededor como guardianes de la lectura.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Lo primero que veo es el título, y acto seguido le doy la vuelta al libro y leo la sinopsis y las opiniones de la contraportada. Y sobre todo me fijo en las recomendaciones de mis amigos.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Las utilizo, tanto en mi profesión (blog, linkedin, Facebook, twitter), como en mi vida privada…tengo un blog anónimo de relatos cortos…

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
Pues depende de la inspiración; del momento de relajación y soledad del que dispongo. Y puede ser a cualquier hora.

8.- Aparte de la literatura, sé que te apasiona el teatro y que has debutado recientemente. ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿la recomiendas? ¿tienes más proyectos de teatro próximamente? Aparte del teatro, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
De hecho, la disciplina teatral la recomiendo en los cursos  de habilidades comerciales y de comunicación que realizo en empresas. Siempre quise estudiar teatro y este año he podido apuntarme a un curso de iniciación. Y continuo formándome, esta misma semana asisto a un curso de máscaras teatrales. Soy muy curiosa y me gusta aprender y ejercitar nuevas artes: he practicado la esgrima, bailes de salón, esquí alpino, entre otras actividades culturales y deportivas. Actualmente pertenezco al grupo de Habaneras de Benicàssim, Canya de sucre.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) ¿Nos recomiendas un libro? Si tengo que escoger uno sólo, recomiendo  uno muy diferente a lo que suelo leer y que me sorprendió gratamente:
Wonder, de Raquel Palacio. Lo encontré de casualidad en una estantería de la biblioteca de la UJI, buscando  novelas en inglés para practicar, y me enamoré de August, su personaje: un niño de 11 años no escolarizado con síndrome de Treacher Collins que se enfrenta por primera vez al colegio y sus nuevos compañeros. Me impactó.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti. Como me gustan tanto los misterios, y su resolución, te diré que es Sherlock Holmes.

c) ¿Qué género literario te apasiona más? La novela de misterio.

d) ¿Eres de radio o de televisión? Soy de series de televisión. La radio por las mañanas y también en el coche, solo con música.

e) ¿Mar o montaña? Mar, mar, aunque solo lo vea desde la montaña…

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes. Una de ellas es el desierto rojo del Namib, el más antiguo del mundo… Lloré de emoción cuando pisé su arena.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular Me es difícil concretar... me encanta la música, forma parte de mi vida, de mi día a día, sola o en compañía…Disfruto mucho yendo a conciertos, también de música clásica. Un cantante que me gusta mucho, por su voz y su saber estar delante del público, es Michael Bublé.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
En esa escena seguro que hay mar, buena compañía, conversación animada, música de fondo, y una copa de vino tinto.