sábado, 22 de junio de 2013

Paradoja de la cotidianidad

Paradoja de la cotidianidad


Cuando me hablas, no entiendo lo que quieres decirme. En cambio, cuando no dices nada, te comprendo perfectamente.