viernes, 16 de septiembre de 2016

Soy yo



Mis pupilas analizan cada recoveco de la imagen que tienen delante. El alba las dilata al máximo cuando contemplan a ese ser que las mira con normalidad. La expresión que ven es serena, amigable, rezuma satisfacción y seguridad. Su piel ha adquirido la perfección inequívoca de los cuarenta y el plateado de la barba refuerza la media sonrisa que encuadra. El conjunto es armónico. Refleja un sentimiento equilibrado, plácido y plenamente feliz. Me reconocen finalmente. Soy yo.