viernes, 22 de diciembre de 2017

ESCRITORES SINGULARES-29: ANA VIDAL

Ana Vidal es una ESCRITORA SINGULAR. Sus relatos mezclan el costumbrismo de lo cotidiano con las recreaciones metafóricas más sorprendentes. Su punto de vista sobre un hecho o suceso es siempre diferente, inimaginable en ocasiones y se pueden descubrir sentimientos de rincones inexplorados u objetos inanimados e inánimes.
Ana es una devoradora del mundo del relato. Los escribe, los imagina, los comparte, los prolifera, propone temas de escritura, iniciativas de gotas de prosa, incide, pincha al escritor que zanganea el fin de semana con sus propuestas de El Bic Naranja, y eleva a lo más excelso, cuando no a lo más sensual los mismos con su prosa recitada, con esa voz radiofónica, magnética que te atrapa y te mantiene pegado al auricular.
Es un placer escuchar los relatos que Ana lee en su colaboración del programa radiofónico Soles en el ocaso, que ella eleva de categoría, alcanzando éstos un nivel superior, más dramático, más real y seguramente cercano a la imagen que nos creamos cuando los leemos de su voz.
Ana es también una escritora publicada. Su libro Erase de una vez ha triunfado en el mundo relatista y ha sido una gran satisfacción para ella. Esperamos pronto una nueva entrega. Y si esa nueva recopilación futura pudiera editarse en audiolibro sería para mí su creación perfecta.
A continuación comparto con todos vosotros, lectores, el relato titulado Y llorar. 


Escuchadlo, es interrogante, invita a meditar, a dar una vuelta de tuerca a nuestra vida, a nuestro entorno cotidiano y es, sin duda, redondo.
Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

Y llorar

Si llorásemos más. Si nos atacase el llanto a la vuelta de la esquina, por la mañana camino del autobús. Un llanto que nos durara hasta la tercera parada. Contagioso. Que se extendiera por los asientos contiguos, que llegase hasta el conductor, como lluvia en el parabrisas. Si la gente bajara, entonces, y tuviera un día triste y llorara encima de los informes, si anegara el teclado y manchara de rímel la moqueta gris perla. Si llorara la cajera del supermercado, el panadero con las lágrimas en la masa, salando la bollería. Si llorásemos en el bar al pedir un café con leche y dos de azúcar y unos churros, por favor. Si lloraran los padres y madres en el parque mientras columpian a los niños, el chico del telepizza, la china de la tienda. Si llorara el barrendero, los que riegan la calle de noche. Si lloráramos más, un día, a todas horas. Si lloráramos. Qué pasaría.

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
La verdad es que no me veo escribiendo novelas, pero si lo hiciera creo que me gustaría escribir una novela sobre algo de mucha importancia pero que pasa desapercibido a nuestros ojos. Me gustaría descubrir algo. 

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
En todos, de hecho tengo libros repartidos por toda la casa y no salgo sin uno, por si hay oportunidad. Me gusta especialmente levantarme un sábado o domingo y leer en el sofá, al sol, tomando un café. 

3.- Nos puedes contar cuál ha sido tu experiencia con la publicación de tu libro de micro relatos titulado “Érase de una vez”? Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Mi experiencia con la publicación ha sido muy bonita. No ha sido un proceso de buscar editorial y esperar respuestas, más bien el libro vino a mí y todo lo que ha pasado con él ha sido un regalo. Tengo mucho que agradecer a la editorial Enkuadres y a Kike Parra, el director de la colección. Saber que me lee gente que no conozco o que una parte de mi está repartida por el mundo, eso me encanta. 
En cuanto a los temas que me inspiran, lo cotidiano y las metáforas que generan son mi mayor fuente de inspiración. Cualquier cosa que ocurra a lo que se le pueda dar la vuelta, poner la mirada en perspectiva y observar así la vida. Como una pinza de la ropa, un semáforo, conectar eso con lo que está dentro, con las emociones. Yo no me enfrento al folio en blanco, no me siento frente a él hasta que tengo una idea, así que lo ensucio pronto.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Cuando leo me acompaña la luz, quizás un café si es por la mañana o una infusión. 
Cuando escribo me acompaña el sonido de un teclado y puede que la música, que suelo apagar para leer el texto en alto. Necesito escuchar la música del propio texto y no lo doy por finalizado hasta que no me gusta lo que dice y cómo suena.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Pues suelo fiarme de las recomendaciones. También leo libros de gente que conozco, no de todos porque, como dices, es excesivo el número de publicaciones y con las redes sociales conozco a muchísimas personas que escriben y publican libros. Leo principalmente a mujeres y no es algo buscado, simplemente me doy cuenta de que conecto mejor con la voz de las mujeres, con lo que dicen y cómo lo cuentan.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Utilizo algunas redes sociales, sí. Facebook e Instagram, en Twitter no he querido ni entrar ni sigo a nadie, no tengo perfil. Facebook es interesante como entretenimiento pero no te niego que he conocido gente y me he llevado grandes sorpresas. La gente es casi siempre lo que parece en las redes sociales. También está bien como lugar de promoción, para escribir cosas y tener un feedback rápido, aunque un poco irreal porque es no es un lugar de mucha crítica. Instagram lo utilizo más por editar las fotos, pero me interesa menos. Me doy cuenta de que en Facebook todos somos escritores y en Instagram fotógrafos. Quién sabe qué más podemos ser a partir de otras redes sociales que aún no existen.  

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
Soy escritora de cuando me pilla, quizás más de día que estoy más despejada, pero como también tengo libretas por todos lados, si me pilla a deshoras no lo dejo pasar. O sí, a veces también lo dejo pasar.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Me gusta mucho el cine, de pequeña mis padres nos llevaban muchísimo al cine y en mi familia hay verdadera pasión, mi padre de hecho se dedicó a ello una temporada. También me encanta la fotografía, que utilizo mucho para escribir. Y la música, casi siempre me acompaña la música, aunque no investigo y eso me da pena, escuchar siempre lo mismo. Bueno, creo que me gustan todas las artes, también estoy en una escuela de improvisación teatral y disfruto muchísimo, además de que la vida es improvisación y eso lo aprendes también haciendo teatro.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

     a) ¿Nos recomiendas un libro? Autoayuda, de Lorrie Moore

    b) Un personaje literario que sea inspirador para ti. Mr. Hyde.

    c) ¿Qué género literario te apasiona más? El cuento

    d) ¿Eres de radio o de televisión? De radio
 
   e) ¿Mar o montaña? Mar
 
   f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
       Una capa de invisibilidad que han inventado los chinos, ¿será verdad? Quiero una.
   
   g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
        Leonard Cohen, Take this Waltz.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
La calma interior. Una mañana en la playa con un libro y sol, el mar tranquilo.

11.- Hemos disfrutado de tu voz y tu participación en el programa de radio Soles en el ocaso, donde lees relatos de diversos temas. Me parece una colaboración muy interesante, unir literatura y radio. ¿Nos podrías contar cómo surgió esta colaboración? ¿Y si te gustaría dedicarte profesionalmente al mundo de la radio?
Pues esta colaboración surgió hace ya cinco años, en una propuesta de Miguel Ángel Pérez Calero para crear un programa en La Palma que aunara ciencia y cultura. Y ahí seguimos. Mi colaboración ha evolucionado. Al principio leía microrrelatos sobre temas concretos, exploraba técnicas que se utilizaban en el microrrelato y las ilustraba con textos que pedía a escritores que conozco. Después, porque preparar cada programa lleva un tiempo que no tengo, he optado por leer textos de libros de microrrelatos, relatos o poemas y hablar de su autor. Y en días concretos (día contra la violencia de género, por ejemplo) hago un especial con textos de varios autores.
Me encanta la lectura en alto y la verdad es que también el mundo de la radio y no me importaría dedicarme a ello, pero no lo conozco suficiente y de lejos todo se idealiza.

12.- Dentro de las múltiples actividades literarias que lideras, y para las que no acierto a comprender de dónde sacas energía y tiempo, destaco Viernes creativo que puede seguirse en Facebook y en tu blog elbicnaranja. ¿Nos podrías contar cuál es tu experiencia con tantos relatos que se han compartido en esta iniciativa? También de dónde sueles sacar las fotografías que inspiran el tema de cada viernes, que siempre son impactantes y muy motivadoras.
Ufff, yo tampoco sé de dónde saco tiempo ni energía. El bic naranja lo creó hace unos años Fernando Vicente y lo mantuvo él hasta que se cansó, de verdad que estas cosas necesitan energía. Como yo siempre le pedía que lo mantuviera, al final me pasó el testigo. Desde entonces participo mucho menos porque claro, inspira más la propuesta ajena (y Fernando Vicente me inspiraba mucho). Ahora no me sorprendo cuando llega el viernes y se publica la entrada, que suelo programar varias con antelación para que sea menos trabajoso.
Las imágenes las saco de dónde puedo, mucha gente me envía imágenes también. Realmente en internet está todo, pero no te voy a revelar mis fuentes. Hay que dejar algo a la imaginación.